Gobierno no descarta aumento provisorio en paritaria con UEPC

El ministro de Educación, Walter Grahovac, afirmó que la Provincia no tiene previsto aún ofrecer una suma a cuenta de la paritaria, pero no descartó hacerlo sino avanzan las negociaciones.



Por Juan Pablo Carranza
jpcarranza@diarioalfil.com.ar

Empantanada la paritaria docente, el Gobierno no descarta activar otro mecanismo para darle una solución provisoria al conflicto. Ayer, el ministro de Educación, Walter Grahovac, no desestimó la posibilidad de otorgarles a los educadores una suma a cuenta del futuro acuerdo si la negociación se mantiene en stand by.
“Vamos a hacer un esfuerzo para llegar a un acuerdo y si no tendremos que evaluar alternativas como la extensión del ciclo lectivo o si tenemos que dar una mejora por nuestra cuenta”, aseguró Grahovac, aunque aclaró que aún no lo han analizado.
Con cuatro puntos de inflación acumulados durante los primeros dos meses del año y sin una actualización salarial, la situación es, al menos, inquietante para los educadores, que además deberán afrontar los descuentos por los días de paro. Aunque la UEPC pretende también ponerlos en la mesa de negociación como en otros años.
Sin mayores avances en la negociación, la Provincia admitió que esperará a que termine el paro para volver a convocar a los docentes. Es una práctica habitual. Entre mañana y el lunes se espera una nueva reunión entre los funcionarios y la cúpula gremial.
“Vamos a seguir conversando. Como pocas veces ha ocurrido, estamos en una negociación difícil engorrosa, donde no estamos pudiendo encontrar, las partes, el camino necesario para llegar a un acuerdo”, señaló el Grahovac.
La oferta de la provincia estima un aumento del 19,5 por ciento (con un punto y medio de reconocimiento de la inflación del 2016), más una cláusula gatillo automática atada al aumento de precios y a la recaudación provincial.
“No logramos ponernos de acuerdo en números generales. La aspiración del gremio es llegar al 25 por ciento. La Provincia no puede llegar en esta etapa. Si la inflación luego asciende al 25 por ciento en esta etapa por supuesto que vamos a llegar”, explicó Grahovac que entiende que el Panal no puede salirse de los márgenes inflacionarios que acordó con la Casa Rosada.

Claves
Más allá de la cuestión porcentual, esta paritaria se constituyó en la más compleja de los últimos años. Hay dos factores que centrales: 1) los pendientes de la paritaria del 2015 y 2016 y 2) el conflicto nacional, donde pone el foco el Gobierno provincial.
El primero de los puntos es más complejo de lo que parece. El no cumplimiento de las actas del 2015 y 2016 dejó sentida la relación entre el gremio y la Provincia. Según sindicato, el Panal se rehúsa a reconocer las deudas tal y como estaban previstas en los acuerdos anteriores.
Tanto el aumento progresivo de la antigüedad para los cargos más altos como el blanqueo del material didáctico tienen plazos escalonados hasta el 2018 inclusive. Pero la Provincia tiene intenciones de rever algunos puntos anteriores y aplicarlos recién desde febrero.
“Queremos aplicar del mes de febrero el blanqueo del material didáctico y la creación de una nueva bonificación por antigüedad para los docentes con 28 años de servicios que llevaría a 140 por ciento el pago”, señaló Grahovac. Es último punto tendía que aplicarse desde noviembre según el acuerdo del 2015.
Se trata de un ítem que el gremio no está dispuesto a ceder porque sería dar marcha atrás con una propuesta ya negociada y que podría traerle complicaciones internas. Sin embargo, en off, fuentes sindicales reconocen que tienen voluntad de reconsiderar la aplicación futura del acuerdo, pero no la devengada.
El otro eje que vertebra el conflicto es la situación nacional. Con el gremio de la provincia de Buenos en pié de guerra y con la Ctera reclamando por la paritaria nacional, la UEPC tiene otro plafón para sostener su reclamo.
Para Grahovac en este escenario es “evidente que algo político hay”. “No ha sido la conducta habitual la conducta de la UEPC de hacer paros de estas características. Pero esto de estar siguiendo lo que está pasando en la provincia de Buenos Aires genera un ritmo inusitado”, argumentó
La gobernadora María Eugenia Vidal realizó ayer una nueva oferta a los docentes: elevó una suma no remunerativa a 3.700 pesos y además advirtió que aplicará un presentismo para los que dieron clases durante los días de paro. Sobre este punto Grahovac prefirió no explayarse mucho más, y aseguró que no habrá un trato desigual a los docentes. La posibilidad de volver a aplicar el presentismo no está dentro de los papeles.



Dejar respuesta