Carro busca la foto con CFK (por ahora, Verbitsky)

El Frente Córdoba Ciudadana quiere reforzar su vínculo con la imagen de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, para compensar el bajo conocimiento de sus candidatos.

CarroLas tribus kirchneristas de Córdoba, organizadas hoy en el Frente Córdoba Ciudadana, conocen de sus debilidades en el plano electoral. Córdoba nunca fue un terreno fértil para ellas, y sólo una excepcional decisión del exgobernador José Manuel de la Sota de retirar de los comicios la lista de Unión por Córdoba les permitió, en septiembre del 2011, celebrar un triunfo en estas tierras mediterráneas.
Sin embargo, no es una victoria el objetivo del kirchnerismo cordobés, sino alcanzar el piso necesario para obtener una de las nueve bancas que se repartirán en estos comicios. El historial de rendimiento electoral de los sucesivos frentes K le permite a Córdoba Ciudadana ilusionarse con ese escaño, aunque saben que la polarización entre Cambiemos y Unión por Córdoba puede jugarles en contra.
El kirchnerismo sabe que necesita solidificar la porción del electorado que supo acompañarlos en comicios anteriores y, para ello, quiere evitar fugas hacia otras listas que se posiciones como opositoras al macrismo.Ante el alto desconocimiento que tienen sus candidatos en el electorado, Córdoba Ciudadana se ha propuesto hacer uso de su mejor carta: el madrinazgo de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, quien compite por una senaduría en la provincia de Buenos Aires con un nombre de lista muy similar (Unidad Ciudadana).
La estrategia, empero, parece dificultarse, y transcurrido el primer tercio de la campaña, el candidato Pablo Carro no ha logrado hasta el momento obtener siquiera una fotografía con la ex mandataria.
En el camino, el gremialista ha coleccionado instantáneas con otros referentes del “campo nacional y popular”, como el extitular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, y el presidente de Bolivia, Evo Morales.
Hoy, los candidatos de Córdoba Ciudadana sumarán una postal más en su búsqueda. El titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky, visitará la capital cordobesa para participar de una actividad sobre derechos humanos, organizada por organizaciones del medio que apoyan la candidatura de Carro, y se espera que exprese su apoyo al frente kirchnerista.

Carrera por la novena banca
La mayoría de los pronósticos sobre el resultado de los comicios legislativos de este año indican que Cambiemos y Unión por Córdoba acapararán la mayor parte de los escaños en juego. Con diferencias al respecto de cuál de ellas ocupará el primer puesto y cuál el segundo, las proyecciones señalan sin embargo una alta probabilidad de que ocho de las nueve bancas se repartan entre esas dos coaliciones.
Por esto, la competencia por la “novena banca” se ha convertido en un duelo entre las fuerzas minoritarias, con el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) y Córdoba Ciudadana como los favoritos, pero con otras siete agrupaciones con el mismo objetivo en la mira.
Para garantizarse el ingreso a la Cámara Baja la primera formación debería obtener al menos un quinto de la cantidad de votos que tenga el vencedor de los comicios. De acuerdo a las mediciones más recientes, el cálculo indica que la tercera lista necesitará obtener en octubre entre un 8 y un 10 por ciento para asegurar su acceso al Congreso.
Tanto los referentes del FIT como los del kirchnerismo consideran que su performance electoral rondará esos porcentajes en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo 13 de agosto.
A pesar de ello, en Córdoba Ciudadana temen que entre septiembre y octubre el FIT reciba una oleada de electores en busca de un “voto útil” crítico tanto con los oficialismos provincial y nacional como con el kirchnerismo, que podría migrar desde formaciones como Izquierda al Frente por el Socialismo (IFS), Somos y Gen, e incluso electores de“Para la democracia social”, la lista de radicales disidentes que encabeza Dante Rossi y que competirá contra el “oficialismo” de Cambiemos, encarnado por Héctor “la Coneja” Baldassi.
Frente a este temor, las tribus K necesitan fidelizar a todos aquellos votantes que en otras épocas abonaron a los distintos frentes kirchneristas, como el Frente para la Victoria o Córdoba Podemos.
Para ello, entienden que la única herramienta efectiva será la bendición explícita de Cristina Fernández, plasmada en una foto con el titular de la lista, especialmente dado que la mayoría de los referentes kirchneristas de Córdoba han quedado fuera de las candidaturas: Eduardo Accastello, Francisco Tamarit, Martín Fresneda, Diego Tatián, Juan Monserrat, Carmen Nebreda y Francisco Saillén, entre otros.
Hasta el momento, el encuentro con la exmandataria les ha sido esquivo, y se han tenido que conformar con referentes de menor talla. Esta postal se repetiría esta tarde, cuando Verbitsky endose la lista que encabeza Carro en la sala Agustín Tosco del sindicato Luz y Fuerza.
Allí, el periodista y referente K acompañará la presentación de la plataforma “Córdoba contra la tortura”, que impulsan organizaciones de diversos sectores, adherentes de Córdoba Ciudadana. Entre otros, estarán las agrupaciones estudiantiles como La Bisagra y La Cámpora, los jueces de Justicia Legítima Córdoba, el Comité por la Libertad de Milagro Sala, las autoridades de las Facultades de Filosofía y de Ciencias Sociales de la UNC y la Filial Córdoba de Abuelas de Plaza de Mayo.



Dejar respuesta