Pese a las críticas, Cormecor ratificó obras en nuevo predio

Desde el ente intermunicipal defendieron los estudios de impacto ambiental propios y los realizados por el Gobierno de la Provincia. La Defensoría del Pueblo objetó la radicación del basural entre las rutas 5 y 36.

basuralIMG_2022La corporación intercomunal -que manejará el tratamiento y deposición final de los residuos que producen los vecinos de la ciudad de Córdoba y otras localidades aledañas- ratificó las obras para la instalación de la planta en el predio adquirido por la Provincia, emplazado entre las rutas 5 y 36.

La precisión fue brindada luego que la Defensoría del Pueblo, encabezada por Mario Decara, difundiera un informe técnico en el que desaprueba la relocalización del basural que hoy funciona en piedras blancas en terrenos cercanos a las localidades de Bouwer y Villa Parque Santa.

En resumidas cuentas, cuestiona la consultora que elaboró el informe de impacto ambiental encargado por Cormecor y pide otras precisiones.

“En primer lugar, un tema importante es el de los vientos. Hay una contradicción entre la dirección y el poblado, que no aparece así en el informe de Cormecor. Y existe otra con respecto a las aguas que corren por la zona”, comenzó su explicación el director del Instituto de Ambiente de la Defensoría del Pueblo de Córdoba (INADEP), Daniel Di Giusto, en diálogo con Cadena 3.

El especialista disparó contra la consultora contratada por la corporación intermunicipal: “Hicimos un relevamiento in situ. Luego, vimos toda la documentación que disponible. El trabajo de Cormecor está basado en el estudio de una consultora, en el que encontramos algunas cuestiones que no son buenas para ese tipo de emprendimiento”.

Finalmente, otro de los problemas que apuntó Di Giusto refiere al escurrimiento de los líquidos residuales que se dirigirían hacia la ruta 36. “Van a terminar muy cerca y tendrán que hacer obras hídricas y alcantarillas. Además, cerca de ahí está la planta de Taym, que trata residuos industriales”, advirtió.

Decara respaldó después al investigador del organismo que preside. “Nosotros decimos que el informe tiene algunas contradicciones ya que ellos mencionan que el viento tiene una dirección y nosotros sostenemos que son específicamente desde el norte-noroeste hacia el sur suroeste”, amplió.

“Los vientos van a llevar sustancias contaminantes y mal olor a las actuales poblaciones de Villa Santa Ana”, lamentó.

Desde el ente municipal manifestaron su sorpresa por el momento en el que son difundidas las críticas, coincidiendo con la puesta en venta de los pliegos para concesionar varios rubros inherentes a la clasificación y tratamiento de los residuos sólidos urbanos. Previsiblemente, defendieron sus estudios ambientales.

En tanto, Decara aclaró que el informe que rebate algunas de las conclusiones expuestas en el estudio rubricado por una consultora privada.  

“Estamos tratamos de colaborar. De ninguna manera estamos en una posición obtusa. Pero de nuestros análisis surgen algunos problemas, algunas dudas que hemos plasmado en un informe y que estamos dispuestos a contrastar con quienes llevaron a cabo de este proyecto”, señaló.

El dirigente nombrado en ese puesto gracias a los votos de legisladores peronistas y radicales fundamentó la defensa a los vecinos de Parque Santa Ana con proyecciones demográficas.

“Lo que está previsto en los próximos 10 años en Córdoba es un aumento del 5% de población; el 18% para Punilla; y el 18%, para Santa María. El crecimiento futuro va a ir para el departamento Santa María, lo que significa que este predio en una década estará rodeado de urbanizaciones”, vaticinó.

Para cerrar, propuso trasladar el nuevo emprendimiento “a 50 kilómetros de la ciudad de Córdoba, hacia este mismo lugar, pero a 20 ó 30 kilómetros alejados de Santa Ana”.

 



No hay comentarios

Dejar respuesta