Última suba del 2,1% al Suoem embarra nueva paritaria

El secretario general de los municipales, Rubén Daniele, anunció asambleas de dos horas por turnos y amenazó con un paro general para el martes. El gremio pidió un aumento del 15% para el primer semestre. El Ejecutivo tomó la suba de comienzo de año, acordada en noviembre, como parte de la pauta salarial del ejercicio en curso.

Previsible. El paladín de los empleados municipales de la ciudad, Rubén Daniele, no tardaría en desenvainar el mortero. En la jornada de hoy, el Suoem entrará en conflicto con los adláteres del intendente Ramón Mestre en el marco de las negociación salarial de 2017. Las partes no encuentran la línea media entre sus respectivas pretensiones.
Los platos rotos serán pagados por los vecinos que no podrán realizar sus trámites con normalidad, al menos hasta que la comisión salarial del Suoem y los secretarios Daniel Arzani (General) y Hugo Romero (Finanzas) consensuen un alto en el fuego o, mejor, rubriquen el acta acuerdo.
“Ante la falta de acuerdo en las reuniones por las paritarias, la Comisión Directiva y el Cuerpo General de Delegados resolvió declarar el estado de alerta y la realización de asambleas en todas las reparticiones municipales, de dos horas por turno los días jueves y viernes próximos”, difundieron desde el sindicato.
En tanto, los representantes de base fueron citados para este viernes a las 12, en la sede céntrica de la organización, para organizar una “asamblea general” para el próximo martes 25 de abril. Sin eufemismos, un paro general en el Palacio 6 de Julio y las dos centenas de reparticiones.
Es un año electoral para Daniele, quien buscará el beneplácito de sus afiliados como viene ocurriendo en las últimas tres décadas. El planteo de un escenario de conflicto muestra que, esta vez, el caudillo de los municipales no separa la paritaria de su carrera política. Y no lo hará cuando peligra “la venta” interna del acuerdo salarial de 2016, mientras la pauta para el año en curso ingresó en una clara encrucijada.
Sucede que en las discusiones de los últimos días, Daniele no logró torcer la pretensión del Ejecutivo de tomar a cuenta del futuro arreglo el 2,1% cerrado en noviembre de 2016, pero ejecutado en enero con el Presupuesto 2017. El Suoem pidió un 15% para el primer semestre, pero el tándem del staff mestrista pretende deducir la cifra que había quedado “boyando”.
Cabe recordar que antes de fin de año, Daniele les aseguró a los municipales que el arreglo salarial de 2016 cerraba en 39 puntos. Pero omitía a sus deudos información importante: el 2,1% en cuestión sería materia de análisis en la mesa de negociación del año siguiente con los índices de inflación del ciclo cerrados. Claro, si se tomaban los aumentos de enero a diciembre de 2016, la suba para los municipales cerraba en un 36,3%, tres puntos debajo de lo logrado por el Surrbac.
Parece evidente que los colaboradores de Mestre piensan en sintonía con el trato logrado entre los estatales y la Provincia. Los docentes, por ejemplo, lograron un aumento del 20% y un 3,5% de descuentos de aportes personales de los maestros a la Caja de Jubilaciones de Córdoba. Probablemente, sea beneficioso para la administración de Juan Schiaretti que los maestros, en términos de la lógica del empleador si se tiene en cuenta que los jubilados del sistema educativo superan a los activos en el rubro.
Ahora bien, para obtener un acuerdo favorable para las arcas públicas –y en el caso municipal el deseo es aún más imperioso- se requiere firmeza. Y, en concreto, se vienen días de conflicto y desgaste en virtud de las asambleas que ya anunció en Suoem.



Dejar respuesta