Giordano: “Todesca es un porteño impertinente”

El ministro de Finanzas de Córdoba cruzó al titular del Indec, quien había sugerido relevar a su par cordobés, tras los datos revelados por Schiaretti.

Mientras el titular de la cartera política nacional, Rogelio Frigerio, realizó una visita a Córdoba teñida de protocolo y corrección política, su bajo perfil contrastó con las fuertes que declaraciones que el titular del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, Jorge Todesca, realizó a su par cordobés.
El enojo de Todesca llegó hasta el punto que pidió la renuncia del director general de Estadísticas y Censos, Héctor Conti. Esta fuerte expresión sorprende por provenir de un funcionario considerado “técnico”, en coincidencia con la visita a Córdoba del ministro más político del gabinete nacional.
Estas expresiones valieron la respuesta contundente del titular del ministerio de Finanzas local, Osvaldo Giordano, quien trató a Todesca de “porteño impertinente”, tras descalificar sus críticas a las mediciones cordobesas.
El clima de la campaña continúa así recalentándose entre Unión por Córdoba y Cambiemos, con proyectiles que, en su mayoría, no son lanzados por las bocas de los candidatos que se medirán en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del próximo 13 de agosto, sino por exponentes del gobierno provincial y de la gestión nacional.
Desde el ya célebre entredicho que el gobernador Juan Schiaretti y el presidente Mauricio Macri tuvieron en la conferencia de prensa del aeropuerto cordobés, las recriminaciones y planteos se han elevado, en sintonía con las intenciones del mandatario cordobés, quien busca polarizar con Cambiemos.
El episodio parece confirmar que la elección cordobesa no pasará inadvertida, y que tanto el peronismo cordobés como el oficialismo nacional están dispuestos a usar sus mejores cartas para garantizarse el mejor resultado posible.

Cruces por la pobreza
Meses atrás, el Indec dio a conocer el índice de pobreza para el país, y el distrito del Gran Córdoba se ubicaba entre los más afectados de todo el territorio nacional, con una medición de 40,5 por ciento de la población bajo la línea de pobreza.
A comienzos de la semana, ya en tono electoral, el gobernador Schiaretti intentó poner en contradicción a Cambiemos, coalición que ha utilizado los datos de la pobreza medidos por el Indec desde que fueron publicados.
Para ello, hizo referencia a los resultados de estudios preliminares efectuados por la dirección general de Estadísticas y Censos de la Provincia, pero confundiéndolos con nuevas mediciones del propio Indec, según aclaró ayer el titular del organismo nacional.
“Hace poco tiempo el Indec sacó que el Gran Córdoba era la región con 40,5 por ciento de pobreza y los datos del Indec del primer trimestre dicen que son 29 por ciento” dijo el Gobernador.
La disparidad entre ambas cifras fue utilizada por el mandatario provincial como una forma de desacreditar el concepto que las dos representan: una altísima porción de la población cordobesa en condiciones de pobreza. “No le creo ninguno de los dos datos, porque es una burla que se baje en tres meses 11,5% el nivel de pobreza” sentencióSchiaretti, agregando que “los números del Indec son una burla a los cordobeses” y “(la medición de la pobreza) es una vergüenza”.
Sin embargo, las duras declaraciones del Gobernador fueron rebatidas ayer por Todesca, quien había sido desplazado de la titularidad del Indec por el kirchnerismo, tras mantener una férrea oposición a las intromisiones del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para luego ser restituido a su cargo por Cambiemos.
En declaraciones radiales a Mitre Córdoba, Todesca aclaró que la segunda medición no había sido realizada por su instituto, y que la metodología utilizada era errónea. “Le han informado mal al Gobernador, la hizo la Dirección de Dirección de Estadísticas de Córdoba, usando los datos del relevamiento que se va a hacer y que no deberían procesarse trimestralmente, sino semestralmente” afirmó el especialista.
Tras ello, Todesca utilizó la fórmula de cordialidad que los funcionarios nacionales usan para dirigirse al gobierno provincial, pero asestó una fuerte crítica: “lamento mucho el juicio del Gobernador, a quien conozco y respeto mucho, pero de verdad lo que está funcionando muy mal es la Dirección de Estadística de Córdoba; es la que ha hecho esos relevamientos y esos cálculos, violando el contrato que tiene con nosotros”.
En el mismo sentido, el titular del Indec hizo alusión directa a Héctor Conti, responsable del área de estadísticas y censos de la Provincia. “Yo diría que tiene que buscar un nuevo director de estadísticas para Córdoba; no puede sostener discusiones técnicas porque no tiene la formación para hacerlo”, disparó Todesca.
Además, el funcionario aseguró que el accionar de Conti está siendo evaluado por abogados, ya que habría incurrido en “manipulación” de los datos, de manera “muy irresponsable, confundiendo al Gobernador y a los cordobeses”.
Desde el ámbito provincial, el ministro Giordano fue el único en contestar las bravuconadas de Todesca. “Es un porteño impertinente”, lo definió el economista corobés, tras descalificar las declaraciones del titular del Indec, asegurando que no está en condiciones políticas o técnicas de evaluar así los dichos del Gobernador.
El cruce de Todesca ayuda a las intenciones de Schiaretti, quien tiene necesidad de asegurar el triunfo de Unión por Córdoba para mantener vigente y apuntalar su proyecto de expansión nacional. La dirigencia del peronismo cordobés considera que la diferenciación de Cambiemos y las críticas al gobierno nacional podrán darle a UPC los puntos que necesita para asegurarse el primer puesto en los comicios.
Desde hace meses, el mandatario cordobés teje una alianza con gobernadores del interior para conformar un bloque en el Congreso que negocie la gobernabilidad con Cambiemos. Sin embargo, una derrota en Córdoba y un posible triunfo de¬ Cristina Fernández de Kirchner en territorio bonaerense pondrían en jaque su proyecto.



Dejar respuesta