Mestre juega la última carta con Peña por su hermano

El jefe de Gabinete de Mauricio Macri escuchará por enésima vez el pedido del intendente de Córdoba para que haya un lugar en la nómina para Diego; uno expectable, claro, lo cual significa que debería entrar en los cuatro primeros.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

Ramón Mestre quedó acorralado por el macrismo y ahora lucha agónicamente por conseguir un espacio en la lista de candidatos a diputados nacionales para su hermano Diego. El plazo de presentación de listas vence el sábado, pero el miércoles será un día decisivo.
El miércoles, Marcos Peña recibirá a Mestre para discutir el armado de una lista de unidad en Cambiemos. El jefe de Gabinete de Mauricio Macri escuchará por enésima vez el pedido del intendente de Córdoba para que haya un lugar en la nómina para Diego; uno expectable, claro, lo cual significa que debería entrar en los cuatro primeros.
En Córdoba se eligen nueve diputados nacionales y ante la dispersión de las terceras fuerzas, es probable que el cociente de la mejor de ellas termine siendo insuficiente para pelear por la última banca. Así, la alianza ganadora, ya sea Cambiemos o Unión por Córdoba, podría quedarse con cinco sillas en la Cámara de Diputados. Con este cálculo, Peña tratará de convencer a Mestre de que Diego podría ser el número cinco, pero, ¿querrán los radicales correr con el riesgo de que una victoria más ajustada los deje afuera?
La UCR renueva las tres bancas ganadas en 2013, y a este paso no conseguiría más de dos.
La situación actual indica que hasta la medianoche del sábado macristas y radicales cuentan con tiempo para armar una lista de consenso, que el PRO quiere que sea encabezada por Héctor Baldassi y que el otro espacio para un candidato varón lo ocupe el intendente de Jesús María, Gabriel Frizza. A los radicales les quedaría el cupo femenino.
Si no hay acuerdo, queda la alternativa de definir en las PASO del 13 de agosto. En ese caso, podría ocurrir que la lista apadrinada por el PRO, con Baldassi de número uno, lleve radicales, lo cual aumentaría su poder de daño a la aprobada por el Congreso Provincial, con Diego Mestre a la cabeza. Además, Dante Rossi, del grupo Identidad Radical, insiste con que nada lo bajará de las PASO, ya sea que enfrente a una lista PRO y otra capitaneada por el mestrismo, o a la que surja del consenso (o sea de lo que quiera Macri).
Si hay PASO, de acuerdo con el reglamento aprobado por la UCR, el PRO y el Frente Cívico, habrá que sacar un piso del 30 por ciento para ingresar en el reparto. Y habiéndolo logrado, la lista ganadora se quedará con los tres primeros candidatos, y la segunda con el cuarto.
El miércoles, en la reunión con Peña, Mestre tendrá la última chance de salir de la encerrona en que se encuentra. Aunque el antecedente de su paso porteño para definir listas en Córdoba, en 2015, recuerda que debió renunciar a su candidatura a gobernador.

Rossi ratificó las PASO
Mientras tanto, Dante Rossi encabezó en Villa Carlos Paz una reunión del núcleo Identidad Radical en la que se ratificó que habrá competencia en las PASO.
Rossi acusó a la dirigencia de la UCR de aceptar un reglamento para la alianza que “por imposición del PRO y falta de coraje de los que resolvieron suscribirlo por parte de la UCR, se impone un sistema electoral más retrogrado que el dispuesto por la ley Sáenz Peña de 1912, y que busca de manera antidemocrática prohibir la participación en la compulsa”. “Parece que le tienen miedo a la decisión de la gente”, protestó.
Identidad Radical judicializó su oposición al reglamento aliancista porque no contempla el sistema de distribución proporcional. “Tenemos la firme convicción de que la Justicia va resolver de acuerdo a los avances legislativos producidos en 105 años, que estableció un sistema de distribución de bancas de manera proporcional a los votos emitidos”, dijo.
Además, ratificó que “vamos a competir en las PASO, en la idea que fortaleciendo la democracia interna mejoramos la UCR, y que con una UCR consolidada y autónoma mejoramos Cambiemos”.

Hoy, el Comité
Los radicales tendrán hoy una reunión para entretenerse, ya que sesiona el Comité Central. Se prevé que habrá serias objeciones al presidente Alberto Zapiola, por el resultado del reglamento aliancista. Algunos no descartan un pedido de renuncia.



No hay comentarios

Dejar respuesta