Universitarios paran 48 horas (se suman a maestros)

Las centrales gremiales de la docencia universitaria se suman a la medida de fuerza de los maestros (miércoles y jueves). En la UNC, los profesores del Belgrano seguirían con su “paro encubierto” hasta el jueves.

La posición del gobierno nacional en la negociación salarial no satisface a los profesores universitarios, por lo que sus centrales gremiales han decidido profundizar el plan de lucha durante las semanas venideras.
Para ello, tomaron de ejemplo a los maestros de primaria y secundaria, que mantienen conflictos asimilables desde hace semanas. De hecho, la fecha de paro de actividades determinada por Conadu y Conadu Histórica (principales centrales gremiales universitarias) coincide con la jornada en la que pararán los maestros: miércoles y jueves.
En la UNC, mientras Adiuc convocó a todos sus afiliados a una Asamblea el miércoles, los profesores del Belgrano mantenían al cierre de esta edición la negativa a dar clases hasta el jueves.

Paro preventivo
La determinación de la medida de fuerza por parte de Conadu y Conadu Histórica tiene una lógica completamente defensiva para con las autoridades del ministerio de Educación y Deportes de la Nación, puesto que en la jornada de mañana ambas partes se reunirán en el tercer encuentro de la mesa de negociación paritaria de lo que va del año.
En vez de esperar a conocer si la cartera educativa está dispuesta a ceder en alguno de sus reclamos, los profesores avanzaron en decretar 48 horas de paro (que en el caso de Conadu ascienden a 96, contabilizando martes y miércoles de la próxima semana) para advertir al gobierno del panorama que le aguarda si no se cumplen las expectativas sindicales. El mensaje se refuerza por la coincidencia entre la medida de fuerza universitaria con la que llevará a cabo Ctera en los niveles primario y secundario.
Por el momento, desde la perspectiva gremial, llegar a un punto intermedio en la negociación no se vislumbra como un objetivo fácil de cumplir. En su caso, los profesores reclaman una recomposición para recuperar el poder adquisitivo que habrían perdido el año pasado (10%) y un aumento que cubra la inflación proyectada para este año (entre 25% y 30%).
Combinada, las demandas gremiales se ubican entre el 35% y el 40% de incremento salarial, porcentajes que duplican el techo del 18% que preferiría acordar el gobierno.
Para escapar a la guerra de porcentajes, los funcionarios del ministerio innovaron en su propuesta con un ofrecimiento inédito. En concreto, propusieron acordar que aumentos se realicen “mes a mes”, con porcentajes iguales a los que el Indec anuncie para la inflación del período inmediato anterior.
Así, el gobierno podría olvidarse de los conflictos hasta el año que viene, y optimizaría la distribución de los fondos a entregar. Sin embargo, los gremios no se harían con el 10% que reclaman para recuperar el poder de compra que tenían hace un año, ni mucho menos lo incrementarían.

Saga cordobesa
Hasta el momento, la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano es el único foco cordobés de conflicto. Luego de parar durante lunes y martes y de adherir al “paro de mujeres” en la jornada del miércoles, los profesores del establecimiento preuniversitario decidieron entrar en “estado de asamblea permanente” desde el jueves pasado y hasta el jueves de esta semana inclusive.
Durante estos días, el dictado de clases se redujo a un mínimo imperceptible. Por ejemplo, para la jornada de hoy, la Dirección del Belgrano informó que solamente 15 clases serían dictadas, una cantidad inferior al 10% de las que se enseñan en un día típico del preuniversitario.
La medida causó un amplio descontento, abarcando desde los padres de los estudiantes hasta el propio Rectorado de la UNC, puesto que el paro encubierto no se enmarcó, al momento de su anuncio, en una estrategia local o nacional, sino absolutamente unilateral de la Escuela. Incluso, los principales dirigentes de Adiuc se habrían excusado de responder por los “asambleístas”, explicitando su falta de control sobre las bases belgranenses.
El paro decretado por Conadu y Conadu Histórica vendría a sanear el libre albedrío de los docentes, pero únicamente por dos de las cinco jornadas en las que no han trabajado. La determinación a continuar con la medida en las jornadas de hoy y mañana, en cambio, continúan siendo parte de una acción en solitario.
En ese marco, la actual conducción de Adiuc determinó realizar una asamblea general de afiliados en la tarde del miércoles. Además de repasar los avances o novedades de la reunión paritaria de mañana, los docentes determinarán la postura que los seis congresales cordobeses llevarán al congreso extraordinario de Conadu, a realizarse durante las jornadas de jueves y viernes.



No hay comentarios

Dejar respuesta