Tatián (en doble campaña) desplanta a Nación con relato K

El decano de Filosofía intenta en simultáneo garantizar la sucesión en su Facultad y posicionarse como candidato K para las legislativas.

El 2017 encuentra a Diego Tatián inmerso en dos arduas campañas. Por un lado, el decano de Filosofía y Humanidad de la UNC está trabajando para garantizar la sucesión en su unidad académica con su secretario académico, Juan Pablo Abratte, como candidato. Por el otro, persiste en su intento de posicionarse como el bendecido de las tribus K cordobesas para encabezar la lista de diputados nacionales.
En ello, el filósofo Tatián no escatima oportunidad de pararse como el paladín del antimacrismo, enarbolando el más puro relato kirchnerista, y utiliza dicha estrategia para acumular capital político en las dos disputas electorales a las que tiene que hacer frente.
Como parte de su doble campaña, cobró notoriedad en días recientes una carta mediante la cual Tatián rechaza la invitación del gobierno nacional para participar de la Noche de la Filosofía, evento organizado anualmente por el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos que dirige Hernán Lombardi.
Con lo más intransigente del discurso kirchnerista, el decano priva a su Facultad de estar representada en una actividad con participación plural (basta sólo tener en cuenta su invitación para comprobarlo) y logra la ansiada visibilidad a través de la ausencia.

La fiesta del pensamiento
La cartera que conduce Lombardi organiza este año la tercera edición de la Noche de la Filosofía, con sede en el Centro Cultural Kirchner. La actividad replica un formato que, desde que en 2010 se estrenó en la capital francesa, fue repetido en distintas ciudades del mundo.
En su primera edición argentina, fue organizada por el ministerio de Cultura porteño. Al mudarse a la Casa Rosada, el macrismo trasladó el evento para darle una impronta nacional.
La misiva en la que Tatián rechaza la invitación al evento fue difundida por distintos medios, incluyendo el programa del icónico Víctor Hugo Morales, y viralizada por parte de la militancia kirchnerista cordobesa. En ella, Tatián afirma que no le “resulta posible aceptar” la invitación a la Noche de la Filosofía “por diversas razones”.
Como primer argumento, el Decano hace referencia al slogan utilizado en la difusión del evento: “la fiesta del pensamiento”. “Considero que el pensamiento no puede ‘estar de fiesta’ (…) mientras la Argentina es entregada al saqueo económico, cultural y moral por el mismo gobierno que invita a la fiesta”, expresa el precandidato kirchnerista, en un golpe directo contra la gestión de Mauricio Macri.
Tras ello, Tatián despliega el conjunto de letanías antimacristas que conforman la versión más actualizada del relato kirchnerista: “una dirigente indígena como Milagro Sala está detenida ilegalmente -y es torturada psicológicamente de manera sistemática- desde hace más de un año; los genocidas de 30.000 desaparecidos están a punto salir en libertad; la educación pública es objeto de un desguace sin antecedentes; las protestas sociales son brutalmente reprimidas; cientos de miles de compatriotas están perdiendo su empleo; se legitiman golpes de Estado en la región como en el caso de Brasil; la corrupción sistemática es probablemente la mayor que se registre en la historia argentina; la deglución del patrimonio público por los intereses privados se produce a velocidad de vértigo, y un largo elenco de muerte cuya enumeración exhaustiva sería aquí inconvenientemente larga”.
Algunas de las objeciones planteadas por el filósofo son fácilmente contrastables con la realidad: Cambiemos impulsó en el Congreso la sanción de una ley para privar a los genocidas del beneficio del 2 por 1; las universidades públicas lograron importantes aumentos en el presupuesto de este año; las cifras de empleo del Indec muestran que la caída en los puestos se ha reducido o hasta disminuido.
Sin embargo, en otras de sus afirmaciones, Tatián se anima a realizar afirmaciones que bien podrían ser objeto de una citación por parte de la Justicia, en cuanto manifiesta su certeza sobre la existencia de graves delitos, incluyendo algunos de carácter de lesa humanidad.
Esgrimir “la tortura psicológica de Milagro Sala” o una “corrupción sistemática” no deberían ser simples recursos retóricos para dar énfasis a su descontento con el actual gobierno, puesto que constituyen graves denuncias.
El tono de Tatián contrasta con su alter ego del kirchnerismo universitario, el exrector Francisco “Pancho” Tamarit, otro mencionado en la tómbola de posibles candidatos del Frente para la Victoria. A diferencia de Tatián, Tamarit continúa participando del directorio del Conicet, en representación del Consejo Interuniversitario Nacional, y coordina a pedido de Hugo Juri la unidad ejecutora CRES 2018, que organiza el mayor evento académico de la gestión rectoral.

Agenda de candidato
Las negociaciones para colocar a Tatián como candidato a diputado nacional avanzan en el kirchnerismo, aunque son resistidas por algunas tribus que creen en la necesidad de “renovar el discurso”.
En los próximos días, el decano deberá compatibilizar sus tareas militantes en Filosofía y Humanidades con actividades proselitistas del kirchnerismo. Una de estas últimas será la conferencia “La Córdoba del 70/30” que, organizada por el colectivo Más Democracia, compartirá con otros referentes K como Tri Heredia, la diputada nacional Gabriela Estévez, la sindicalista Irina Santesteban y Mariana de la Vega. También será de la partida su colega universitario Pablo Carro, titular de Adiuc y de la CTA cordobesa, quien también se encuentra en carrera por una candidatura legislativa.
Tatián especularía con que una victoria contundente del binomio oficialista, conformado por Juan Pablo Abratte y Flavia Dezzutto, potenciaría sus acciones en el mundillo K, por lo que evitaría lanzarse full time a la campaña territorial hasta después del 6 de junio.



Dejar respuesta