Rentas de Córdoba elimina el cedulón impreso

La Provincia se ahorrará unos $55 millones de pesos al año. Se imprimen unos 6 millones de cedulones, de los cuales casi el 40% no se paga.

Por Gabriela Origlia
rentasEl cedulón postal de Rentas deja de existir. En el marco del Programa de Eficiencia Impositiva -que busca sostener el financiamiento a través de la mejora de la recaudación, sin subas-, el ministro Osvaldo Giordano explicó que su envío es un procedimiento costoso: $55 millones la impresión y distribución este año.Además, es un esquema poco amigable con el medio ambiente.
Con ese anuncio, Giordano repasó el esquema de impuestos patrimoniales. En la provincia se cobra Inmobiliario urbano sobre 1,655 inmuebles ($3.945 millones); 205.000 parcelas rurales ($2.642 millones) y 1,2 millones de rodados registrados ($1.367 millones). Es un universo masivo y disperso para la recaudación.
Las cargas fueron perdiendo peso en la recaudación total: pasaron de un cuarto al 15% del global.”Es una tendencia que hay que revertir”, dijo. El aspecto es clave de cara a la reforma tributaria que a partir de febrero los gobernadores comenzarán a discutir con la Nación. “Hay un problema de equidad que habría que resolver”, admitió Giordano.
Para cobrar estos impuestos Rentas imprimió el año pasado 6 millones de cedulones, cifra al que hay que agregar la emisión de la cuota 50.Entre las debilidades del esquema, que impulsaron su cambio, figuran el costo económico y ambiental (unas 33 toneladas de papel anuales, equivalente a 500 árboles) y también la baja tasa de uso de ese procedimiento.
En el caso del Inmobiliario, el 39% no se paga y del 61% restante, sólo el 17% usaba el papel, mientras que el 25% lo recibía y estaba adherido al cedulón digital. Doble esfuerzo.De acuerdo a los datos de Finanzas, sólo el 10% del padrón que recibía el cedulón postal lo usaba.Las cifras son similares para el impuesto Automotor.
Para este año hay nuevos procedimientos que se basan en tres ejes. El primero es la ampliación de la eximición a grupos vulnerables incluida en la ley tributaria; en el Inmobiliario son casi 115.000 cuentas (adultos mayores, unos 55.000 con un costo fiscal de $100 millones; y pobres e indigentes, que representan unos $75 millones).Esa misma línea se siguió para las motos de baja cilindrada (unas 425.000 con un costo fiscal teórico de $29 millones).
Otro aspecto es el cambio al acceso al premio al contribuyente cumplidor. Tradicionalmente era la no emisión de la cuota 50; ahora está vigente que el contribuyente siempre tenga abierta la posibilidad del 30% de descuento para los impuestos futuros. El que se puso al día el 31 de diciembre o hasta el 10 de febrero gana el 30% para todo el año.
El último punto es el cambio en el mecanismo de pago, este año será a través de la web. Nadie va a recibir el cedulón impreso.En su sustitución los mecanismos disponibles son, en primer lugar, la cancelación a través de la página de Rentas (ingreso con clave de Afip o la de Ciudadano Digital).  Esta alternativa incluye un descuento del 10% adicional en cuota única.
Una vez hecho ese paso, genera el cedulón o se paga online (otro 10% extra de descuento que incentiva este esquema). “Ponemos la mayor cantidad de incentivos por esta vía porque creemos que es la más conveniente”, indicó Giordano.
También se mantuvieron otras alternativas sin el 10% de descuento por cancelación digital. Los entes recaudadores (bancos, Rapipago, Pago Fácil) podrán cobrar llevando el número de cuenta del inmobiliario o la patente del auto (figura en los cedulones viejos).  Y, por supuesto, sigue la vía tradicional de descargar de la web e imprimir. Si alguien quiere recibir el cedulón en su casa, puede solicitarlo al 0800 de Rentas.
“Lo que hemos tratado es pasar a un sistema más moderno donde se preserva la diversidad de situaciones de los contribuyentes y la equidad. A quien corresponde cobrarle buscamos facilitarle el pago”, resumió Giordano.


No hay comentarios

Dejar respuesta