Provincia busca inversión externa (por defección-Macri)

El Gobernador liderará una misión comercial en Estados Unidos. Para tentar a inversionistas, promocionará su aporte a la “gobernabilidad” nacional como signo de confianza y estabilidad institucional.

El responsable del Ejecutivo provincial, Juan Schiaretti, exprimirá al máximo el nuevo error no forzado del presidente Mauricio Macri. La incorrección oral del fundador de PRO abrió una pequeña hendija para que los candidatos de Unión por Córdoba puedan desarrollar su campaña sin el molde que impone la buena relación institucional entre Provincia y Nación.
En el último acto que compartieron, y en medio de una “pelea” de dedos por el monopolio del micrófono, el contador le recordó al ingeniero que en público existen temas vedados, pero en especial durante una campaña que se anticipaba incómoda para ambos. ¿Cómo mantener las formas, el acuerdo suscripto en diciembre de 2015 cuando el kirchnerismo dejó de manejar los hilos del Estado, sin perder la identidad partidaria? ¿Cómo plantear la competencia por las nueve bancas en la Cámara de Diputados de manera ingeniosa y, a la vez, sin dejar heridas internas en cada espacio? Esos interrogantes, entre otros que marcaron la cocina de las boletas, determinarán las acciones proselitistas.
Macri erró y Schiaretti aprovechó el maná caído del cielo. Simple. Es probable que la campaña de baja intensidad de la que se hablaba semanas atrás tenga mayor adrenalina. Con seguridad, preocupa más al macrismo el resultado de Cristina Kirchner en Buenos Aires, que la diferencia entre las nóminas encabezadas por Martín Llaryora y Héctor Baldassi. Es probable que a Schiaretti también, como a todo el arco empresarial que esperará a que pasen los comicios para evaluar la conveniencia de invertir o no en el país.
Si la ex presidenta gana ¿cuánto tardará en reunir a su tropa?; ¿en qué lugar quedarán los peronistas no kirchneristas que vienen trabajando por la unificación del partido, entre ellos Schiaretti? La incertidumbre atenta contra los planes de crecimiento desarrollados por los hombres del partido amarillo y sus aliados.
El Gobernador sabe que la carta más importante seguirá siendo su gestión, cruzada por el Presidente en materia de presión impositiva pero también por índices nacionales que ponen a Córdoba como una de las provincias más pobres del territorio. Los “brotes verdes” no llegan y se impone la actitud proactiva. Es en ese marco en el que debe inscribirse la nueva misión comercial de Schiaretti en Estados Unidos.
Schiaretti intentará cambiar en una afirmación el signo de pregunta que los inversionistas externos aplican a Macri, hasta que la coyuntura política del país realice su aporte a la previsibilidad que se exige como reaseguro del envío de fondos. El Gobernador retomará la iniciativa, aprovechando la puerta al mundo que, a decir verdad, abrió el Presidente. Pero ponderará su aporte a la causa.
Sus principales operadores aseguran que Schiaretti utilizará la charla que dará hoy en el almuerzo de trabajo del Council Of the Americas, en Nueva York, para explayarse sobre las claves de la gobernabilidad política en Argentina. Quienes frecuentan los discursos del mandamás de UPC sabrán que pretende mostrarse como la columna vertebral del gobierno nacional, en función de su posición influyente como mandatario peronista y del interior.
“Los gobernadores peronistas vamos a garantizar que la Nación tenga gobernabilidad. Vamos a garantizar que no haya palos en la rueda para que saque las leyes que el Gobierno Nacional entienda que tiene que sacar, así nosotros no las compartamos. Vamos a garantizar que puedan gobernar”, había dicho Schiaretti hace pocas semanas atrás.
En Estados Unidos, en su rol de “garante”, Schiaretti tratará de cerrar el círculo y acelerar los efectos de un nuevo paradigma basado en la confianza externa.

La agenda
Acompañado por integrantes de la Cámara de Comercio de USA en Argentina y ministros provinciales, Schiaretti visitará el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID) y el Banco Mundial. En tanto, el miércoles, el mandatario se reunirá con referentes del Departamento de Estado en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental.



Dejar respuesta