FC a la intemperie pide que Juez vuelva del (auto) exilio

El sábado tendrá lugar un plenario provincial en Deán Funes de cara a los comicios legislativos. Los juecistas aseguran que el mejor escenario para octubre es el que lo tiene al embajador de regreso y con un lugar expectable en la boleta.

Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

En los planes políticos que la UCR y el PRO en nombre de Cambiemos tienen para las legislativas de octubre, hay poco o casi nada de espacio para las ambiciosas pretensiones que manifiesta el socio minoritario de esa alianza, el Frente Cívico.
Mientras los dos primeros buscan perfilar sus mejores hombres para disputar el primer lugar en la boleta que enfrentará a Unión Por Córdoba en las elecciones de medio término, a la deriva, el juecismo cordobés que hoy es lo más parecido a un barco naufragando sin marinero, le reclama a su jefe político que vuelva de Ecuador.
Vale decir, del (auto) exilio político en el que se encuentra desde que aceptó el lugar que le dio el presidente Mauricio Macri como embajador de ese país, luego de la catastrófica derrota que obtuvo en las municipales de 2015 cuando se embarcó en la epopeya de encabezar una fórmula con su ex enemiga política Olga Riutort. El Frente Cívico (FC) perdió drásticamente en el distrito que otrora fue su bastión político. A ese escenario de debilitamiento de su capital político se le sumó que “por capricho” como reconocieron desde su entorno, Juez enfrentó al actual intendente Ramón Mestre desconociendo el acuerdo que a nivel nacional habían sellado en la coalición Cambiemos.
Desde entonces, la UCR lo mira con mayor desconfianza aún por lo que jamás encontrará de algún boina blanca un gesto de benevolencia, por el contrario, con los números en la mano el centenario partido le enrostra que la alianza no lo necesita. En ese marco, el ex senador encontró (a la fuerza, posiblemente) en Ecuador el refugio ideal para enfriar sus ideas y para pensar en su reconversión política, una vez más.
Rápido de reflejos mediáticos, Juez supo capitalizar a la distancia distintas situaciones (algunas realmente dramáticas como fue la desaparición y muerte de dos jóvenes argentinas en Montañita) que le permitieron estar en la consideración y volver a la agenda cordobesa aunque sea por unas horas. Sin embargo, más allá de lo mediático, en el terreno político electoral poco pudo construir o mantener a la distancia.
Es por eso que la militancia y alguno de sus alfiles que hoy ocupan cargos públicos (y que aún le son fieles tras la diáspora juecista), consideran que el mejor escenario con miras a las legislativas es el que lo tiene a Juez de regreso. “Creemos que Luis tiene que volver, está desperdiciado políticamente en la embajada”, admiten los juecistas.
Aunque en la última medición en las urnas su capital electoral quedó dinamitado, desde el Frente Cívico aseguran que no están caídos. Con un baño de realidad, dicen no ser necios y tener muy en claro que los números que tienen para exhibir no los colocan entre los preferidos pero están dispuestos a exigir el lugar que representan en la alianza.

Plenario
El próximo sábado, la ciudad de Deán Funes será sede de un plenario provincial del FC cuyo orador principal será el propio embajador; Juez alineará a su tropa y comenzarán a esbozarse algunas acciones concretas. Si bien, desde la organización adelantaron que no se tomarán decisiones taxativas, al menos en esta ocasión, señalan que hay algunas premisas que no están dispuestos a negociar como quedar muy abajo en la boleta, y configuran dos escenarios posibles a la hora de las definiciones de candidatos:
1-Con Juez jugando de lleno en la arena política. El Frente Cívico pedirá el lugar uno o tres de la lista. “SI Juez juega, tiene que encabezar y más si en la vereda del frente estará José Manuel de la Sota”, señalan. Aseguran que, en la danza de nombres que circulan de candidatos PRO y UCR, el embajador es quien asume el rol de “verdadero opositor” a Unión por Córdoba.
2-Sin Juez jugando en las legislativas. Si por alguna razón (como podría ser que desde la Casa Rosada le bajen el pulgar a una eventual candidatura), el ex senador no participa de la contienda electoral de octubre, el Frente Cívico pedirá para alguno de sus representantes un lugar expectable en la boleta. Eso significa un lugar entre los cuatro primeros, por lo menos. Y en ese escenario quien tiene todas las fichas puestas es el actual legislador provincial Juan Pablo Quinteros.
En cualquier caso y de no haber acuerdo para una lista única, el Frente Cívico no descarta medirse en la instancia previa para las legislativas como son las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) . Es que aún con el autoestima algo herido, el juecismo confía tener resto para disputarle a los socios mayoritarios de Cambiemos, un lugar expectable.



No hay comentarios

Dejar respuesta