2016, año de cambios (no programados) en la UNC

Las transformaciones institucionales, políticas y académicas ocurridas durante el 2016 tendrán un prolongado impacto en la vida de la Casa de Trejo.

juri-2-UNCLos universitarios cordobeses concluyen un año en el que la agitación fue la norma y en el que los cambios de escenario, las transformaciones y las innovaciones se sucedieron sin descanso.

La elección de Hugo Juri como rector, como producto de un reordenamiento de los pactos entre las Facultades de la UNC, resultaba imprevisible para el entonces rector Francisco Tamarit, quien había concluido el 2015 aupado por una cuantiosa mayoría en la Asamblea Universitaria.

Dicho hecho marcó el inicio de un año de cambios, cuyas réplicas se continuarán sintiendo en los años por venir de la UNC.

Juri, el reformador

El 12 de diciembre de 2015, el físico Tamarit plasmó su fortaleza política en el mayúsculo apoyo brindado por la Asamblea Universitaria a su proyecto de nuevas Facultades.

Más de dos tercios de los consejeros acompañaron la creación de Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación, convenciendo al oficialismo de que la reelección de Tamarit como rector sería tan sólo un trámite.

Sin embargo, tres decanos que se opusieron al Rector en dicha Asamblea lograron convencer a varios de sus pares para construir una alternativa superadora a Cambio Universitario: Juan Marcelo Conrero (Ciencias Agropecuarias), Jhon Boretto (Ciencias Económicas), e Ian Dutari (Arquitectura).

Marcelo Yorio (Ciencias Médicas), Pedro Yanzi Ferreira (Derecho), Roberto Terzariol (Ciencias Exactas), Elena Pérez (Lenguas) y Mirta Lutri (Odontología) avalaron la estrategia y Hugo Juri fue electo rector de la UNC por segunda vez el 19 de marzo, dando un vuelco de 180 grados al tablero político universitario.

Desde el inicio, Juri se plantó como un reformador y anunció que emprendería transformaciones académicas, políticas e institucionales para la UNC. En sus primeros ocho meses al frente del Rectorado, logró avances en cada una de esas dimensiones, a pesar de los constantes embates de sus opositores, que adoptaron la interrupción de los órganos de gobierno como principal herramienta de coerción.

El proyecto de reconocimiento de trayectos académicos a través de un sistema de créditos está ya avanzado en su etapa inicial, y comenzaría a funcionar para algunas familias de carreras en el 2017.

Además, la iniciativa fue tomada por la secretaría de Políticas Universitaria de la Nación y se adoptará en la mayoría de las universidades nacionales, cambiando de raíz la lógica de carreras rígidas por Facultades que hoy distingue al sistema argentino.

De la misma manera, la reactivación del Consejo Social Consultivo y la aprobación del programa Compromiso Social Estudiantil representan un giro en la vinculación con la sociedad, y el establecimiento de Áreas de Gestión es un primer paso hacia una mayor interrelación entre las unidades académicas y el Rectorado.

 

El campo estudiantil

En el claustro estudiantil también se produjo un hecho disruptivo, en comparación con las décadas anteriores.

Luego de que en junio las elecciones de Consejo Superior dejaran un muy positivo saldo de 5 de 9 bancas para la agrupación Franja Morada, el congreso de renovación de autoridades de la Federación Universitaria de Córdoba (FUC) fue el escenario de una derrota impensada para los jóvenes radicales.

Tras 28 años a cargo de la presidencia de la FUC, la Franja Morada fue superada por el Frente de Unidad Agustín Tosco, un pool de diez agrupaciones kirchneristas y de izquierda aliadas para la ocasión: La Bisagra, El Módulo de Arquitectura, La Cámpora, Movimiento Sur, La Mella, La 15 de Junio, NACE, Cauce, Sinergia y Expresión Estudiantil.

La unidad proclamada por la entente opositora fue eficaz para arrebatarle la presidencia de la FUC al reformismo, pero tuvo dificultades para mantener una misma línea política en los hechos sucesivos, como la reforma política.

 

Elección directa

Juri no fue el primer rector en prometer que impulsaría una reforma política para UNC que incluyera la elección directa del Rector y de los Decanos.

Tanto Carolina Scotto como Francisco Tamarit habían postulado dicho objetivo. Sin embargo, por falta de capacidad o de voluntad respectivamente, los rectores de Cambio Universitario no lograron consumarla.

Por ello, pocos universitarios confiaban en que el grupo que conduce el médico Juri fuera el que lograría ponerle punto final a una discusión de dos décadas.

El nuevo sistema comenzará a moldear a partir del próximo año un nuevo panorama político para la UNC, poniendo a prueba a sus protagonistas, que deberán enfrentar el escrutinio de sus comunidades.



Dejar respuesta