Oficial: Córdoba está en la agenda de Uber

La firma anunció sus planes de expansión a la ciudad. La noticia llega en pleno caos por el paro de transporte. Pese a la resistencia de la clase política, de la Justicia y de los sindicatos, la compañía decidió reforzar su inversión en el país y va por la regulación

Por María Viqueira

Mientras la actividad en la ciudad sigue casi paralizada por el conflicto de transporte, Uber confirmó que planea expandirse a Córdoba y a otras ciudades del interior durante este año.
El anuncio lo hizo el director general de la firma para América Latina, Rodrigo Arévalo.
Desde que Uber desembarcó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en abril del 2016, la postura adversa a posibilitar que operara unió a varios sectores. Los representantes sindicales de los taxistas accionaron ante la Justicia y si bien hasta ahora los tribunales avalaron la mayoría de sus planteos, no lograron frenar la actividad de la empresa.
Los políticos no escaparon a la controversia y desde el primer momento los gremios contaron con el apoyo del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. En Córdoba, el secretario de Servicios Públicos, Julio Waisman, rechazó de plano la utilización del sistema dentro del ejido comunal.
Sin embargo, Arévalo aseguró que tiene expectativas y valoró que hay oportunidades. “La gente está buscando otra opción y vamos a redoblar los esfuerzos”, disparó.
El CEO fue más allá y partiendo de un dato de la realidad -es decir, que las personas necesitan moverse de un punto a otro de las ciudades todos los días, más allá de los conflictos gremiales, de las pretensiones de algunos sectores y de las disputas de poder- dijo que Uber “va a estar” en donde pueda ser una elección de movilidad.
Tomando en cuenta el caos que reinó en la ciudad la semana pasada y que podría continuar varios días y repetirse con el correr de los meses, en vista de la intransigencia de las posiciones de los actores involucrados, el servicio de Uber en Córdoba podría ser una alternativa vital.
Cabe recordar que durante el paro general de abril la “variable transporte” posicionó a la compañía como una aliada potencial de las autoridades, ya que su actividad fue esencial para que, tal como quería el oficialismo, la gente pudiera ir a trabajar.
Algo similar pasó a fines de diciembre del 2016, cuando paró el transporte en reclamo por el impuesto a las Ganancias y Uber triplicó sus viajes y ganó nuevos usuarios.
La prestación que brindan los taxistas quedó en el ojo de la tormenta luego de que se viralizaran imágenes de Omar Viviani, jefe del Sindicato de Peones desde hace tres décadas, arengando a su gente a “darle vuelta los coches” a los “carneros”.
El exabrupto del dirigente cercano a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner potenció la discusión, que ya estaba instalada, sobre la legitimidad del servicio que ofrece Uber y posibilitó que muchos ciudadanos que no habían probado la aplicación la usaran.
Viviani, gestor de las protestas y de la guerra judicial en contra de Uber, le brindó una ayuda invaluable. El efecto negativo que causaron sus manifestaciones en la opinión pública incentivó a miles de personas a viajar en autos sin identificación aunque hubiera taxis circulando, por el temor a las represalias de su tropa. Además, su llamado explícito a la violencia sin tomar en cuenta las posibles consecuencias para la integridad física de los pasajeros hizo que cayera uno de los argumentos centrales de los críticos del sistema, a saber: que no garantiza la seguridad de los usuarios.
Teniendo en vista el panorama, la compañía reforzó su inversión en el país y manifestó que está “abierta” a dialogar con las autoridades.
Uber logró superar hasta el bloqueo del pago con tarjeta de crédito y su estrategia será ir por la regulación de los negocios que hace en la Argentina, lo que le abriría la puerta para operar en otros distritos. Hay un precedente favorable para la intención de la empresa de reclutar choferes en Córdoba. En febrero, la Sala I de la Cámara Federal en lo Civil determinó que cada jurisdicción debe resolver qué hace con los conflictos que puede suscitar el giro de Uber. El tribunal se expresó en ese sentido al declararse incompetente para entender en una acción declarativa de certeza iniciada por un conductor de la compañía, que buscaba un pronunciamiento que expresara que los servicios que ofrece por medio de la aplicación no están prohibidos.
Mendoza, Salta y Tucumán también figuran en la agenda de Uber. Incluso, el CEO para América latina no descartó hacer una prueba piloto en Bariloche, durante la inminente temporada de esquí, y repetir ese esquema en el verano, en otras regiones, aprovechando la dinámica del mercado. Ese escenario convierte a Carlos Paz en una firme candidata.
Además, el ejecutivo hizo hincapié en un dato que no es menor, a saber: que uno de los planes es generar oportunidades para mayores de 65 años y para personas con discapacidades auditivas.
Recientemente, se viralizó la experiencia de un usuario mexicano de Uber , quien fue trasladado por un chofer sordo (sabiendo su condición, ya que cada pasajero conoce de antemano datos así) y decidió relatarlo en la red social Facebook, con el fin de destacar la arista “inclusiva” que ofrece la plataforma. Uber alienta a quienes sufren desafíos de audición a sumarse a sus filas y lanzó una serie de lineamientos para que aprovechen al máximo las ventajas que les ofrece la aplicación.

En los hechos, ya se impuso la “modalidad Uber”

Durante la semana pasada, cientos de particulares se solidarizaron con desconocidos en las calles y colaboraron para que pudieran llegar a sus puestos de trabajo o a sus hogares.
Incluso, muchos automovilistas directamente pegaron en sus autos carteles con avisos, tales como “salgo a las ocho hacia zona sur” y similares.
Otros optaron por avisar en las redes sociales sobre sus movimientos, sobre la marcha, a fin de ayudar a sus contactos a trasladarse o para que dieran aviso a otros interesados. Además, en los barrios se organizaron “pooles” de transporte y los vecinos se turnaron para poner sus autos y llevar a sus conocidos.
Así, en los hechos, y sin aplicaciones para celulares ni medios de pago ni injerencia estatal o gremial, la “modalidad Uber” ya se impuso.



Dejar respuesta