Pese a la recesión, las empresas industriales mejoraron sus balances

El costo de venta como porcentaje de la facturación se estabiliza en el tercer trimestre en un andarivel cercano al 74%, por debajo de lo alcanzado en años previos.

industriales-mejoraron-balancesLas empresas que facturan $118 mil millones por año, registran un resultado operativo de 7,2% sobre la facturación en el tercer trimestre del año, acumulando un 9,9% en lo que va del año. El costo de venta como porcentaje de la facturación se estabiliza en el tercer trimestre en un andarivel cercano al 74%, por debajo de lo alcanzado en años previos. En el acumulado del 2016, el ratio anota 72,5%.

La rentabilidad alcanzó el 5,4% del total facturado en lo que va del año. Si bien este resultado es inferior al de 2014, la rentabilidad del tercer trimestre (7,1%) muestra mejoras respecto del ratio de aquel momento (5,4%).

Los datos demuestran que los resultados del tercer trimestre para los balances de empresas industriales reflejan una mejora en los ratios de rentabilidad, aunque todavía en niveles moderados.  En el acumulado de los tres primeros trimestres del año, el ratio entre costo de venta y facturación pasó de 73,8% en 2015 a 72,5% en 2016, un nivel similar al verificado en 2014 (72,9%) e inferior al registrado en 2012 y 2013 (77,7% y 76,3%, respectivamente).

La comparación con el 2014 resulta interesante ya que a principios de aquel año también se evidenció una fuerte devaluación, impactando en una importante reducción de los costos de venta del primer trimestre. Sin embargo, hacia fines de 2014 los costos de las empresas se incrementaron fuertemente, reflejando lo efímero del impacto de la devaluación de aquel año sobre la rentabilidad industrial.

A partir de la estabilización de este ratio en el tercer trimestre de este año, puede presumirse que 2016 es bien diferente a 2014 en este plano, aunque se deberá seguir de cerca en los próximos trimestres. La estabilización de este ratio podría ser clave para la generación de caja, a la vez que hace más predecible el escenario a futuro, en caso de perdurar.

El análisis de los economistas Joaquín Berro Madero y Guadalupe González del Ieral de la Fundación Mediterránea se basa en un panel fijo de 18 empresas de primera línea que remiten sus balances a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y, a su vez, están vinculadas con la actividad industrial. Dentro de este conjunto de firmas conviven una amplia gama de sectores, entre otros, empresas del sector alimenticio, del cementero, del metalmecánico y siderúrgico.

Para tener un orden de magnitud, que la facturación anual de este panel fijo de empresas es de $118 mil millones. El resultado operativo de las empresas industriales, que anota 9,9% como porcentaje de la facturación, mejora en el acumulado de los primeros nueve meses del año respecto del 7,6% verificado el año pasado, aunque se ubica tres puntos porcentuales por debajo del ratio de 2014 (12%).

También se observan mejoras en los indicadores de rentabilidad, en base a los balances del tercer trimestre. La rentabilidad pasó de representar el 4,5% del total facturado en el acumulado hasta el tercer trimestre de 2015, a 5,4% en igual periodo de 2016. Sin embargo, este ratio se ubica todavía por debajo del nivel de 2014, cuando anotó 6,6%.

Aunque en el acumulado del año los resultados lucen inferiores a los de 2014, la estabilización del ratio costo a facturación descripta más arriba ya se refleja en forma nítida en los balances que miden la performance del tercer trimestre, sin considerar el acumulado del año.

La rentabilidad de las empresas industriales alcanzó 7,1% de la facturación en el tercer trimestre del año, marcando una leve diferencia con el 6,8% del tercer trimestre de 2015, pero más acentuada con el 5,4% de igual periodo de 2014. Y esto ocurre pese a la profundidad de la recesión del tercer trimestre de 2016, cuando la producción industrial registra una caída del orden del 6% interanual.

Mercado de capitales

El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, se mostró “profundamente optimista” respecto del futuro del mercado de capitales al que le auguró –igual que al país- “un camino de crecimiento y desarrollo”. Así apoyó el proyecto de reformar la ley del sector que se trataría la próxima semana en el Congreso.

El Ejecutivo espera que la norma -que no sólo modifica la ley que el kirchnerismo impuso en 2012 sino que alcanza a las de fondos comunes y obligaciones negociables- se aprobada rápidamente. Gabbi aseguró que están dadas “todas las condiciones” para que Argentina abandone la condición de “país de frontera” y recupere la de “mercado emergente”.



No hay comentarios

Dejar respuesta