Exigencia de UCR en lista enfrió interna macrista

El presidente del PRO Córdoba, Javier Pretto, expresó su apoyo a la candidatura de su rival partidario, Héctor “La Coneja” Baldassi.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

pretto-baldassiLa dirigencia macrista comenzó a disimular su interna porque el protocolo que impone un año electoral exige un comportamiento orgánico de sus miembros. Pese a los esfuerzos, no faltaron indicios para afirmar que sigue abierta la grieta que se generó el año pasado, cuando referentes que dejaron la Ucedé para formar el PRO Córdoba y la liga de conspicuos que saltaron a la política iniciaron su disputa por los espacios de poder en el espacio fundado por Mauricio Macri.
El mandamás del PRO nacional, Humberto Schiavoni, bajo amenaza de intervenir el partido, impuso una salida al conflicto al quitar de la escena a su presidente Javier Pretto, quien debía ocupar una secretaría en la estructura nacional de la fuerza. El ex intendente de La Carlota eligió correr los riesgos y desafió a su superior: se quedó con el comando del partido a nivel provincial. Su retador, Héctor “La Coneja” Baldassi, eligió honrar el llamado a la discreción porque tenía más que perder que su compañero de banca. En aquella oportunidad, como ahora, sonaba como el favorito por el Presidente para encabezar la boleta de diputados que se medirá en las urnas, en octubre.
Las diferencias irreconciliables entre Pretto y Baldassi (también entre sus adláteres) se hacían evidentes en la sequía de eventos compartidos, en la ausencia de referencias recíprocas. El ejemplo reciente lo ofreció la asunción de autoridades del PRO Capital. El ex árbitro internacional eligió asistir a la despedida que organizó Atenas a su jugador estrella, Bruno Lábaque. Mientras, el baldassista Aberlado Losano montaba un acto paralelo para lanzar su candidatura a intendente de la ciudad.
Baldassi esquivaba las preguntas elementales sobre el apoyo del partido a su candidatura. Desde su entorno, repetían como un mantra que el diputado “tiene el apoyo del presidente Macri, de las encuestas y de la gente en la calle”. Touché.
Determinado a prescindir de la venia de aquellos que lo acompañaron en su primera elección en 2013, el apoyo que Pretto le brindó a través de las redes sociales sorprendió a más de uno. “Héctor Baldassi es el dirigente mejor posicionado de todos y debe encabezar la lista”, fue la declaración que replicó a través de Twitter, realizada en el programa Palabras Cruzadas de Canal C.
Las versiones -puestas en circulación por macristas afines al ex legislador de Unión por Córdoba- indicaban que la “gentileza” debería ser pagada con el ingreso a la lista de Soher El Sukaría. La semana pasada, trascendió que las mujeres macristas comenzaron a exigir espacios expectables en la negociación, sabiendo que deberían competir con las propuestas por los negociadores de la UCR.
La nómina de postulantes que iniciaba la legisladora provincial se completaba con Silvina Canale (sugerida por la senadora Laura Rodríguez Machado); y las baldassistas, Mónica Lanutti y Eugenia Gordillo.
Más allá de la danza de nombres, un factor que puede explicar con mayor exactitud el repentino apoyo partidario a Baldassi, negado hasta hace pocas horas, se relaciona con la decisión del exgobernador peronista José Manuel de la Sota de apartarse de la compulsa.
El escenario electoral no sólo cambió para los principales implicados en la determinación, Unión por Córdoba; también para los socios de la alianza Cambiemos. El mestrismo entiende que la deserción de De la Sota favorece las chances de Diego Mestre de realizar una elección expectable. Las encuestas a las que apelaban para explicar su resignación a ceder el escaparate al macrista mejor posicionado, parecen importar poco.
Olfateando la embestida, parece que en el PRO resolvieron lamer sus heridas y blindarse en el frente interno para reducir, dentro de sus posibilidades, la embestida que preparan os radicales.



Dejar respuesta