Abogados y fiscales por Reynoso en Talleres

¿Cómo queda parado Fassi después de que el DT Kudelka no incluyera de titular a “Bebelo” ante Belgrano? La atribución del entrenador generó sorpresa, justo a 45 días de que termine su contrato en el club. ¿Renovará? Justo es año electoral en barrio Jardín.

Por Federico Jelic

El clásico fue en paz, Talleres y Belgrano regalaron un empate 1 a 1 con más polémicas que emociones, con goles y la tribuna pintada de albiazul, aunque en el campo de juego le faltó el hombre de la varita mágica. Emanuel Reynoso no estuvo entre los 18 convocados, porque todavía quedan secuelas sociales, estigmatizantes y punitorias sobre el enganche, a pesar de haber concentrado. Y eso que durante la semana, el presidente de la entidad de barrio Jardín, Andrés Fassi, dialogó con varios medios lanzando mensajes de “cambiar de tema” y de que su jugador “solo hablará con la justicia”. Es que al rato “Bebelo” fue imputado por la fiscal María Eugenia Pérez Moreno por ser presunto “partícipe necesario” tras el confuso episodio de tiroteo que ocurrió en su barrio Estación Ferreyra, cuyo auto fue reconocido por los vecinos y se sembró todo tipo de sospechas en su entorno.
Para darle armonía y paz al clásico, el mandamás de Talleres y hombre fuerte de Pachuca de México participó de un acto en la Municipalidad de Córdoba junto al flamante titular de Belgrano, Jorge Franceschi, en plena adhesión a un clásico sin violencia. Todavía quedan secuelas de la muerte de Emanuel Balbo en el clásico pasado, asesinado a golpes por propios hinchas de Belgrano. Con ese contexto, Fassi salió a ponerle paños fríos a la situación de Reynoso.
“El jugador va a hablar de este tema solamente con la Justicia. Y Talleres no le cierra la puerta a la causa, se pone a disposición para cualquier investigación para que todo se solucione”, comentó con su particularidad discurso, plagado de convencimiento y énfasis. Y después, cuando cada periodista renovaba la inquietud sobre la materia, respondía con un diplomático “hablemos de fútbol, de ese tema se encarga la justicia”.
Pero a medida que pasaban las horas, crecía la incertidumbre. Diego Hak, secretario de Seguridad de la Provincia de Córdoba, hasta deslizó la posibilidad de que se le aplique el código de rigor para protagonistas con causa judiciales. “Si la Justicia efectivamente determina que el jugador estuvo allí y su culpabilidad, nosotros vamos a esperar una sanción ejemplificadora desde el club. Si no se presenta esa situación, si sólo es sancionado económicamente, le aplicaremos el programa ‘Tribuna Segura”. Es decir, estaba siendo juzgado antes que la Justicia. El programa “Tribuna Segura” consiste en identificar mediante el número de documento nacional de identidad si la persona que está por ingresar al estadio a presenciar el espectáculo se encuentre involucrada en algún asunto policial o legal. ¿Ese novedoso instrumento también se puede aplicar en los deportistas? En principio, no.
De todas formas, estaba aclarado el tema: no había ningún impedimento de tipo jurídico que le impidiera a Reynoso jugar el clásico. Ninguno. Talleres no iba a sufrir consecuencias ni nada por el estilo. Legalmente, tanto el club como el futbolista estaban amparados. Fassi ya había movido sus contactos, haciendo los deberes en las altas esferas, cerciorándose de que dicho escenario no le sea contraproducente. ¿Y entonces?

Reynoso no juega
Algunos aducen que al llegar a la concentración, Reynoso habló con el técnico, hubo algunos retos pero después entrenó a la par de sus compañeros. Con cierto tino, valorando la posibilidad de que no sufra alguna alteración emocional, no estuvo en la rutina de fútbol. De todas maneras, se especulaba con su inclusión. Asimismo, por lo bajo desde la institución manejaban la aplicación de algún tipo de sanción para el jugador de 21 años, conforme a las normas del “código de convivencia interna”. En enero pasado, el delantero Sebastián Palacios sufrió un accidente de tránsito a altas horas de la madrugada con su vehículo después de pasar el tiempo en algún establecimiento recreativo, con ingesta. Y recibió un castigo económico. Por cierta jurisprudencia, misma sanción debería recibir Reynoso después de aquel precedente.
De todas formas, la penitencia no incluía quedar marginado del duelo ante Belgrano. Es un factor fundamental, pieza clave en la estructura, y después de dos derrotas consecutivas, caer otra vez y en el derbi cordobés hubiera sido demasiado arriesgado en tiempos sensibles. ¿Habrá influido la foto que subió su compañero Wilfredo Olivera, en selfie, con Reynoso haciendo la seña de una pistola con su mano izquierda? Imprudente.
Así y todo, el DT impuso su postura. Se tomó la atribución de actuar sin consonancia con la dirigencia y lo desafectó del partido más importante del año. Juan Ramírez lo reemplazó y Reynoso ni siquiera fue al Mario Kempes a acompañar a sus compañeros.
“Fue una decisión deportiva, no dirigencial. Queremos aclararlo. No intercedimos en esa determinación ante el cuerpo técnico”, puso claros sobre oscuros el vice de Talleres, Rodrigo Escribano. Hubo todo tipo de rumores no confirmados: que Fassi le rogó a Kudelka que dispusiera de Reynoso bajo cualquier concepto y que el propio DT hasta amenazó con renunciar si no se respetaba su voluntad. Demasiadas contrariedades a horas de enfrentar al acérrimo rival de toda la vida, ante todo el público de Talleres.
¿Cómo queda parado Fassi tras este incidente? ¿Pierde poder? ¿Se sintió desautorizado? No hubo consenso y eso es indisimulable, aunque no por esto sea inevitable que dé pie a consecuencias de otra naturaleza en la relación laboral.
No obstante, hay que aclarar una situación: el contrato que une a Kudelka con Talleres vence el 30 de junio. La convivencia lleva casi dos años y medio, con dos ascensos y con el equipo consolidado en Primera División. Desde lo deportivo no hay objeciones de ningún tipo. ¿Se crearán rispideces después del caso Reynoso?
Salvo que Kudelka tenga una oferta del exterior, es difícil imaginarlo fuera de barrio Jardín. Mostró personalidad y carácter en actitudes como la exclusión de Reynoso, acción que no cayó del todo bien en la cúpula directiva. ¿Renovará? Talleres con “Bebelo” hizo de abogado defensor y su DT, casi de fiscal en esta “causa albiazul”. ¿Cómo continuara la relación? Justo es año electoral en barrio Jardín, y perder a Kudelka puede ser un lastre a corto plazo…



Dejar respuesta