Históricos se consolidan en SRT

La victoria de la vocalía obrera le correspondió Julia de Olivo. El resultado del miércoles fue un calco del de hace dos años, pero con las tres listas de oposición unidas.

Por Gabriel Osman
[email protected]

srt
Julia D’ Olivo, directora obrera electa en los SRT.
(FOTO GENTILEZA SRT)

Reducto kirchnerista en el sistema mediático hasta abril de 2015, los Servicios de Radio y Televisión de la UNC (SRT) muestran síntomas de cambios en sus procesos políticos internos. Uno de ellos fue la derrota, el miércoles, de Nicolás Gerchunoff, como candidato a vocal obrero en el directorio del multimedio, que conduce Manuel San Pedro, el hombre puesto por el rector Hugo Juri en reemplazo de Esteban Falcón.
La victoria le correspondió a Julia D’ Olivo, una maquilladora delegada del Sindicato Argentino de Televisión (SAT), que logró reunir en su lista a las tres en que estaba dividida la oposición. El resultado que rige por dos años fue de 121 a 79. La derrota del delegado del Cispren y con aval de la agrupación estudiantil La Bisagra, se explica por una simple adición. En 2015 imperaba el ala estudiantil del kirchnerismo y los diktat del ex rector Francisco Tamarit. Esto, más una dispersión en tres listas de la oposición, arrojó un resultado de 76 votos ganadores para Ernesto Fernández (aún en el cargo) contra 45, 42 y 35 votos de las tres listas opositoras.
El resultado del miércoles fue un calco del de hace dos años, pero con las tres boletas de oposición unidas. La diferencia que dio el escrutinio es mínima: un voto menos para la ex oposición (121) Y tres más para Gerchunoff (79), ahora insuficientes. ¿Polarización? Tal vez, aunque más ajustado es leerlo como un triunfo de los históricos de los SRT -la “vieja guardia”, dicho en lenguaje arrabalero-, con menos fervor en sus adhesiones a las políticas editoriales del multimedio pero más profesionales.
Fernández fue un hombre cercano a Esteban Falcón, un porteño que supo convocar Carolina Scotto para la presidencia del directorio, que después retuvo Francisco Tamarit y que era el encargado de gerenciar financiamiento con fondos nacionales, que al final llegaban con mayor dispendio del último jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.
En la actualidad los parches para el déficit de los SRT vienen en forma más ordenada, diligenciados por el propio Juri y compuestos por un mix de origen presupuestario y del Ejecutivo nacional.
En los años del kirchnerismo universitario (nueve) entraron 130 nuevos empleados al multimedio, equivalente a la mitad de la planta, si se tiene en cuenta un plantel actual de 280 personas, sólo 235 con aptitud electoral.
El multimedio de la UNC está integrada hoy por la AM Radio Universidad, Canal 10, dos FM (una del canal) y el canal digital CBA24, creado en 2011 al calor del notable triunfo por el 54% de Cristina Kirchner y su célebre “vamos por todo”. En la actualidad, hay un proyecto de transformación de éste en canal cultural, que reclama para sí la flamante Facultad de Comunicación, a través de su decana normalizadora, Mariela Parisi.
El reclamo se encuentra actualmente en el Consejo Superior, que debe expedirse. ¿En qué terminará? Parisi llegó con apoyo del oficialismo universitario e irá a elecciones. Un empujón grande sería acceder a este petitorio. Pero podría perder y llegar al decanato un gobierno de izquierda, con la posibilidad de que convierta a los SRT en un falansterio de militantes “progre”. Y la UNC ya sabe por experiencia propia lo costoso que terminaron siendo la avalancha del Santiago Pampillón, en 1986, y el más reciente de La Bisagra.