Fadea no se activa y peligra el cargo de Felippa

El futuro de la empresa es incierto y hay rumores de que el ex directivo de Manfrey podría irse. A fines del año pasado, la Jefatura de Gabinete habría dado plazo hasta marzo para que la fábrica muestre resultados concretos, pero la actividad está cuasi paralizada.

felippa-aviadorEn marzo se cumple un año desde que el Gobierno nacional oficializó que Ércole Felippa asumiría la presidencia de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea).
Felippa tomó el control de la compañía la primera semana de abril. Antes, se desempeñó como directora de transición la abogada riojana Cristina Salzwedel, quien dejó la función luego de concretar una auditoría que reveló pérdidas millonarias en la firma estatizada.
El ex directivo de Manfrey tuvo que dar malas noticias. Confirmó que la empresa necesitaba reducir su déficit en el corto plazo para seguir funcionando y dio un número concreto: 50%, mínimo. Así, le dio continuidad al plan de retiros voluntarios que abrió Salzwedel, en el entendimiento de que era un paso razonable para disminuir lo que consideró un “sobredimensionamiento” de personal.
La ex Lockheed Martin está siendo investigada por un pasivo de $1.400 millones sólo en el 2015 y por no haber fabricado nada en años. De hecho, a poco de aceptar su cargo, Salzwedel declaró que la empresa se hallaba “en estado de parálisis”.
Fadea se suma a la lista de fracasos que integra YPF y Aerolíneas Argentinas. La fijación de la gestión kirchnerista por la estatización como solución a las dificultades empresariales llevó a que durante el período comprendido entre el 2003 y el 2015, las firmas públicas financiaran la política, mientras las pérdidas se socializaron.
Ni la eficiencia ni los resultados fueron parte de la agenda y el plan, teniendo en cuenta la pésima situación que encontró Felippa -y que se mantiene actualmente-, no incluyó mucho más que discursos chauvinistas, actos partidarios y contrataciones irresponsables e innecesarias.
Cuando empezó su gestión, el ejecutivo aseguró que Fadea sólo necesitaba 500 empleados para las actividades que desarrollaba, mil menos de los que tenía, y manifestó que la intención era lograr “darle trabajo” a la compañía. En ese sentido, habló de la posibilidad de explotar “nuevos negocios” con la tecnología ya existente, como el mantenimiento de aeronaves.
La noticia no sorprendió. La Lockheed Martin fue estatizada en agosto del 2009. Al año, los empleados denunciaron que estaban inactivos y que la Nación no había cumplido sus promesas.
En el 2014 Fadea había aumentado un 45 por ciento su planta de personal y tenía los 1.600 empleados que recibió la nueva administración. En abril de 2011, cuando su productividad ya era crítica, contaba con 1.100 trabajadores, según información oficial.
Cuando Cristina Fernández de Kirchner estatizó el paquete accionario de la multinacional Lockheed Martin Aircraft Argentina SA, que había tomado el control de la Fábrica Militar de Aviones en 1995, argumentó que “los estadounidenses habían transformado la fábrica en un mero taller de mantenimiento de la Fuerza Aérea”, pero los únicos ingresos que generó durante la gestión de la ex mandataria derivaron, casualmente, del mantenimiento de aviones a la Fuerza Aérea.
Fuentes de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (Apta) señalaron que la mayor parte de los nuevos dependientes se incorporaron durante la gestión del anterior presidente de Fadea, el ultrakirchnerista Argañaraz, quien condujo la empresa entre junio de 2011 y el 20 de diciembre del 216, cuando fue relevado de sus funciones por el actual Gobierno.
Al ingresar a Fadea, los “nuevos” tenían entre 22 y 26 años. La mayoría milita en La Cámpora, Kolina y Agrupación Evita.
El futuro de la empresa es incierto y hay rumores de que Felippa podría dejar su cargo. A fines del año pasado, la Jefatura de Gabinete habría dado plazo hasta marzo para que la fábrica muestre resultados concretos, pero la actividad está cuasi paralizada. Sólo hay movimiento en el área de modernización de los Hércules.
Si bien en diciembre de 2013 se firmó un contrato entre el Ministerio de Defensa (cliente y acreedor) y Fadea por 40 aviones Pampa, y se estipuló que el primer aparato se pondría en vuelo en el 2014, a la fecha sólo hay dos prototipos armados y hay interrogantes sobre la continuidad del acuerdo.
Horas antes de que se estableciera aquél término (o ultimátum), trascendió que el Tribunal de Tasaciones de la Nación debería cotizar un avión Boeing ejecutivo (BBJ) fabricado en el 2008 y la confirmación de la orden despejó la confusión que se generó cuando se publicó el decreto 1244, que reasignó partidas del presupuesto 2016 y dirigió $2.000 millones de pesos a la capitalización de Fadea. La compañía aclaró que no se trataba de un giro de dinero, sino una condonación de deudas.
La Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE), que agrupa a más de 100 Pymes especializadas (muchas, contratistas de Fadea) convocó a una asamblea extraordinaria para el jueves de la próxima semana. En el temario figuran los proyectos Pampa.
El sector empresarial quiere una legislación de offset, una herramienta de complemento indispensable en la política industrial.
Julio Cobos es el autor del único proyecto de ley al respecto que se presentará con el reinicio de la actividad legislativa. Los acuerdos offset son compensaciones (comerciales, industriales o tecnológicas) que exige el Estado a quien vende un bien (aviones) se calcula en porcentaje sobre el monto del contrato.



3 Comentarios

  1. Me parece que este reconto no se ajusta a la verdad o solo tien una sola mirada. Veo que si antes eran inutiles ahora parecerìa que tambien y considero que no es ni una cosa ni la otra. Sin apoyo del estado ninguna industria aeronautica puede crecer y si a eso le sumaos mentiras es un coptel que solo contribuye al cierre de FADEA que pareciera es lo que muchos quieren en particicular el gobierno actual. Por favor hay que poner gente que conozca y tenga experiencia en la industria aeronutica. No solo por poner un empresario exitoso alcanza se require conocer el mercado mundial de este tema. Peri bueno no se que hago opinando de algo que ya esta predestinado a desguazarlo y quizas regalarlo. Lo triste que existen hasta empleados y gremios mezquinos que pareciera no les importa la Fabrica.

  2. LO ESPERABA YA QUE CUANDO ASUMIERON LES PRESENTÉ GENTE INTERESADA DE EE.UU Y NI SU PRESIDENTE NI SU GERENTE COMERCIAL ME RESPONDÍO A LOS MAILS.- ME ALEGRO QUE LOS DESPLACEN

Dejar respuesta