Giordano evaluó de manera positiva el pago online del Inmobiliario

Cuatro de cada diez cordobeses cancelaron de esa manera el impuesto; implica un crecimiento del 1000% respecto a un año atrás. La reforma que se debate a nivel nacional.

El 41 por ciento de los pagos del Inmobiliario de Córdoba se hizo a través de la nueva web de Rentas. Esto implica un incremento del 1.000 por ciento respecto de lo ocurrido en similar periodo de 2016, cuando sólo el cuatro por ciento de los pagos fueron online, destacó el ministro de Finanzas de la Provincia, Osvaldo Giordano al presentar una evaluación del proceso de digitalización impositiva al que no dudó en calificar como “una experiencia inédita de modernización del Estado”.
Giordano recordó que este proceso de modernización tenía como objetivo principal prestarle un mejor servicio al contribuyente, generando facilidades al diversificar los mecanismos para el cumplimiento de sus obligaciones y, que esa meta se alcanzó a la luz de la aceptación generalizada del nuevo mecanismo.
Hay datos concretos que sustentan esta evaluación positiva y que Giordano desgranó a lo largo de su presentación. La web de Rentas registró el tráfico de 95 mil usuarios, en promedio, en enero y los primeros 12 días de este mes (día del vencimiento de la cuota única o primera cuota del inmobiliario) contra sólo unos 20 mil que accedieron a la web en 2016. En 2016 hubo poco menos de 21 mil pagos en línea mientras que en 2017 superaron los 377 mil. Sólo se solicitaron 2.236 cedulones en papel, cifra ínfima ante cerca de 200 mil cuentas registradas en la Provincia.
A todo esto se suma un efecto no buscado pero sí muy bien recibido como lo fue comprobar que los ingresos por concepto de impuesto inmobiliario aumentaron más del 30% en término reales (descontando inflación) respecto de lo ocurrido en 2016.
“Nuestra meta era recaudar al menos lo mismo que en 2016 ya que la idea era más que nada avanzar en el proceso de modernización y mejora de la atención, pero vino acompañado por un incremento de la recaudación que confirma la buena aceptación del sistema y que vamos por el camino correcto”, dijo el ministro.
La decisión de eliminar la impresión se tomó para ahorrar unos 55 millones de pesos este año en la impresión y distribución y para usar un sistema más amigable con el medio ambiente.
Córdoba cobra Inmobiliario urbano sobre 1,655 inmuebles ($3.945 millones); 205.000 parcelas rurales ($2.642 millones) y 1,2 millones de rodados registrados ($1.367 millones). Es un universo masivo y disperso para la recaudación.
Para cobrar Inmobiliario y Automotor el año pasado Rentas imprimió 6 millones de cedulones, cifra a la que se agregó la emisión de la cuota 50.Entre las debilidades del esquema, que impulsaron su modificación, figuran el costo económico y ambiental (unas
33 toneladas de papel anuales, equivalente a 500 árboles) y también la baja tasa de uso de ese procedimiento.
En el caso del Inmobiliario, el 39% no se paga y del 61% restante, sólo el 17% usaba el papel, mientras que el 25% lo recibía y estaba adherido al cedulón digital. Doble esfuerzo.De acuerdo a los datos de Finanzas, sólo el 10% del padrón que recibía el cedulón postal lo usaba.Las cifras son similares para el impuesto Automotor.

Debate de reforma
La presentación de Giordano se realizó después de que esta semana participara en la reunión de ministros de Hacienda con la Nación para avanzar en el debate de la nueva ley de Coparticipación; reiteró lo planteado después del encuentro:”Estamos todos de acuerdo con la modificación de la coparticipación, pero necesitamos en el corto plazo definiciones más importantes en el plano tributario”.
Explicó que el ministro Nicolás Dujovne planteó ideas generales pero se le respondió que se necesitan acelerar los tiempo y tener cambios más concretos. “La gente pide soluciones, como por ejemplo en Ingresos Brutos que es uno de los impuestos más cuestionados, al punto que está judicializado”, agregó.
Hay que recordar que los impuestos patrimoniales fueron perdiendo peso en la recaudación total de Córdoba, como de todas las jurisdicciones: pasaron de un cuarto al 15% del global.
Ya en encuentros del año pasado con funcionarios nacionales Giordano estuvo entre los que sugirió que el debate de la coparticipación debe ir en paralelo con la reforma fiscal; primero hay que establecer qué se va a cobrar, quiénes lo van a hacer y, después, cómo se va a distribuir.



Dejar respuesta