Caso Maldonado: “Provincia hizo equilibrio sobre campaña de Ctera”

El ministro de Educación, Walter Grahovac, desalentó el uso del material de Ctera, aunque advirtió que la desaparición de Santiago Maldonado podría tratarse en las aulas.

grahovacLa campaña lanzada por la conducción nacional de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) para que los docentes de todo el país trabajen como temática áulica la desaparición de Santiago Maldonado causó polémica en la jornada de ayer.
A través de las redes sociales, los medios de comunicación y en las mismas escuelas, padres de estudiantes de todos los niveles educativos se manifestaron a favor y, mayoritariamente, en contra de la utilización de los cuadernillos preparados por la central gremial.
Mientras los dirigentes de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), filial local de Ctera, avalaron la iniciativa, desde el ministerio de Educación provincial pusieron paños fríos sobre la discusión, en lo que pareció un intento por evitar avalar alguna de las dos posturas en particular.
El ministro de Educación, Walter Grahovac, explicó que la situación de Maldonado podría tratarse en las aulas en el marco de temáticas de derechos humanos, aplicando el filtro de la “profesionalidad docente” y tomando como base los contenidos curriculares obligatorios en vez de los cuadernillos de Ctera.

Polémica en las aulas
Santiago Maldonado desapareció a comienzos de agosto y su paradero es todavía materia de investigación judicial. Personas allegadas a él y una comunidad mapuche del sur del país denuncian que habría sido detenido por Gendarmería en el marco de un operativo en las inmediaciones del río Chubut. Sin embargo, hasta el momento la Justicia no ha podido determinar la veracidad de dicha versión.
Distintos sectores políticos están utilizando la incertidumbre sobre la situación o el paradero de Maldonado para endilgarle al actual gobierno nacional similitudes con la última dictadura militar, aseverando que lo ocurrido con el joven es un episodio de terrorismo de Estado.
En ese marco, desde la conducción de Ctera, que se reivindica como parte del kirchnerismo, se propuso trasladar dicha hipótesis en las aulas de todo el país, tanto en el nivel inicial, como en la primaria y secundaria, en la jornada de ayer. La iniciativa coincidió así con el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, jornada de reflexión promovida anualmente por la ONU.
En Córdoba, el titular de UEPC y miembro de la Junta Ejecutiva de Ctera, Juan Monserrat, avaló la propuesta, aseverando que “el tema ya está instalado” y que “cada uno tiene la libertad de utilizarlos o no”. Además, avaló la tesis de desaparición forzada asegurando que la medida “tiene que ver la presencia del Estado como una persona que no nos protege ni nos cuida como nos tiene que cuidar, violando principios básicos de lo que tiene que hacer el Estado asegurando la vida y la existencia de los sujetos”.
Desde el Gobierno provincial, las expresiones al respecto estuvieron a cargo del titular de la cartera educativa. Grahovac, quien a fines de la década del 90 fungió como secretario de Organización de Ctera, mantuvo una posición de equilibrio sobre la jugada gremial.
El ministro explicó que la temática global forma parte de los contenidos que se enseñan normalmente en las aulas cordobesas, por lo que desde el Ministerio alientan su tratamiento.
“Dentro de la currícula de todo el sistema educativo de Córdoba, y entiendo que en todo el país es lo mismo, hay contenidos vinculados a la participación ciudadana, a los derechos humanos, que tienen que ver con la creación de una consciencia en contra del terrorismo de Estado. Por lo tanto, nosotros entendemos que es significativo que las escuelas tomen los contenidos curriculares que ya están diseñados y que se trabaje con los alumnos, respetando las edades que tienen”, aclaró en declaraciones a Radio Universidad.
Sin embargo, advirtió sobre la necesidad de ceñirse a lo allí propuesto, por sobre los cuadernillos diseñados por Ctera: “nosotros no podríamos aconsejar que alguien esté haciendo una acción de tipo particular política en torno de un tema y mucho menos en los niveles de la infancia, pero sí que se aborden los temas tal como lo tienen planteados los diseños curriculares porque es pertinente y es bueno que nuestros niños, nuestras niñas, nuestros jóvenes, se eduquen en el respeto de los derechos humanos”.
Grahovac apeló a “la profesionalidad docente” como la herramienta para “determinar qué información concurrente con los diseños curriculares pueden aplicar en el aula o no”.
Al mismo tiempo, el funcionario expresó la posición del Gobierno provincial, asegurando que “por supuesto que repudiamos la desaparición de Santiago Maldonado, que entendemos que el Estado tiene que hacer su máximo esfuerzo para, a través del Poder Judicial, esclarecer la situación y que, si hubiese algún tipo de delito cometido por representantes de las fuerzas armadas, lo tienen que sancionar con las máximas penas”
Con respecto a la hipótesis de desaparición forzada, Grahovac dijo que el caso “está en un proceso de investigación, nosotros no recomendamos que se abra juicio respecto del proceso de investigación, como siempre debe ocurrir en la sociedad”.