Schiaretti acortó su licencia para encauzar frentes abiertos

La situación de contaminación del lago San Roque y la inundación del predio donde funciona la planta de tratamiento de residuos peligrosos de Taym, fueron algunas de las razones del retorno anticipado del mandatario provincial.



Por Yanina Soria
[email protected]

schiarettiEl gobernador Juan Schiaretti interrumpió su semana de vacaciones en Brasil y ayer retornó a Córdoba para encauzar él mismo los distintos frentes que estallaron durante su ausencia. Su regreso anticipado fue comunicado desde el Centro Cívico ya que el mandatario provincial en sus planes originales tenía previsto volver el sábado a la provincia junto a su esposa, la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Alejandra Vigo.
Sin embargo, el titular del Ejecutivo entendió que la complejidad de algunos de los temas que directamente involucraban a la Provincia y que esta semana se posicionaron en la agenda pública y mediática, requerían de su intervención y presencia como autoridad máxima.
Schiaretti fue muy criticado por todo el arco político opositor y también por el sector docente que le achacó haberse tomado licencia justo en medio de la negociación salarial que la Unión Educadora de la Provincia de Córdoba (UEPC) lleva adelante con el Gobierno. En ese sentido, si bien oficialmente no se informó el motivo del retorno anticipado, por lo bajo desde el Panal señalan que justamente el conflicto docente no estaría entre las principales razones del cambio de planes. Es que el mandatario provincial se fue con el conflicto ya iniciado y con una mesa de discusión ya conformada, esta semana el ministro de Educación Walter Grahovac, fue quien respondió a los planteos hechos por el gremio.
UEPC pasó factura por la ausencia de Schiaretti y ayer los docentes volvieron a movilizarse por las calles de la ciudad en reclamo del cumplimiento de las actas salariales y contra los descuentos.
No obstante, en el radar del Ejecutivo fueron otros los temas los que encendieron la luz de alerta. Por caso, la complicada situación de contaminación del lago San Roque que está semana volvió a estar en la consideración pública producto del olor nauseabundo de las algas que invadieron el espejo de agua y que se sintió en gran parte de la población de la ciudad de Carlos Paz.
Luego, le siguieron las intensas lluvias que golpearon severamente algunas localidades del interior provincial, concretamente en el valle de Paravachasca, y que también generaron un serio problema para la capital cordobesa. Es que a raíz de la inundación del predio donde funciona la planta de tratamiento de residuos peligrosos de Taym, un 30 por ciento de la población que reside en la zona sur de la ciudad se quedó sin agua por los problemas generados. El agua con los residuos que arrastró a su paso escurrió hacia el canal Los Molinos, de donde se abastece a ese sector de la población.
En el medio de estos inconvenientes, el Gobierno provincial recibió un sacudón político producto de los números difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en torno a la radiografía social del país. Las cifras oficiales ubicaron a esta provincia entre las jurisdicciones con mayores índices de pobreza e indigencia: en la capital provincial y el Gran Córdoba un 40,5% en materia de pobreza y un 10,8% de indigencia.

Recorrido
Entre sus primeras acciones ni bien desembarcó en el Centro Cívico, el gobernador recorrió junto a funcionarios provinciales la planta potabilizadora Los Molinos, en la localidad de Bouwer. Representantes de Aguas Cordobesas, del ERSep y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) acercaron a la Provincia un informe pormenorizado en torno a las medidas tomadas.
Luego, Schiaretti encabezó en el Centro Cívico la firma de un convenio de colaboración mutua con el intendente de Carlos Paz, Esteban Avilés, que permitirá completar la red domiciliaria de recolección de líquidos cloacales de esa ciudad. Desde el Panal explicaron que esas acciones se darán en el marco del Plan Integral de Agua y Saneamiento de la Provincia, y como punto de partida se avanzará en la construcción de las redes de la denominada “primera etapa”, que comprende al 50 por ciento de la población urbana de Villa Carlos Paz. Además, el municipio se comprometió a gestionar ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENHOSA), el financiamiento de las obras de referencia, para lo cual contará con los avales del Gobierno provincial.



Dejar respuesta