Campaña de Judiciales: mal resultado para Santesteban

En la elección de la Junta Electoral la moción oficialista se impuso cómodamente. La propuesta de la dirigente, que aspira a volver a comandar la entidad, no tuvo éxito.

En medio de una campaña en la cual la agrupación encabezada por Irina Santesteban no ahorra cuestionamientos hacia la actual conducción, la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj) eligió a los miembros de la Junta Electoral que llevará adelante los próximos comicios.
En la Asamblea Extraordinaria se presentaron dos mociones y se impuso la de la lista Confluencia, que dirige el gremio, encabezada por Federico Cortelletti, quien en dos meses buscará la reelección.
La propuesta del oficialista ganó con mucha ventaja: obtuvo 370 votos (269 del interior y 101 de la capital), mientras que Judiciales Unidos contó con 96 sufragios(44 del interior y 52 de la capital).
El cuerpo quedó integrado por Juan Manuel Nieto, Martín Zumbaino y Guillermo Verde.
Hace 10 días el sindicato convocó a elecciones para que los empleados del Poder Judicial provincial voten a las próximas autoridades.
La fecha establecida (el viernes 23 de junio) generó la reacción inmediata de Judiciales Unidos, que objetó que los comicios se lleven a cabo cuatro meses antes de que termine el mandato de Cortelletti (el 17 de octubre).
El grupo intensificó su actividad en las redes sociales y definió a los miembros de la actual Comisión Directiva como “burócratas sindicales”, manteniendo el estilo agresivo con el que viene encarando a campaña.
En tanto, desde Confluencia justificaron la convocatoria “anticipada” precisando que se definió así “para consolidar una larga trayectoria sindical de autonomía respecto a los partidos políticos”.
Además, desmintieron que se hubieran “adelantado” y precisaron que la decisión se tomó “dentro de los márgenes legales y estatutarios”.
Luego, ante la inminencia de la Asamblea General, la lista de Santesteban pidió que, aunque perdiera su moción, se garantizara la presencia de un representante de Judiciales Unidos en la Junta Electoral, argumentando que era una propuesta “plural y democrática”.
Esa postura no tuvo éxito y la asamblea validó la postura del oficialismo al respecto, que cuestionó lo que definió como una tergiversación del concepto de mayorías y minorías por parte de sus adversarios, ya que no es la forma en la que se integra el órgano electoral.
El mal resultado de ayer podría llevar a que Judiciales Unidos revea su estrategia, que se apoya en denostar permanentemente la gestión de sus colegas, más dialoguistas, por su “falta de voluntad para luchar”, en tildarlos de “débiles” y en descalificar las instancias de negociación como mecanismos válidos en la vida sindical.
Tras comandar la Agepj durante dos períodos consecutivos, a partir del 2008, Santesteban perdió las elecciones del 2014, cuando se impuso Cortelletti.
Entre otras razones, a Santesteban le costó su cargo la falta de resultados tras la virtual paralización de la Justicia durante el segundo semestre del 2016.
Si bien simpatizó con la administración de Néstor Kirchner, primero, y de Cristina Fernández de Kirchner, después, se autodefine como “militante de izquierda”.
Pese a que muchos vaticinaban que el cambio de dirigentes y sus características (más jóvenes y más k) acentuaría el conflicto con el Tribunal Superior, Cortelletti mantuvo bajo perfil.
Recién hace un año terminó su duelo post cambio de Gobierno y comenzó mostrarse más activo, luego de un 2015 discreto.
Aunque su moderación le valió muchas críticas -en especial, antes de la feria invernal del 2016, cuando el sector se fue de vacaciones sin novedades sobre la suerte de sus haberes- mantuvo su estilo.



Dejar respuesta