Bandera de largada en la carrera por la novena banca

Los partidos que pretenden terciar en las primarias abiertas y simultaneas de agosto lanzaron a sus candidatos en un escenario que aparece polarizado. Su primer objetivo es superar el límite legal para participar en octubre.

Liliana Olivero, Pablo Carro, Néstor Moccia, Luciana Echeverría y Aurelio García Elorrio tras la novena banca.

El escenario político cordobés alberga, en esta oportunidad, dos disputas paralelas. Unión por Córdoba y Cambiemos pugnarán por el primer lugar en el podio mientras, por otro lado, un conglomerado formado por agrupaciones más pequeñas intentará ocupar el lugar del tercero en discordia.
La conformación de la coalición que reúne radicales, lilistas, juecistas y macristas más la decadencia del kirchnerismo inauguraron una nueva etapa de bipartidismo en la provincia. Hoy, nadie duda que entre las dos fuerzas principales se repartirán 8 de las 9 bancas en juego.
Las fuerzas menores guardan esperanzas de conseguir, sistema D´Hont mediante, el escaño que puede escaparse a la polarización. De todas maneras, el primer escollo que deben sortear es superar el 1,5% de los votos en las primarias abiertas, límite que la ley electoral les exige para poder ser de la partida en octubre.
La cantidad de listas que resulten habilitadas puede ser una de las claves para el posterior reparto de bancas. Cuantas más opciones disputen, menos chances tiene cada una de conseguir colarse en el congreso de la nación.
En este contexto, este segundo pelotón de fuerzas políticas encaró el inicio de campaña. Cada una buscó reafirmar su perfil y anticipó la estrategia a la que apostará para conseguir el favor del electorado.

Liliana Olivero en el Paseo de las Artes
El Frente de Izquierda y los Trabajadores es la alianza que, en la previa, aparece con más chances de ocupar el tercer escalón en el podio. Sus estrategas apuestan a cooptar sectores del electorado que no se siente identificado con las dos fuerzas principales.
“Vamos por la banca que nos robaron en 2013” afirmó Liliana Olivero en una recorrida que la llevó hasta la ciudad de Villa María. La referencia es a la elección legislativa en la que quedó relegada por un puñado de votos.
Luego, recorrió el Paseo delas Artes donde insistió con su propuesta de prohibir los despidos. “Ante la realidad de que las empresas siguen con los despidos, una de las principales propuestas que el FIT llevará al Congreso Nacional es ponerles un freno” sostuvo en ese tradicional sector del centro cordobés.

El kirchnerismo con un locro en Alta Gracia
El Frente Córdoba Ciudadana, sello heredero de lo que fuera el Frente para la Victoria, eligió la ciudad del Tajamar para arrancar con su campaña con lo que denominaron “El locro de la unidad”.
Pablo Carro, secretario general del sindicato ADIUC (docentes universitarios), aspira a conglomerar al sector que se mantiene leal a la ex presidenta Cristina Fernández. Si bien Córdoba siempre fue refractaria al kirchnerismo, los operadores de esta lista afirman que el porcentaje de adhesión que tienen en la provincia les alcanza para pelear una banca.
Su principal apuesta es mostrarse como la pata local de la candidatura de la ex mandataria y en función de ese objetivo giran sus spots publicitarios.

SOMOS apostó a las redes y a un perfil “sustentable”
La alianza formada por el Partido Socialista, Libres del Sur, el PI y el PTP eligió las redes sociales. Mediante los hashtags #AmanecedeNuevo y #SomosMas, propusieron participar con una “selfie” durante las primeras horas del viernes pasado.
Luego, Néstor Moccia, candidato a primer diputado por SOMOS, encabezó una jornada de limpieza de la costanera del Río Suquía donde concentró la miitancia de los partidos aliados.
Los armadores de este espacio esperan la confirmación de la visita de dirigentes nacionales del espacio progresista para engrosar su presencia local.

Izquierda al Frente y una mateada en el parque Las Heras
Luciana Echeverría, candidata a diputada nacional por Izquierda al Frente (MST-MAS) prefirió una mateada para presentar su propuesta principal: prohibir los aportes de campaña mayores a $10.000.
“Hacemos campaña a pulmón poniendo esfuerzo y creatividad para que nuestras propuestas lleguen a todos los vecinos. Si Llaryora y Baldassi tuvieran que hacer campaña con nuestro presupuesto, no se animarían ni a presentarse”, desafió la referente del MST.
Por su parte, Aurelio García Elorrio, candidato por una de las listas que competirán en las paso del Encuentro Vecinal Córdoba, presentó a sus candidatos en un restaurante céntrico.



No hay comentarios

Dejar respuesta