Caso Llaryora 2013, una alarma para el optimismo de Cambiemos

Los límites del deseo de un pase automático de los votos de Rossi a Baldassi.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

Los más de 130 mil votos de Dante Rossi son el botín electoral que interesa por estos días. El oficialismo de Cambiemos, o sea el macrismo y el mestrismo tratan de consolidar como propios esos 7 puntos porcentuales que permitieron, en la lectura por alianzas del domingo pasado, estirar hasta 16 la diferencia con el peronista Martín Llaryora. Pero no está todo dicho.
Hace tiempo que no existen los votos cautivos, porque la opinión pública es muy volátil y los partidos políticos han perdido espesor. Ayer, el propio Rossi lo reconoció: “no soy el dueño de los votos”, luego de señalar que “muchas conjeturas se han planteado desde que se conocieron los resultados electorales del pasado 13 de agosto, intentando dilucidar que opción electoral será elegida por los 135 mil cordobeses que optaron por nuestra propuesta”.
El alfonsinista remarcó que la lista que él encabezó, y que enfrentó a la de Héctor Baldassi (la interna concluyó 85 a 15% a favor del actual diputado nacional) buscó “representar los valores y las ideas de la Unión Cívica Radical, pero dentro de Cambiemos”.
“La mejor forma de intentar seducir a esos votantes –propuso- es incorporando en la propuesta de Cambiemos las cosas que hemos dejado planteadas en la campaña: la UCR debe tener mayor injerencia y mayor protagonismo en la formulación de las propuestas y el trabajo proselitista con vistas a la elección del 22 de octubre”. “Además, se deben receptar iniciativas que incorporen mayor sentido social a la gestión de Cambiemos”, reclamó. Para Rossi, “la foto entre dirigentes no resuelve nada”, en relación con la reunión que seguramente tendrá con el jefe de campaña, el radical Orlando Arduh, en los próximos días, pero para la cual no manifiesta ningún apuro el alfonsinista.
En la UCR y el en PRO se tienen fe. Opinan que los votos de Rossi irán a la canasta de Cambiemos en octubre, consolidando el resultado de las PASO, y asegurando así las cinco bancas de diputados nacionales que quieren ganar (Ramón Mestre dijo que serán seis, pero por ahora esa afirmación parece muy optimista).

Antecedente

Sin embargo, hay datos en la reciente historia electoral de Córdoba que deberían encender una señal de alarma en la confianza de Cambiemos.
En las PASO 2013, Unión por Córdoba tuvo internas, porque Martín Llaryora enfrentó a Juan Schiaretti con su propia lista de candidatos a diputados nacionales. Schiaretti, con el Movimiento de Unidad Peronista, obtuvo 458.978 votos, mientras que el Frente Renovador de Llaryora logró 129.998. En total, la alianza Unión por Córdoba ganó las PASO con 588.976 votos contra 435.282 de la Unión Cívica Radical. Ese 11 de agosto votaron 2.002.864 cordobeses.
Los peronistas aseguraban por aquellos días que los votos de Llaryora se sumarían a los de Schiaretti en las generales de octubre. Pretendían ignorar lo que era evidente: muchos de los que optaron por el sanfrancisqueño lo habían hecho para castigar a Unión por Córdoba. Filoperonistas, probablemente, pero no asimilables en forma automática.
Efectivamente, en octubre, a pesar de que se incorporaron más de 60 mil nuevos votantes en la provincia, Unión por Córdoba recogió una cosecha menor que en agosto.
Unión por Córdoba consiguió 532.702 votos, 56 mil menos. La suma directa no ocurrió. Sí aumentó su caudal electoral, en 100 mil votos, el Frente para la Victoria, otro canal del peronismo.

¿Entonces?
Ahora, ¿todos los votos de Rossi serán de Baldassi? Si, como se analiza, muchos de los que acompañaron a Rossi lo hicieron para darle un tirón de orejas a las formas poco democráticas del PRO para armar la lista, o incluso para cuestionar el estilo de Mestre en la UCR, ¿por qué suponer que el castigo no continuará en octubre, ya sea a través del voto en blanco o de otras opciones?
Retener la mayor cantidad de esos votos será uno de los grandes desafíos de la conducción de la campaña de Cambiemos para el 22 de octubre.



3 Comentarios

  1. El dr. Raúl Alfonsín dejó su vida en la lucha contra el colonialismo ,la oligarquía y por la libertad . Un verdadero demócrata contrario a esta oligarcas que se hicieron ricos con las dictaduras sangrientas ,si el estuviera vivo , seguro estaría muy enojado con los entregadores de un partido centenario a manos de sus peores enemigos !!! Por ello aguante colorado ,es mejor morir de pie que vivir de rodillas !!! Ja ja así le fue a macri ja ja

  2. ” EN TIEMPOS DE CRISIS,LOS QUE PENSAMOS PARECIDO TENEMOS QUE UNIRNOS”
    ( Raul Ricardo Alfonsín )

    Bajo esa consigna, nuestra agrupación tomo la decisión de acompañar en estas P.A.S.O. a la LISTA RADICAL encabezada por el correligionario Dante Rossi quien con total amplitud y sentido democrático supo contener la voluntad de miles de radicales de distintos puntos de la provincia.
    Con el espíritu que nos caracteriza no podemos dejar de decir las cosas como son,sino estaríamos siendo infieles a la verdad; el radicalismo en nuestra provincia como en el resto de argentina esta inmerso en una tremenda crisis doctrinaria,dirigencial y de principios y quienes seguimos manteniendo intacta nuestras convicciones no podemos dejar que esto siga así.
    Es por ello que luego de terminadas estas primarias seguimos reclamando apertura de todos los comités, respeto a la militancia y afiliados, formación doctrinaria a nuestros jóvenes, depuración los padrones, conducta a nuestros dirigentes y el debate que nos merecemos.
    Sobran mujeres y hombres en la Unión Cívica Radical capaces de llevar adelante nuestras banderas , con coraje y dignidad por ello es que decimos : ” Nuestros principios no se negocian”, el 13 de agosto dimos el primer paso demostrando que estamos dispuestas a seguir trabajando para que el radicalismo vuelva a ser una alternativa real de gobierno en el 2019.

    Mesa Provincial de Mujeres Militantes. AUGE CÓRDOBA

Dejar respuesta