Milagro nacional y popular

Mentar al pueblo y a los pobres se ha transformado también en un recurso de sinvergüenzas. Y este es un hecho difícil de negar si tenemos a la vista la historia completa de Milagro Sala y el nuevo dato que ha trascendido estos días acerca de la contribución de su hijo Sergio al estímulo y desarrollo de la industria automotriz.

Por Gonzalo Neidal
gonzalo.neidal@gmail.com

2017-02-02_SALAS_HIJO-(1)Cuando Samuel Johnson sentenció que “el patriotismo es el último refugio de los canallas” ciertamente no estaba cuestionando el genuino amor alapropia tierra, noble sentimiento, sino que se refería a aquellos que invocan superiores razones patrióticas para encubrir vulgares desfalcos en beneficio personal. Los tiempos de Néstor y Cristina nos remiten inmediatamente a la frase del escritor inglés.
El reciente episodio de la compra de siete vehículos por parte de Sergio Chorolque Sala, hijo de Milagro Sala, nos está demandando una ampliación del concepto de Johnson.
Mentar al pueblo y a los pobres se ha transformado también en un recurso de sinvergüenzas. Y este es un hecho difícil de negar si tenemos a la vista la historia completa de Milagro Sala y el nuevo dato que ha trascendido estos días acerca de la contribución de su hijo Sergio al estímulo y desarrollo de la industria automotriz.
El joven adquirió siete autos en tan sólo cuatro años. Un récord. Todos anotados a su nombre. En un mismo día, compró tres vehículos, entre ellos, dos pick ups Toyota. Siempre pagó al contado.
Milagro Sala, se sabe, contaba con el apañamiento y la promoción de parte del gobierno nacional y de la propia Cristina Kirchner. Su organización construía viviendas populares pero, además (y esto se está investigando) una parte importante de los copiosos fondos públicos que le llovían desde Buenos Aires eran usados para sostener una agrupación política violenta, que tenía en vilo al pueblo de Jujuy y a varios políticos opositores. Uno de ellos, el actual gobernador. Tal fue el grado de violencia y coerción ejercido por Sala que por primera vez en su historia Jujuy votó un gobierno no peronista.
Sin embargo, pese a la cuantiosa información reunida sobre los delitos que Sala habría cometido, se sigue enarbolándola como un representante del pueblo, víctima de un ataque de los ricos en razón de su militancia a favor de los pobres.
En su explicación a la prensa, el hijo de Milagro Sala explicó que esos vehículos fueron comprados por él con los ahorros de sus trabajos en un par de FM locales y su trabajo como vendedor ambulante.
Un muchacho muy ahorrativo. Un milagro nacional y popular.
Y todavía hay gente que no se explica cómo es que aun con una situación económica poco favorable, Macri continúe alto en las encuestas de aceptación.



No hay comentarios

Dejar respuesta