Dertycia y su primer año de ministro

El “Cocayo” festeja su primer aniversario como titular de la Agencia Córdoba Deportes, en un año muy convulsionado tanto en lo político como en lo social. A pesar de no ser hombre del “palo”, logró avances y que la Selección Argentina viniera dos veces a Córdoba.

Por Federico Jelic

2016-12-15_dertyciaAcostumbrado a portar pantalón corto, pantalón jalado, medias altas con canilleras y botines, ahora le toca usar traje, saco y corbata, con zapatos especiales acorde a la ocasión. Oscar Dertycia cumple un año como presidente de la Agencia Córdoba Deportes, investidura que quizás nunca soñó pero que sus trabajos como vocal y su andar permanente por todas las canchas y gimnasios de múltiples deportes lo coronaron casi por decantación. El “Cocayo” hoy está a cargo de la presidencia de la Agencia de Córdoba Deportes, con un inicio sinuoso aunque después supo utilizar el manubrio cuando entendió que la imagen se construye con trabajo y con algo de política también.

Caminante no hay camino…
Desde que inició la Agencia Córdoba Deportes, pasaron distintos funcionarios y no solo vinculados a un pasado deportivo: Horacio Manzur, quien fuera presidente de Talleres; Gustavo Oliva Funes, Medardo Ligorria (Atenas), Emeterio Rufino Farías (titular de la Liga Cordobesa de Fútbol y Escuela Presidente Roca) más Agustín Calleri (tenista profesional de la ATP). Dertycia apareció por lo bajo y fue designado por el gobernador Juan Schiaretti no solo por ser su hombre de confianza, sino por su inconmensurable aporte más que nada en presencia. De a poco, el ex Instituto fue incorporando conceptos y conocimientos en todas las disciplinas, al punto que hoy está al tanto de los deportes becados, los federados, los del deporte adaptado (una de sus debilidades) y hasta se dio el lujo de albergar dos partidos de la Selección Argentina de manera oficial en 2016. Pavada de logro, ¿no?
Ya en sus épocas de vocal era frecuente verlo al “Cocayo” en todas las canchas, desde la Primera División al Federal B. Fue ayudante de campo de Daniel Jiménez en 2014 en Instituto a la par de sus funciones y lo mismo en su agenda había espacio para participar de partidos a beneficio en el interior provincial, como de visitar clubes que precisaban de subsidios económicos en virtud de mejorar sus condiciones edilicias, sea en la cancha o en la sede. Eso es innegable: fue su espíritu de constancia y presencia el que le otorgó su membrecía al frente del organismo máximo del deporte cordobés.

Entra la inocencia y la política
Hasta un programa de TV tenía la presencia de Dertycia: “Un día”, que se emite los jueves a las 23 por Canal Showsport de cable. Lo acompañaban en el panel varios integrantes que lo secundan hoy en la experiencia en la Agencia, como Gustavo Zárate, Carlos Pajurek (sí, el delantero de Racing de Nueva Italia que accidentalmente quebró a Luis Islas enfrentando a Independiente), Martín Argayo (hoy con perfil más bajo) más otros ex futbolistas que siempre acompañaron la idea del programa, de ayudar y difundir a los clubes de la Liga Cordobesa de Fútbol. Cerca siempre está Claudio Rivadero (ex Talleres, Belgrano y San Lorenzo), quien también trabaja en las escuelitas de Fútbol de la Agencia.
Y claro, son personalidades del deporte. De la política, no tanto. Y eso fue quizás su talón de Aquiles, aunque ellos mismos se reconocen como “personas del deporte” y no ministros. Es la realidad. Y quizás a la hora de defenderse o de posicionarse, cierta inocencia producto de que pertenecer a otro rubro les pasó factura.
¿Qué ocurre? Al principio tuvieron que entender que hay banca política directa del panal sobre algunos miembros de la Agencia. El hecho de confrontar con algunos de ellos les dio algunos dolores de cabeza. Pecados de inexperiencia, con toda voluntad de obrar en consecuencia con el proyecto, aunque sin los resguardos que deben aprenderse en todas las dependencias políticas. Una materia que se adquiere con el tiempo y también con los tropiezos. Para uno que viene del deporte, al principio cuestan entender cuestiones de esa naturaleza hasta que se topa con la realidad. Una transición que todo su equipo tuvo que aprender a la fuerza. Y por obligación. Y en defensa propia también. Es que al venir de otro “palo”, desconocían por inocencia, que hay directores o vocales que tienen influencia directa en la toma de decisiones. Todo un reto de convivencia.



Argentina vino dos veces
El año arrancó difícil para Dertycia, con cambio de gobierno nacional y provincial, con eventos heredados y con la necesidad casi improvisada desde AFA de tener todo listo en el Mario Kempes para que Argentina recibiera a Bolivia por Eliminatorias Sudamericanas.
Después de varios recitales y partidos todas las semanas, el campo de juego no lució en condiciones óptimas a pesar de los esfuerzos, y por tal motivo, fue duramente criticado. Quizás fue el momento más inestable de su gestión. De todas formas, logró conservar el estado del césped cuando se celebraron otros recitales, hubo tratamiento especial y modelos de procedimientos no conocidos y entonces, el “Cocayo” logró que el combinado nacional lograra algo inusitado: dos veces en un año albergar al combinado nacional. En octubre vino Paraguay ya la superficie era un billar. En 2012 Emeterio Farías también consiguió doble visita albiceleste, aunque en este caso, fue oficialmente por el pasaporte al mundial de Rusia 2018. Más que un mérito, sobre todo después de los maltratos recibidos mediáticamente en la previa del duelo ante los bolivianos.
Lo importante a destacar es que en detrimento del tan pedido fútbol de verano, el terreno de juego del Mario Kempes será remodelado por primera vez en 38 años, desde su construcción, en la previa de mundial ’78, cuando era llamado Chateau Carreras. El piso será levantado en estos días, con colocación de riegos por aspersión, se cambiarán los cementos en busca de un mejor drenaje, reformas que nunca se tuvieron en cuenta en casi cuatro décadas.

Mejor en cancha que en los escritorios
El 10 del corriente se cumplió el primer año del ciclo “Cocayo” en la Agencia Córdoba Deportes, con aciertos, inconvenientes y pasos en falso también. Aumentaron la cantidad de deportistas que entrenan en las instalaciones a casi 1200. Se sumaron deportes extremos, mejores estructuras para el deporte adaptado y los deportistas de talla baja. Además, una de las “bendecidas” del organismo del deporte cordobés consiguió medalla de oro en los juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016: la judoca Paula Pareto, quien a pesar de haber nacido en Buenos Aires, firmó convenio con la Agencia meses antes de ir al certamen ecuménico por excelencia del deporte amateur planetario. Además, recibió el “Cóndor de Oro”, decisión que pudo traer polémica, según algunos detractores. Pero Dertycia sigue con su camino: estuvo presente en la fiesta de los 92 años de Racing de Nueva Italia el miércoles pasado y de ahí fue a la cena del “Rombo de Oro” que organiza el Círculo de Periodista Deportivos de Córdoba. Haciendo lo que mejor sabe hacer: poner la cara en el lugar de los hechos. Es su forma de hacer política también. Ahí obtiene mejores resultados que en los escritorios.



Dejar respuesta