Schiaretti y Dujovne con el acento puesto en la reforma fiscal

Analizaron varios temas, pero más en profundidad el reemplazo de Ingresos Brutos. El ministro se mostró entusiasmado con el “boom de demanda” de hipotecarios; defendió el tipo de cambio y se enredó con el Indec.

Por Gabriela Origlia

En la reunión de Nicolás Dujovne con el gobernador Juan Schiaretti los cambios impositivos que vienen fueron uno de los ejes. El ministro reiteró que, sin las provincias, la Nación no puede afrontar el desafío fiscal que tiene y que apunta a evitar nuevas crisis.
Reconoció que el reemplazo de Ingresos Brutos (un impuesto que es potestad de las provincias) es una de las claves de la reforma porque el tributo provoca “muchas distorsiones, en especial por las retenciones de extraña jurisdicción que se aplican”.
Dijo que “están trabajando” sobre cómo reemplazarlo; Schiaretti insiste en un IVA provincial al estilo del que existe en Brasil, mientras que otros se inclinan por un impuesto provincial a las ventas, de más fácil diseño. “Seguiremos tratando el tema en el marco del Consejo de Responsabilidad Fiscal”, señaló Dujovne.
Aseguró que no abordaron los reclamos de Schiaretti sobre la inequidad en el reparto de subsidios. En el Congreso del PJ del sábado pasado, planteó: “Quiero que alguien nos explique a los habitantes del interior por qué toda la plata que pone en subsidios el gobierno nacional está para el Conurbano la Capital Federal”. “No hablamos del tema”, sostuvo Dujovne.
En una exposición en la Facultad de Ciencias Económicas organizada por los jóvenes del PRO, Dujovne explicó que hay consenso respecto de que el déficit fiscal “sólo se puede revertir gradualmente; la Nación se compromete y las provincias también”. Fue la primera vez que un ministro en funciones fue a la facultad.
“Hay que bajar el déficit porque al volverse la deuda más sustentable el costo del capital es más bajo y todo eso ayuda a que haya más productividad, lo que redunda en salarios más altos”, describió y enfatizó que en los últimos 12 años el gasto consolidado del Estado pasó de 25 a 43 puntos del PBI: subió 5 puntos el destinado a subsidios; 5 el previsional; 5 el del empleo público y tres puntos el destinado a otros rubros.
“Hay que crecer más fuerte para reducir el peso del Estado en la economía sin achicarlas prestaciones”, planteó y subrayó que en si no se hubieran eliminado retenciones hoy el rojo primario estaría en torno a 2,5% del PBI y no en el actual 4,2%, “pero entendimos que era importante ese paso para poner en marcha la economía”.
“Es muy duro lo que hay por delante para bajar el déficit –agregó-. No lo podemos hacer solos, debemos trabajar con los gobiernos provinciales que manejan un nivel de gasto muy significativo”. En esa línea recordó que avanzan en el proyecto de reforma tributaria que ingresaría al Congreso a finales de este año o comienzos del próximo y que apuesta a reducir impuestos distorsivos y a reemplazarlos por más eficientes.
“También estamos dialogando para reformular la ley de Responsabilidad Fiscal e institucionalizar una política fiscal responsable”, reiteró. Respecto del gasto consolidado, aseveró que hay signos alentadores: en el 2016 cayó 2 décimas y este año la baja sería de un punto y medio. Cerraría en 40,5% del PBI.
Sobre el tipo de cambio –un aspecto muy debatido en las últimas semanas- afirmó que si se toman en cuenta el real y el multilateral hoy es 13% más competitivo que en diciembre de 2015 y si se suma un 9% de impacto por la baja o eliminación de retenciones, el “real efectivo es 20% más competitivo”.
Dujovne se mostró entusiasmado por el “boom” de la demanda de créditos hipotecarios: “Pasamos de 300 millones de pesos por mes hace un año a 3300 millones de pesos indexados a la inflación este mayo. ¿Existiría esa demanda si no se percibiera que el Central hace lo necesario para luchar contra la inflación?”
INDEC
Ayer, en declaraciones radiales, el ministro había dicho que los números de la pobreza en Córdoba se habían analizado y que le había pedido al Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) que revisara la medición. Desde el organismo emitieron un comunicado que rechaza esa expresión y “ observa con preocupación que las manifestaciones del Señor Ministro puedan ser interpretadas como una afectación de la independencia técnica del organismo”.
Por la tarde Dujove señaló que el Indec “no comprendió en una parte” sus dichos y que, cuando habló con Juan Carlos Todesca, las explicaciones lo dejaron satisfecho. “La medición está bien y no tiene sesgo metodológico. El Indec es libre e independiente”.



Dejar respuesta