Oficialismo en Abogados busca asegurar triunfo con alianza

Héctor Echegaray va por la reelección y sumó a su lista espacios que hasta hace poco eran oposición. Fernando Martínez Paz, por Nueva Participación, le disputará el cargo.

abogados
Héctor “Fito” Echegaray, va por la reelección, encabezando la lista Acción Profesional.

El Colegio de Abogados de Córdoba elegirá nuevas autoridades el 5 de julio y el actual presidente, Héctor “Fito” Echegaray, va por la reelección, encabezando la lista Acción Profesional.
En un intento por fortalecerse y asegurar su continuidad, el oficialismo sumó a agrupaciones que hasta hace poco eran oposición dentro de la entidad. La nueva “alianza” hará su presentación durante la jornada de hoy, en un bar de la zona de tribunales.
El letrado oriundo de Carlos Paz conduce el colegio desde hace dos años. En la práctica, su gestión casi no se diferenció de la de su antecesor, Alejandro Tejerina, quien cumplimentó dos mandatos.
En su momento, Tejerina se quedó con la conducción encabezando un frente que integró a radicales, peronistas e independientes.
En el 2013, cuando se postuló para la reelección con la lista Verde, se impuso cómodo, con el 70 por ciento de los sufragios.
No obstante, la oferta electoral se diversificó y en los comicios del 2015 compitieron varios espacios, en lo cuales se entrecruzaron afinidades profesionales y partidarias.
Echegaray llegó al cargo con el 30 por ciento de los votos. En segundo lugar quedó Marcelo Bee Sellares, de Evolución Profesional. El hermando del secretario de Gobierno de la Municipalidad, Javier Bee Sellares, se llevó el 24 por ciento de los sufragios. El tercer puesto fue para Federico Macciocchi (Compromiso por Todos).
La dispersión causó que Echegaray no arrasara. Ahora, para asegurar su permanencia, sumó voluntades y generó un espacio de confluencia entre los sectores que le disputaron el puesto.
Tal es el caso de Bee Sellares, quien se anexó al proyecto de Echegaray. Otra de las listas que se acopló al oficialismo es Nuevo Foro.
Si bien cuando comenzó la campaña Macciocchi se postuló como candidato con la lista Erga Omnes, decidió bajarse y no se presentará.
El abogado, que podría ser definido como un “progresita”, es conocido por sus contundentes posiciones en temas sensibles, como las causas ambientales. Su retiro es llamativo, ya que durante los últimos meses Erga Omnes no ahorró críticas hacia la actual dirigencia. En su página de la red social Facebook habló de “incapacidad de gestión” y de “falta de voluntad política para plantarse frente a los factores de poder”.
La falta de interés de Macchiocchi por competir en esta oportunidad podría deberse a que valora que el triunfo del “oficialismo recargado” es un hecho, ya que dará pelea valiéndose de la infraestructura del colegio, de la colaboración de los partidos que alineó y el apoyo de personas que ya están insertadas en el colegio. Otra posibilidad es que haya decidido fortalecer a su agrupación para dar pelea en el 2019.
Pese al crecimiento de la presencia de la entidad en la consideración de la opinión pública, no hay un escenario de multiplicidad de candidaturas.

Una señal del posicionamiento de Nueva Participación es el comunicado que difundió a raíz de los dichos del fiscal Senestrari. Martínez Paz manifestó su “enérgico repudio” por lo que definió como “la actitud desaprensiva y anti republicana” del funcionario. Además, invitó a las autoridades del colegio a “cumplir con su rol institucional”.

Así, con el retiro de Macchiocchi, Fernando Martínez Paz, ex abogado de la empresa Monsanto, es el único en carrera para intentar disputarle la presidencia a Echegaray, con la lista Nueva Participación,
En su página oficial el grupo consignó que a lo largo del mes difundirá sus propuestas, ideas y los nombres de los integrantes de su equipo de trabajo. Según la información a la que accedió Alfil, tienen un perfil profesional distinto al de los letrados que vienen conduciendo la entidad desde hace seis años, no han formado parte de la dirección del colegio, provienen de extracciones partidarias diversas y apuntan a un electorado que hasta ahora fue reacio a la participación política en la entidad.
Como adelanto, manifestaron que quieren “rediscutir el rol de los abogados como simples auxiliares de la Justicia” y “posicionar al colegio como un instrumento de transformación, para que recupere su voz ante la sociedad”.
Bajo esa premisa, estiman que deben dirigirlo los profesionales que trabajan como abogados y no “grupos que representan intereses diversos”. Además, opinan que la institución “también es responsable del descrédito de la Justicia”.
Una señal del posicionamiento de Nueva Participación es el comunicado que difundió a raíz de los dichos del fiscal federal Enrique Senestrari, quien manifestó desear que “caiga” el presidente Michel Temer, en Brasil, y que el “efecto” se extienda hacia Mauricio Macri.
Martínez Paz manifestó su “enérgico repudio” por lo que definió como “la actitud desaprensiva y anti republicana” del funcionario.
Además, invitó a las autoridades del colegio a adherir a su declaración y a “cumplir con su rol institucional”.
El comentario de Senestrari cosechó rechazos en los ámbitos político y judiciales, que incluyeron pedidos de destrucción. El Colegio de Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que conduce Guillermo Lipera, fue lapidario y reclamó que sea apartado de inmediato. El de Córdoba, en cambio, no hizo valoraciones.



Dejar respuesta