Desembarco (ligth) PRO en el sindicalismo cordobés

El escenario nacional con sindicatos que comulgan con el macrismo podría tener su intento de correlato en Córdoba ya que el partido amarillo busca desembarcar en el gremialismo local.

Por Yanina Soria
[email protected]

El presidente Mauricio Macri aceptó la invitación que le hizo Gerónimo “Momo” Venegas, líder del gremio de los peones rurales, y celebrará el Día del Trabajador como invitado de lujo en el acto que ese sector obrero del peronismo prepara en el estadio de Ferrocarril Oeste.
El dirigente sindical que además es titular del Partido Fe -aliado de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires- y de las 62 Organizaciones Peronistas, representa al sector gremial que desconoce la nueva conducción de la CGT nacional y que, incluso, tiene impugnado en el Ministerio de Trabajo al triunvirato que comanda la central obrera por considerar que fue elegida en clara violación al estatuto.
La presencia del Presidente junto a parte importante de su gabinete en el acto del 1 de Mayo de Ferro ratifica la alianza del jefe de los ruralistas de Uatre con el gobierno del PRO; oportunidad para nada despreciable que tiene un Gobierno no peronista para alimentar la relación con el sindicalismo oficialista.
El escenario nacional de dirigentes del sector obrero que comulgan con el macrismo podría tener su correlato en Córdoba ya que el partido amarillo podría desembarcar en un terreno hasta ahora no explorado por el PRO en la provincia mediterránea: el sindicalismo.
Y a rigor de verdad, el mapa gremial local es propenso para que un ala de los trabajadores que no tributa a la CTG oficialista y mucho menos a la kirchnerista, encuentre representatividad en una nueva vertiente obrera. La invitación la hizo Venegas a un grupo de sindicatos cordobeses para reflotar en Córdoba las 62 Organizaciones peronistas, brazo histórico político de la CGT, hoy desarticulado.
Ese proceso ya está en marcha y tiene al gremio de los peajes, Uecara, como uno de los armadores y reclutadores de nuevas voluntades.
Hace algunas unas semanas, su titular Gustavo Rossi se bajó de la CGT Regional Córdoba que conduce el delasotista José Pihen, tras no adherir al paro nacional y alegar presiones del kirchnerismo. Pese a ser uno de los dirigentes que públicamente reivindica algunas políticas de la gestión macrista, el referente que el Partido FE tiene en Córdoba ratifica su génesis peronista pero aclara que la prioridad está puesta en los trabajadores. Desde ahí abre la puerta al planteo de reorganización de un sector del sindicalismo cordobés bajo el relanzamiento de esta organización.
Nota al pie. En las últimas elecciones, antes de virar hacia el macrismo, Venegas había sido uno de los principales sostenedores de la candidatura presidencial del ex gobernador José Manuel de la Sota.
El intento de relanzamiento de las 62 Organizaciones Peronistas tiene un antecedente cercano cuando, años atrás, el kirchnerismo le encomendó al sindicalista Mauricio Saillén reflotar en Córdoba el brazo político del movimiento obrero. “Lo lanzaron pero Venegas, como titular de la organización a nivel nacional, no lo autorizó y finalmente no prosperó”, recordó un memorioso dirigente peronista.

Con Triacca
El titular de los trabajadores de peaje de Córdoba Rossi fue recibido ayer por el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triacca, con motivo de la propuesta de reconversión laboral de los trabajadores del sector. Del encuentro, el cordobés se trajo el compromiso del funcionario nacional para trabajar de manera conjunta en la capacitación y especialización laboral como garantía para la estabilidad de los trabajadores del sector.
Pero el dato político fue que Rossi estuvo acompañado por el intendente de Jesús María Gabriel Frizza, quien busca levantar su perfil dentro del PRO con miras a las legislativas. “Este gobierno escucha y suma. Por eso el ministro Triacca recibe a dirigentes sindicales del interior que tienen ideas nuevas para defender a los trabajadores”, dijo el también titular de la Comunidad de Municipios de la Provincia de Córdoba (Comupro).