Juez, la vía futbolística a la lista de diputados

El embajador se mostró con los integrantes de la selección argentina sub 20 recientemente clasificada al mundial que se realizará en Corea.

Por Marcos Duarte

luis-juez-twitterLa habilidad de Luis Juez para protagonizar episodios que lo reinstalen en la consideración pública parece estar intacta. Su actuación durante el épico partido que disputó Atlético Tucumán en Ecuador logró hacerlo aparecer nuevamente en el radar de la política cordobesa.
Fiel a su estilo, el embajador en Ecuador no tardó en profundizar su heterodoxa estrategia. Acompañó a la selección sub 20 de fútbol en el partido decisivo para su clasificación. Previo al encuentro, se dio el lujo de dar la charla técnica a los miembros del plantel.
“Argentina es un país donde se premia el éxito y no el esfuerzo. Hay que premiar el esfuerzo y el éxito será una consecuencia” les dijo Juez a los jugadores antes del partido. La selección ganó el encuentro aunque su clasificación se hizo realidad gracias al empate entre Brasil y Colombia. La suerte parece estar del lado del embajador, en lo que a futbol se refiere.
En realidad, la apuesta del ex intendente es transformar su performance como cábala deportiva en capital político. El objetivo es la lista de diputados nacionales de Cambiemos para las elecciones de este año. La correlación de fuerzas al interior de la coalición no le resulta favorable pero sus últimas apariciones mediáticas lo reposicionaron en la discusión.
“Acá me siento como un león enjaulado. Al Presidente no le sobran dirigente como yo dispuestos a defender su gestión” dijo Juez dejando claro su intención. En realidad, el ostracismo político en el que se encuentra fue producto de sus zigzagueantes movimientos.
Luego de ser electo candidato a senador nacional por Cambiemos en las PASO del 2015, Juez sorprendió renunciando a su postulación y vertebrando una alianza con Olga Riutort para competir contra Ramón Mestre en las elecciones municipales.
En aquella oportunidad no lo acompañó la suerte ni el electorado. Obtuvo un raquítico 15% de los votos en el distrito que otrora fuera su bastión electoral. Como consecuencia de esa decisión aceptó el ofrecimiento que le hizo Mauricio Macri cuando asumió la presidencia y recaló como embajador en Ecuador.
Macri sabía que la consolidación de Cambiemos en la provincia que le dio la victoria en las elecciones presidenciales requería un paso al costado del líder del Frente Cívico. Desde el radicalismo y el PRO no le perdonaban haber puesto en riesgo la victoria en la municipalidad de Córdoba a pocos días de los comicios presidenciales.
Luego, el flamante embajador pareció dejar de lado su estilo beligerante e intentó recomponer relaciones con Ramón Mestre y Juan Schiaretti. “La vida nos va poniendo en distintas circunstancias. Ayer le dije a Ramón que hace un año medíamos en las urnas. Él ganó y yo perdí”, dijo Juez en su primera visita a Córdoba en su carácter de diplomático.
Hoy, parece haber decidido cerrar el período de duelo y autocrítica. El líder del Frente Cívico expresó claramente su voluntad de ser candidato en las elecciones de este año y sumó un elemento de presión más al ya complicado armado de la lista de Cambiemos en Córdoba.
Además, recibió a Héctor Baldassi en su residencia diplomática. El ex árbitro pretende encabezar la lista de la alianza mientras que los radicales esgrimen su calidad de socios mayoritarios y aspiran a colocar a Diego Mestre a la cabeza de la nómina.
Luis Juez sabe que su futuro depende casi exclusivamente de la decisión de Macri. Su partido, el Frente Cívico, fue perdiendo fuerza y no se encuentra en posición de disputar con sus aliados de Cambiemos. Por eso, desde su entorno se encargan de aclarar que Juez estará donde el presidente lo necesite. Mientras, el embajador estudia el calendario de partidos que se disputarán en Ecuador.