El macrista Pretto también se anota para el 2019

El diputado dijo que iría de candidato si el partido, que él preside, se lo pide.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

prettoEl PRO le sigue provocando dolores de cabeza a Ramón Mestre, quien cuenta a los macristas como aliados pero, al mismo tiempo, como peligrosos competidores. Ahora, el diputado nacional Javier Pretto, presidente del PRO cordobés, anticipó que está dispuesto a anotarse entre los candidatos a gobernador en 2019.
Hasta hace un año, Mestre corría solo en la competencia por la candidatura a gobernador de la alianza Cambiemos para 2019. Su postulación parecía el lógico corolario de ocho años de gestión en el Palacio 6 de Julio. El cálculo mestrista ha sido siempre que levantando la gestión hacia 2018 y, con ella, la imagen del intendente, la ciudad de Córdoba podría reportar alrededor del 35 por ciento de los votos, cosecha que se vería aumentada en el interior. Así, Mestre podría recuperar para la Unión Cívica Radical la Gobernación que su padre perdió el 20 de diciembre de 1998 a manos de José Manuel de la Sota.
El proceso de engorde de la imagen de Mestre va de la mano de los mayores recursos para obra pública, de manera de convertir a Córdoba, como dice el intendente, en un obrador. Los resultados políticos de esta transformación llevarán un tiempo y son, en verdad, tan imprecisos como resulta anticipar el humor social.
Pero mientras tanto Mestre busca recuperarse, en la UCR el escenario comenzó a poblarse de nuevos protagonistas. Fundamentalmente, Mario Negri, la principal espada legislativa de Mauricio Macri. Negri se ha ganado un espacio en la consideración del presidente, quien dejó trascender incluso su admiración por el entrerriano, y también consiguió hacerse conocido más allá de las fronteras cordobesas por sus lidias contra el kirchnerismo en el recinto de la Cámara Baja.
Negri no admite que esté anotado en la carrera por la candidatura a gobernador de Cambiemos, pero es muy conocida su prudencia para jugar. De todos modos, deja andar los rumores y se saca fotos que los alimenta. La semana pasada, por ejemplo, recibió a un grupo de intendentes que, sin el presidente del Ente, Ramón Mestre, fue a Buenos Aires a interesarse por el futuro político de la alianza gobernante.
Otro protagonista es Oscar Aguad, el eterno candidato del radicalismo cordobés, tan rechazado dentro del partido como portador de buenas encuestas, por lo que termina cada dos por tres encabezando listas. Aguad conserva esos buenos números y hasta los macristas que no quieren ver progresar a Héctor Baldassi imaginan que podría competir en una PASO contra Mestre.
Y como si todo esto no fueran suficientes interrogantes para Mestre, al mediático Baldassi, y al mucho menos conocido intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, se suma ahora el presidente del PRO, Javier Pretto.

Ahora, Pretto
En una entrevista con el periodista Gerardo Chain (Cara a Cara, Canal C), Pretto, también de modesto perfil público, señaló: “En el 2019 estoy dispuesto a ocupar una candidatura en un cargo ejecutivo si mi partido me lo pide”.
Pretto fue legislador provincial en el período 2011-2015, elegido en la lista de Unión por Córdoba, la alianza que encabeza el peronismo cordobés. Sólo después de un tiempo, separó su bloque unipersonal del delasotismo. Así, para los radicales cordobeses con un poco de memoria, se trata de un político más cercano al PJ que a la UCR (en sus tiempos de ucedeísta, claro, orbitó el peronismo desde la Intendencia de La Carlota).
Con más de dos años de anticipación, muchas candidaturas no son más que parte de la guerra de nervios y de la pretensión de sentarse a la mesa de negociaciones. Pero en el mestrismo hay temor de que el PRO plante un candidato a gobernador en 2019 sólo para restarle algunos votos a Mestre y facilitar, así, una nueva victoria de Juan Schiaretti. Las excelentes relaciones entre Macri y Schiaretti son el telón de fondo donde se representan las angustias radicales.



Dejar respuesta