Mestre tratará de conformar al Suoem con un bono

El secretario General de la Municipalidad, Daniel Arzani, comunicó a la cúpula sindical que no reabrirá la paritaria. Rubén Daniele declaró el estado de alerta y mañana definirá medidas con sus delegados. El Ejecutivo quiere mostrar coherencia con el discurso que parte de la Casa Rosada.

municipalidad-de-CordobaEl intendente Ramón Mestre decidió mostrar coherencia con el discurso oficial. Aquel que dice que la inflación está bajando y la economía comenzará a recuperarse pronto; también indica que las reactualizaciones salariales otorgadas al sector público a la fecha sortearon la suba de precios de los productos básicos.
El presidente Mauricio Macri y su ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, aseguran que cumplen la promesa más importante de la campaña. Asumieron los riesgos de sostener el discurso con hechos: ofrecieron a la CGT un bono. Claro paliativo que no convence a los sindicalistas y una muestra que, es altamente probable, que la negativa oficial no es cuento.
El gobernador Juan Schiaretti es otro de los socios del mandatario nacional que no cuestionó las nuevas cifras del Indec. Por el contrario, canceló la promesa a los sindicatos provinciales de discutir la nueva pauta salarial para el segundo semestre, programada para septiembre. Le costó varios paros en el sector público y sanitario.
Para disminuir la presión, cuando existe oportunidad Schiaretti y sus funcionarios deslizan que entregarán un bono de fin de año si la recaudación impositiva lo permite. Con la repetición de la oferta, podría decirse que sólo falta el visto bueno de los gremios para finalizar el largo conflicto.
Esta modalidad de reparación económica es aceptada por los empleados públicos de la Provincia y sus representantes. No ocurre lo mismo en el ámbito municipal, donde Rubén Daniele exige que cada suma de dinero engorde la base salarial de manera permanente.
Antes del viaje del intendente Ramón Mestre a Roma, hubo un contrapunto con el cabecilla del Suoem por el famoso bono. El radical dijo que iba a pensar la posibilidad. Rubén Daniele le sugirió que no se tomara la molestia porque tenía en mente pedir la reapertura de paritarias.
Así fue. El histórico referente de los municipales acercó su requerimiento a los secretarios Daniel Arzani (General) y Hugo Romero (Finanzas). La respuesta fue demorada por la ausencia de Mestre en el Palacio 6 de Julio. Se comprobó después que quisieron ganar tiempo porque la decisión estaba tomada, incluso antes de arreglar el reintegro de fondos coparticipables con el gobierno de la Provincia.
Arzani le comunicó a Daniele que no habrá una nueva pulseada. El 30,9 por ciento acumulado hasta julio sería suficiente para el oficialismo municipal. Es cierto, habrá fondos, pero el Suoem no podrá contar con su parte si el Ejecutivo resiste la embestida que se viene.
El Suoem siguió su protocolo interno a la perfección. Se declaró en estado de alerta y convocó a una reunión del cuerpo general de delegados para este martes.
La minuta de la reunión se divide en dos: paritaria, pero agrega la situación de los contratados que aún no pasaron a planta permanente. Astuto, Daniele incluye un plan b en caso que sea necesario descomprimir su frente interno.
Esto es, si Mestre resiste la batería de asambleas que desplegará en lo sucesivo buscara la compensación con la efectivización de aquellos agentes que esperan su ansiado empleo público estable, incluso los de menor antigüedad con monotributo o vinculación por artículo 8.
Los funcionarios mestristas involucrados en la mediación descomprimirán con un bono. Esa será su oferta inicial, también final. Saben que, alguna vez, Daniele aceptó el pago extraordinario. Esta semana, la usarán para medirse para infortunio de los vecinos.



2 Comentarios

  1. Ojalá que el gremio de periodistas ganaran la calle para cobrar lo que corresponde, con un dirigente gremial capaz. Luz y Fuerza, docentes
    , provincia y municipales pelean sus salarios en la calle. Adelante amigos!!

  2. Lo del bono me parece una grasada. Daniele no se preocupa solo por los activos. Al contrario de otros «lideres», se ocupa de los jubilados, los que de aceptarse la propuesta del DEM qiedan excluidos.

Dejar respuesta