Montoya, de campaña en Barcelona

Todo suma para conquistar el corazón del hincha, su identidad y esencia. En Belgrano si hay algún factor contagioso es su pasión.

Por Federico Jelic

montoya-belgrano-barcelonaTodo suma para conquistar el corazón del hincha, su identidad y esencia. En Belgrano si hay algún factor contagioso es su pasión. Bien direccionado hacia donde puede captar adhesiones, Santiago Montoya, titular de “Encuentro Pirata”, fusionado con “Corazón celeste”, la apuesta e inversión tubo un anabólico cruzando el océano Atlántico. Programó visitas a Barcelona en España, en el marco de un recorrido cultural y a su vez, buscando alianzas de algún tipo. Y para dicha conexión, en Alberdi tienen una carta muy fuerte: Juan Carlos “Milonguita” Heredia. Sin olvidar también a Bernardo Patricio Cos. Pero sobre todo la “Milonguita”, quien llegó a ser ídolo en el blaugrana durante siete temporadas, en aquel inmortal equipo de Johan Cruyff.
El encuentro contó con videos, charlas con dirigentes, conversaciones deportivas e institucionales, más una visita por todas las instalaciones, desde el estadio, el museo y la propia Masía (cantera de inferiores). El marketing que generó fue importante en pos de su objetivo de llegar a la conducción de Belgrano, en las próximas elecciones a celebrarse en abril. Pero no dejó de trazar paralelismos y fustigar a la comisión actual y su visión.

Visita estratégica, clubes y fanatismo
Montoya en el marco de su gira presenció Barcelona-Celta de Vigo y el electrizante duelo de Liga de Campeones ante París Saint Germain. Como dato colorido (y hasta demagógico para algunos), el gancho fue un antiguo carnet de socio de Belgrano, en la época del triunfo y campeonato ante Talleres en el ’70, con gol del propio Heredia. Tres años después comenzaría a escribir su página en Barcelona.
De acuerdo al esquema que presentó a sus seguidores, Montoya enumera las actividades tras la reunión con Josep María Bartomeu, conductor del club catalán. En ese sentido, no pudo faltar la comparación sobre la estructura de las instituciones con respecto al fútbol argentino. El modelo de gestión no pudo faltar: el eterno debate entre asociaciones civiles sin fines de lucro y Sociedades Anónimas.
La cuestión es que en España solo cuatro clubes de Primera subsisten como clubes sociales, entre ellos, Barcelona y Real Madrid, con éxitos garantizados y de los más poderosos de Europa. Entonces, la apuesta de Montoya de declararse a favor de esta rama coincide con la de Armando Pérez, de mantener a Belgrano bajo esa nomenclatura natural. Coincidencias.
“No es cierto que un hincha no pueda conducir un club y yo soy ese caso”, le comentó Bartomeu a Montoya. Y claro, es parte de lo que muchos de los detractores le recriminan: demasiada pasión y euforia para un cargo que precisa mesura. Con esta contestación, a cargo del mandamás de la entidad Blaugrana, el ex presidente del grupo Bapro refuerza su paradigma de poder dirigir los destinos institucionales de Belgrano, empujado por el furor y el impulso de querer lo mejor de esa camiseta. Actitud que le valió algunas críticas, por no responder a su investidura, que necesita mente fría en pos de las decisiones más acertadas.

La Masía de Alberdi
La “Masía” es la denominación que recibe la cantera de juveniles de Barcelona, donde el eje principal es basar su estrategia en valores propios. A diferencia de Belgrano, Barcelona no es un club vendedor. Ahí es donde apunta Montoya para consolidar un plantel y apostar a un plan más ambicioso en lo deportivo. “El otro extremo es la venta inmediata del juvenil apenas completa el proceso formativo y antes de afirmarse en el equipo titular, como hace el Espanyol de Barcelona (que registrar inferior desempeño deportivo que FCB y no ha logrado campeonatos) y como viene haciendo Belgrano en sus últimos años; algo que Corazón Celeste se propone cambiar por un modelo intermedio que le permita retener los juveniles por alrededor de 3 (2+1) años y así conformar un plantel competitivo de Primera División basado en valores del club”, reza el comunicado.
El líder de “Encuentro Pirata” no ahorra cuestionamientos hacia Pérez por las tempraneras ventas de Emiliano Rigoni, Lucas Melano, Lucas Zelarayan y Franco Vázquez. Aduce que con esos valores ya consolidados, Belgrano podría apostar a lograr algún campeonato. Pero preso de la lógica del mercado y de la necesidad de generar recursos, de este lado del continente la venta de jugadores es un recurso genuino importante. Confrontadas versiones en este caso sobre esa política de mantenimiento de un plantel competitivo en tiempos de erogaciones onerosas. El aspecto industrial como base del proyecto.
Sin embargo, siguió fustigando Montoya en esa línea de pensamiento, sin olvidarse del ciclo de Pérez y su accionar: “Las fallas de Belgrano hoy no son solo por vender demasiado rápido (y para colmo a rivales directos como Independiente o Lanús, caso Rigoni nos hizo goles y perdimos) y tener a un profesor de gimnasia de responsable deportivo (Hernán Castex), mientras yo presento algo de sentido común como un hombre del fútbol y del club (Luis Sosa más otros), y me vengo a encontrar que lo que propusimos desde “Corazón Celeste” es lo que hace el Barcelona. (…) en Belgrano otra falla grave es que las divisiones inferiores juegan distinto a la Primera y distintos entre sí, ejemplo cuatro defensores en el fondo o tres sin marcadores de punta, con o sin enganche, distintos sistemas de juego (…) demuestra cuánta razón tuvimos en diagnosticar que algo no anda bien en Villa Esquiú”.
Y de paso, mostró su carta para encarar este proceso, nada menos que el “Chiche” Sosa acompañado de José Luis Villarreal. “Castex es profesor de gimnasia, no ex futbolista Director Técnico. El modelo de Barcelona es similar al que Corazón Celeste propone para Belgrano a partir de Luis Sosa como máximo responsable deportivo y equipo idóneo y probado, lo cual en vez de apuntar a la venta inmediata y apurada de juveniles a rivales directos, apunta a los logros deportivos. El modelo que da para lo más, da para lo menos. Si Barcelona con este modelo puede disputar los torneos europeos e internacionales, Belgrano con uno similar adaptado a las diferencias de envergadura económica presentes, puede pelear los torneos argentinos y regionales”.
La gira por Barcelona duró tres días, buscando captar aprendizajes y esquemas de trabajo, para después continuar dialogando de manera informal. Del 8 a 11 de este mes, ya que después al regresar a Buenos Aires, Montoya se dio cita por la cancha de San Lorenzo cuando Belgrano cayó 2 a 1 en el debut del 2017. Pero al menos pudo seguir su raid mediático, posando en una foto con el vice de San Lorenzo Marcelo Tinelli, hoy secretario de selecciones nacionales y futuro titular de la Superliga. “Gracias Tinelli por invitar a un Pirata a ver el partido. La próxima esperamos llevarnos los tres puntos para Córdoba”, escribió en su twitter.
Montoya sigue su campaña, haciendo hincapié en su plataforma de trabajo, reforzando su postura en los puntos débiles de la gestión de Pérez, apuntando a lo deportivo como principal sustento. En abril, las urnas hablarán sobre el futuro de Belgrano.



Dejar respuesta