Schiaretti y Lifschitz clausuran polémica y gestionan obras

En Buenos Aires, los gobernadores de Córdoba y Santa Fe firmaron con el ministro del Interior Rogelio Frigerio un convenio para licitar en marzo un tramo del canal San Antonio que costará 770 millones de pesos.

Schiaretti-Lifschitz-Cordoba-SantaFeJuan Schiaretti y su par santafesino Miguel Lifschitz clausuraron definitivamente la polémica que se había generado en torno a las dos administraciones luego de las importantes inundaciones que se registraron el corazón productivo de ambas provincias durante enero. Ayer en Buenos Aires, y con el respaldo económico de la Nación, consiguieron el financiamiento para el reacondicionamiento del canal San Antonio.
Ayer en el salón de los Escudos de la Casa Rosada, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el alfil más político del gobierno, ofició de maestro de ceremonia del acto en el que ambos mandatarios no disimularon su entusiasmo. Se trata de una obra vital para ambas provincias que descomprimirá las zonas rurales inundables y mejorará su drenaje.
La Nación licitará en marzo el tramo San Francisco- Río Carcarañá del canal San Antonio. La obra, financiada por el gobierno central, costará 771 millones de pesos (771.228.150 para ser exactos) y beneficiará a un radio de 600 mil hectáreas productivas donde viven 168 mil habitantes.
La demanda de una atención tripartita del problema de las inundaciones entre las dos provincias y la Nación había sido un requerimiento de Lifschitz en su momento. Rápidamente Schairetti acompañó la iniciativa y ayer consiguieron el financiamiento de la Casa Rosada. La celeridad del proceso habla de una relación institucional aceitada entre las administraciones
“Las obras son lo que le cambian realmente la vida a la gente”, aseguró Frigerio al final del encuentro y agregó que se trata de un canal “vital para una de las zonas más productivas del país”.
“El proyecto Canal San Antonio-Arroyo Las Tortugas, Tramo San Francisco-Río Carcarañá prevé el mejoramiento integral del colector sur San francisco y el canal Quebracho Herrado, el mejoramiento integral de conducciones del Canal Central, Aferente Oeste y Este, obras de defensa y protección contra inundaciones a la localidad de Tortugas, terraplenes y la construcción de puentes .También incluye el mejoramiento del cauce y la desembocadura del arroyo Las Tortugas”, explica el comunicado oficial del ministerio del Interior.

Crisis política
La crisis desatada por las inundaciones amenazó con convertirse en una crisis política a mediados de enero. Mientras la situación se agravaba en Santa Fe, el gobernador socialista tuvo una explicación geográfica del problema, que mal interpretada, parecía cargar culpas en Córdoba.
“Quienes están aguas arriba tratan de hacer canales y tirar el agua al que está aguas abajo, por eso se requiere de un análisis integral, sino Córdoba nos tira el agua y nosotros no tenemos capacidad para evacuarla. La situación en la provincia es muy complicada, llevamos tres semanas de lluvias y el agua sigue bajando desde Córdoba”, había dicho Lifschitz, que luego salió prontamente a aclarar que jamás quiso responsabilizar a la gestión de su vecino peronista.
Desde España, Schiaretti, en una de sus pocas intervenciones vía redes sociales, replicó el tuit de su par para bajarle la espuma a la situación. Un gesto a la distancia que congeló cualquier especulación desafortunada sobre la relación entre los mandatarios.
Con ese intercambio en la red social del pajarito los gobernadores saldaron el malentendido y ayer directamente clausuraron definitivamente la posibilidad de uno nuevo por este tema. Inclusive, en las próximas semanas es posible que ambos, junto con el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, partan rumbo a Medio Oriente en una importante misión de la Región Centro.
El cordobés fue el primero en explorar esos rumbos para buscar financiamiento el año pasado y ahora convidará aquellos vínculos con sus colegas del bloque económico.

Relación con Nación
Un día después de señalar que Córdoba recuperó el diálogo con La Nación con la Presidencia de Mauricio Macri y de señalar sus diferencias con la administración, Schiaretti volvió anotarse un poroto en la Casa Rosada y obtuvo una obra vital para el sector productivo. A pesar de estar en diferentes partidos, nuevamente demostró que es uno de los gobernadores predilectos de Balcarce 50.



Dejar respuesta