Liga: Urtubey toma envión; Schiaretti sigue en pie

Los resultados de las PASO agitaron la interna dentro del bloque de gobernadores PJ por el liderazgo. El salteño ganó ampliamente en su provincia y es uno de los anotados para la conducción.

Por Yanina Soria
[email protected]

La ola que tiñó de amarillo gran parte del mapa argentino el domingo pasado, pegó duro en el centro del peronismo nacional. Los planes pergeñados por el grupo de mandatarios del PJ para reeditar la Liga de Gobernadores y, desde ahí, construir un nuevo polo de poder para pararse frente al gobierno de Mauricio Macri, quedaron –por lo menos- erosionados tras la abrumadora victoria que obtuvo Cambiemos.
Los coletazos de la derrota comienzan a sentirse dentro de un proyecto que, sin ver la luz verde aún, ya sufrió su primer traspié.
Es que de las provincias que integran ese bloque, siete fueron derrotadas en manos de la alianza y en algunas de ellas, como ocurrió en Córdoba, con registros muy altos (la brecha fue de 16 puntos). Con panoramas similares, Cambiemos avanzó también sobre Chubut; Entre Ríos; La Pampa; Santa Cruz y San Luis, aunque Alberto Rodríguez Saá no es socio de la Liga.
El mapa interno del bloque se completa con triunfos de los gobernadores de Salta, Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Casas (La Rioja).
Estos resultados aceleraron ciertos procesos que los mandatarios tenían previsto encarar para después de octubre y agitaron la interna dentro de la Liga.
Sobre el primer aspecto, si la tendencia electoral del domingo se profundiza en octubre, el lote de mandatarios del interior quedaría debilitado frente a los planteos que pretenden encarar con la Nación. Si bien es cierto que aún con una victoria contundente, Cambiemos igual necesitará de aliados claves en el Congreso para avanzar con sus planes políticos, el poder de negociación de los hombres del interior no sería el mismo.
Por eso, los cabecillas provinciales del PJ trabajan para concretar una nueva reunión de la Liga antes de octubre con el propósito de acelerar el armado del espacio para plantarse frente a Macri, desmarcarse de Cristina Fernández de Kirchner y avanzar en la embestida contra su par bonaerense, María Eugenia Vidal, en la puja por el Fondo de Reparación Histórica.
La ex presidenta podría desembarcar en el Congreso y su vuelta a la escena política también conspiraría contra los planes de la Liga. Entre ellos, el de fortalecer su representatividad en el Parlamento con el armado de un bloque federal de legisladores. Por otro lado, también aspiran a reconstruir el PJ nacional por fuera del radar de la ex mandataria.
Hasta ahora, Schiaretti aparecía como uno de los armadores y candidatos a liderar esos procesos dentro del nuevo espacio político. Sin embargo, ese designio también quedó tambaleando tras los resultados de las PASO.
El gobernador de Córdoba fue uno de los más afectados políticamente con la derrota en el territorio donde la expresión local del peronismo (Unión por Córdoba) gobierna desde hace casi dos décadas. La provincia mediterránea fue en 2015 el distrito clave para el triunfo nacional de Macri y ahora, en esta nueva instancia electoral, su poderío fue revalidado. La nacionalización de las elecciones y la amenaza del avance del cristinismo, resultaron el combo perfecto a favor del macrismo.
Golpeado Schiaretti (pero no caído, repiten desde el Panal), asoman dos hombres que, amparados en el espaldarazo que recibieron en las urnas, se postulan para liderar el nuevo bloque político: Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Manzur (Tucumán). El primero, con el plus de contar ya con una acción concreta encomendada por sus pares en la puja por el Fondo del Conurbano, esa es la pelea que sigue ahora.
No obstante en el escenario interno de la Liga aparecen dos elementos que merman las chances del salteño y, por ende, potencian al cordobés frente a la disputa por el liderazgo: 1- Urtubey no cuenta con el respaldo y el aval de sus pares que sí tiene Schiaretti por gobernar el segundo distrito más grande del país; 2- Hay quienes le endilgan aún su paso por las filas del kirchnerismo.

Pichetto
El jefe de bloque de senadores del PJ-FPV, Miguel Pichetto, es uno de los aliados que se sumó al proyecto que encarga la Liga de Gobernadores. De hecho, participó del encuentro de mandatarios hace algunos días en Buenos Aires y antes se había reunido en Córdoba con el gobernador Schiaretti en esa misma línea.
Ayer, el legislador nacional consideró que “El peronismo atraviesa una crisis muy profunda, la más importante desde el retorno de la democracia” y sostuvo que con los resultados del domingo “el peronismo está en problemas, no tiene liderazgos ni referentes clave”.