De schiarettistas a De La Sota: La campaña no será de confrontación

Refutando la “campaña de alta intensidad” que prometió el ex mandatario para octubre, desde el entorno del gobernador Juan Schiaretti aseguran que la estrategia electoral se basará en mostrar gestión y acciones de gobierno.

Por Yanina Soria

sota-schiaretti-campañaMientras más se achican los tiempos electorales, más se agudizan las diferencias políticas entre los referentes máximos del peronismo cordobés. Como en 2009, la relación entre el gobernador Juan Schiaretti y ex mandatario José Manuel de la Sota se tensa de cara a las legislativas. El objetivo es el mismo pero la estrategia política para llegar es muy diferente. Ambos tienen en claro que Unión por Córdoba debe vencer en las urnas a su principal rival que será el propio Mauricio Macri a través de sus representantes en la alianza local de Cambiemos. Desde Unión por Córdoba consideran que la parada electiva de medio término será fundamental para ratificar su poderío en esta provincia, sobre todo mirando hacia el 2019; mientras que para el PRO el desafío será revalidar el voto amarillo en el distrito que fue clave para la victoria macrista en el 2015.
Sin embargo, en época de definiciones y armado político los contrastes entre schiarettistas y delasotistas pesan más que las coincidencias. Nadie duda que los consensos llegarán pero será a fuerza de negociaciones. La sociedad política que llevará a Unión por Córdoba a cumplir dos décadas al frente del gobierno provincial siempre se tensó pero nunca se rompió.
Es por eso que, la respuesta a la arenga pre electoral que hizo De la Sota días atrás ante una parte del peronismo cordobés, no se hizo esperar. Antes de partir a Europa y sin un pronunciamiento concreto sobre su posible candidatura, el ex mandatario provincial adelantó que la campaña que se viene será de “alta intensidad” y tiró nuevos dardos hacia la Casa Rosada.
“Ni baja ni alta intensidad, la campaña será la necesaria para acompañar las necesidades que planean hoy los cordobeses y para garantizar el triunfo del peronismo”, aclaró un encumbrado schiarettista.
Justamente sobre ese punto, sobre la estrategia electoral, se erige hoy una de las principales discrepancias entre los dos caudillos del peronismo cordobés. Desde el entorno del Gobernador refutaron a De la Sota y aclararon que el estilo no será el de confrontación . “La estrategia central electoral estará basada en mostrar la gestión y acciones de gobierno, más una visión esperanzadora de diferenciación a la política de Macri. Basado en los preceptos del peronismo, Córdoba tiene hoy un gran presupuesto destinado a la política de acción social, eso marca un contraste importante con el Gobierno nacional”, aseguró el dirigente cercano al Panal.
Desde el oficialismo también aclaran que las encuestas que manejan arrojan, entre otros cosas, que la sociedad cordobesa no pide enfrentamientos echando por tierra la teoría combativa que propone el delasotismo para competir en octubre. Por el contrario, aseguran que los cordobeses aprueban la buena relación institucional Macri-Schiaretti que ambos mandatarios explotan al máximo por estos días pero que tanta desconfianza genera no sólo en una parte del PJ cordobés sino también dentro de la propia coalición Cambiemos.

Con De la Sota o sin De la Sota
En el peronismo cordobés nadie cuestiona que el ex gobernador es el mejor exponente que tiene Unión por Córdoba para encabezar la boleta y dar pelea en octubre. Sin embargo, en el schiarettismo aseguran que, si por alguna razón, De la Sota decide no jugar en las legislativas el actual vicegobernador Martín Llaryora también sería garante de una eventual victoria, al menos así lo indican los sondeos que manejan en el Centro Cívico.
Se espera que a su retorno de Europa, el ex mandatario provincial tome una definición sobre su suerte política y para esa decisión seguramente mirará también como se mueve su aliado nacional, Sergio Massa.
“Que él evalúe todo lo que haga falta, ahora bien, Unión por Córdoba excluye la posibilidad de pensar en UNA en términos de alianza”, aseguran desde el Panal.

La teoría sobre Accastello

En el peronismo cordobés tienen la teoría de que el ex candidato a gobernador por el kirchnerismo Eduardo Accastello jugará en octubre alentado por el PRO, con el objetivo de restarle votos a la boleta de Unión por Córdoba.

 



Dejar respuesta