Buen resultado para Cambiemos no reemplaza necesidad de acuerdos

Los datos nacionales le permitirá al oficialismo nacional afianzarse en su posición; hacia octubre la economía presentaría resultados positivos más perceptibles por la ciudadanía en general.

Por Gabriela Origlia

cambiemosTerminó una elección y comienza la nueva campaña que, más que nunca, estará centrada en Buenos Aires por el empate en el que cerró la PASO. En materia económica no hay que esperar cambios en la política de Cambiemos; lo que sí podría modificarse es el nivel de confianza para los empresarios. Un triunfo en una decena de distritos y una mejora de la performance electoral del oficialismo nacional también en donde perdió debería hacer que los inversores que decían estar en gateras, finalmente, salgan.
Los especialistas anticipan buenos números en la economía de acá a octubre en base al arranque estadístico que comenzó a registrarse desde mayo. Si es así y, finalmente, la gente siente la mejora Cambiemos podría afianzarse en la elección definitiva.
De todas maneras, con una proyección de los datos de este domingo, quedará lejos de tener control del Congreso por lo que la necesidad de un acuerdo con los distintos sectores políticos, económicos y sociales sigue vigente para instrumentar las reformas que viene prometiendo la Casa Rosada.
En lo político ese pacto incluiría a los gobernadores peronistas moderados o “republicanos” como les gusta definirse a sí mismos. El liderazgo de la “liga” deberá resolverse internamente después de una PASO que dejó varios heridos.
Con el empate en Buenos Aires la ex presidenta Cristina Fernández no está acabada y aunque no consiguió la diferencia esperada el kirchnerismo sigue siendo el principal opositor. Los mandatarios del interior, aunque debilitados, siguen siendo una opción válida como interlocutores de la Nación. Ni Cambiemos, ni los K ni el peronismo tienen número propio en el Congreso con lo que las negociaciones serán obligatorias.
¿Votó la gente con el bolsillo? A la luz de los resultados, no. Sino la performance de Cambiemos debería haber sido mucho más magra. Un informe del Ieral del viernes anterior a la votación marcó que -tomando como referencia el tercer trimestre de 2015- en promedio la recuperación del nivel de actividad es apenas moderado (por el efecto de la recesión de 2016), lo que aumenta la incidencia de los factores locales en la evolución de los indicadores de producción, consumo y empleo.
Las diferencias entre provincias están asociadas al tipo de actividad principal (petróleo, minería, agro, industria) y también a la holgura fiscal de cada jurisdicción. Varias provincias de la región pampeana, del NOA y del NEA, logran índices de nivel de actividad entre 3% y 5% superiores a los registrados en el tercer trimestre de 2015. En algunos de esos casos, el empleo privado muestra también variaciones positivas, pero más acotadas. En Cuyo las mejoras son imperceptibles respecto del período base, mientras que la Patagonia muestra caídas significativas, que afectan el empleo
En cada región, con actividades productivas similares, se encuentran diferencias entre provincias, que pueden responder a la posibilidad (o no) que han tenido los gobiernos de esas jurisdicciones para aplicar políticas anti-cíclicas durante la recesión de 2016. Así, la herencia de graves desequilibrios fiscales de 2015 ha complicado el ritmo de la recuperación de provincias como Buenos Aires (en la zona pampeana), Mendoza (en Cuyo) y Santa Cruz (en la Patagonia)
Después de varias semanas de incertidumbre con el dólar trepando y la Bolsa inestable, ahora deberían venir jornadas más tranquilas y hoy el Gobierno renovará, sin mayores problemas, el mega vencimiento de Lebacs.
Los empresarios, sí, empezarán a pedirle que las reformas arranques. El oficialismo ya tiene una ratificación del gradualismo que viene aplicando y si bien es cierto que no podrá discutir nada en el Congreso hasta después de octubre sí lo es que los “borradores” de modificaciones laborales, impositivas y de Coparticipación podrían empezar a circular y a discutirse. El respaldo conseguido le permitiría ser más ambicioso de lo que se viene mostrando.