Achicar la mesa: primera tarea de Cambiemos CBA

Malestar por la participación, en la reunión inicial de la alianza UCR, PRO y FC de dirigentes a los que no les correspondería estar.

El martes posterior a la Semana Santa, con los espíritus renovados, los principales referentes de la alianza Cambiemos en la provincia de Córdoba volverán a reunirse para continuar la empresa de resolver el armado de la lista de candidatos a diputados nacionales.
La primera reunión de la Mesa Cambiemos no arrojó demasiadas conclusiones, lo cual fue lógico, aunque dejó vislumbrar las pretensiones de las dos trincheras de la alianza: el eje Negri/Aguad/PRO y sus PASO mixta, por un lado, y el mestrismo y el acuerdo pacífico, por el otro.
Los presidentes de los tres partidos políticos quedaron encargados de redactar un reglamento para la coalición, una exigencia de la ley electoral para participar del proceso electoral (empezando por las PASO aunque haya una lista única), que tendrá consecuencias políticas no sólo para los comicios de octubre, sino también para el decisivo 2019.
El martes 25 habrá tres borradores sobre la mesa: el de la Unión Cívica Radical, el del PRO y el del Frente Cívico, los tres partidos que integran la alianza Cambiemos. Falta ver si Elisa Carrió arrima sus pretensiones como en 2015, aunque todavía su Coalición Cívica no forma parte de la entente.
Pero, además del reglamento, habrá otra cuestión que resolver, antes de reunirse.
En el encuentro inicial participaron más protagonistas de los que estaban habilitados, y en algunos casos en representación de otros a los que no se esperaba.
El tono asambleístico que adoptó la convocatoria, de repetirse, irá complicando el avance de las negociaciones, que suelen ser más efectivas entre menos protagonistas pero con mayor poder de decisión.
El jueves pasado, los mestristas observaron azorados la presencia de dirigentes que no cumplían los requisitos necesarios para integrar la Mesa, que está reservada a los presidentes de los partidos políticos, los titulares de los bloques en el Congreso de la Nación y en la Legislatura provincial, y los presidentes de los entes de intendentes de la UCR y del PRO/FC.
Sin embargo, el macrista Nicolás Massot le abrió la puerta a Esteban Bría, que es vocal del Tribunal de Cuentas provincial pero que para las definiciones partidarias puede considerárselo de tercera línea.
Bría fue representando a Oscar Aguad, lo cual también provocó malestar entre los mestristas. Aguad es ministro de Comunicaciones y, por cierto, uno de los dirigentes de mayor imagen pública, pero el protocolo de la Mesa no debería incluirlo.

Equipo
El plan de los macristas es jugar en equipo con Oscar Aguad y con Mario Negri, por lo que Nicolás Massot llevó a la reunión más gente de la que se esperaba.
El tándem PRO/Aguad/Negri impulsa las PASO mixtas para enfrentar a Ramón Mestre, con el previsible aval de la Casa Rosada.



Dejar respuesta