Sin apoyo legislativo, Sesma enfrentará cuestión de privilegio

La acusan de adulterar un documento público. Oposición y oficialismo solicitarán la intervención del Ministerio Público Fiscal para investigar si hubo o no delito.

Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

Desde que asumió su segundo periodo al frente del Palacio 6 de Julio, el intendente Ramón Mestre encontró mayor resistencia a sus planes políticos mediante el ejercicio de oposición dentro de su propio bloque de concejales que en las bancadas de otros signos políticos. El año electoral y los intereses individuales de los socios de Juntos por Córdoba confluyen en la rebeldía de algunos ediles que se propusieron embarrar la cancha en cuanta oportunidad se les presenten. Hasta ahora, las críticas públicas de los díscolos no se traducen en deslealtad al momento de acompañar las iniciativas oficialistas.
Sin embargo, en el juego de las mayorías necesarias para aprobar los proyectos enviados por el Ejecutivo Municipal la voluntad de cada uno de los 16 miembros del bloque mayoritario resulta fundamental. Y ese parece ser el principal desafío que asume el flamante titular del bloque Lucas Balian, quien deberá mantener la armonía política y unidad del espacio dentro del Concejo, por lo menos, para garantizarle al intendente la gobernabilidad. En el mestrismo, las conductas que puedan tener el nicolasismo o el PRO molestan pero no enojan, distinto es lo que provoca la crítica y el comportamiento de la socialdemócrata Laura Sesma.
A las nuevas demandas que la ex funcionaria mestrista tuvo sobre los pliegos de la basura previa sanción en segunda lectura y que sorprendieron en el seno de Juntos Por Córdoba, se le sumó el escándalo político en el que quedó envuelta la semana pasada en el Concejo Deliberante, y por el que ahora el mestrismo se tomará revancha. “Se llama devolución de gentilezas”, advirtió un dirigente radical.
Sesma tachó con una cruz gigante el despacho de un expediente que provenía de la Comisión de Cultura y por el que se buscaba declarar de interés cultural al “XIII Congreso Internacional Cultura y Trabajo. Conectando pasado, presente y futuro”. No sólo no firmó el documento que contaba con el aval unánime del resto de los concejales sino que arriba le escribió “no hay proyecto”. Su actuación fue inmediatamente cuestionada por el resto de los ediles quienes convocaron a una sesión especial que tuvo lugar el viernes pasado para evaluar sanciones. A priori la acusaron de violar un documento público. Con la polémica ya instalada, Sesma argumentó que se trató de una corrección al trámite legislativo y enmarcó la respuesta que al unísono tuvo la oposición y el oficialismo, en los tiempos electorales.
Lo cierto es que en la reunión de Cultura se resolvió avanzar en dos frentes, uno político y otro judicial. El primero, será un planteo de cuestión de privilegio en su contra que se pedirá en sesión (posiblemente esta semana); y el segundo, solicitar la intervención del Ministerio Público Fiscal para investigar si hubo o no delito. En ambos casos, Sesma enfrentará no sólo la embestida de la oposición en su conjunto sino la inquina del propio bloque oficialista que no moverá una sola ficha en su favor. Por el contrario, dejarán que la concejala salga sola y como pueda del escollo en el que se metió.
Desde que Sesma decidió escindirse de Juntos Por Córdoba y armar su interbloque unipersonal por no coincidir con las generalidades del espacio político por el que ingresó al Concejo Deliberante, en el mestrismo la consideran una traidora política. Si bien hasta ahora su rebeldía no se condijo con la conducta que mostró en el recinto a la hora de las votaciones, en el radicalismo la miran con desconfianza. Es más, aunque lo admiten difícil, aseguran que el mejor escenario sería que Sesma deje su banca para que en su lugar pueda asumir el mestrista que sigue en la lista y de esa manera volver a tener la mayoría simple de la que Mestre gozó durante su primera gestión.

Críticas
En la reunión de comisión del viernes pasado, dos de sus ex compañeros de banca la criticaron con dureza. La mestrista Belkis Garda ratificó la necesidad de “buscar medidas correctivas” para Sesma mientras que el ex presidente del bloque Lucas Cavallo pidió resguardar el documento con copia certificada como prueba para cursar el trámite al Ministerio Público Fiscal de Córdoba. En ese sentido, la comisión le pedirá al presidente del cuerpo Felipe Lábaque que sea él quien inicie el pedido para que la Justicia determine si efectivamente hubo comisión o no de delito. Con este, la socialdemócrata suma un nuevo planteo judicial en su contra, apenas unos días después de que el gremio de los recolectores, Surrbac, inicie acciones en su contra por los dichos en el marco del debate de por los pliegos de la basura referidos a que el sindicato era una “corporación cuasimafiosa”.



Dejar respuesta