Marín, el otro presidente

El ex gerenciador de Racing Club para muchos es el verdadero hombre de confianza de Macri en AFA, a pesar de no figurar en la Comisión Normalizadora. Maneja los derechos de TV y tuvo influencias en los entrenadores de las categorías menores y la Mayor.

Por Federico Jelic

2016-10-30_perez_marin
Fernando Marín, nuevo director de “Fútbol para Todos” y Armando Pérez.

Algunas decisiones que tomó la Comisión Normalizadora de AFA generaron incomodidades en diversos sectores dirigenciales, que no tienen piedad a la hora de castigar con munición gruesa a la figura de Armando Pérez, a quien a pesar de contar con el apoyo de FIFA y con el beneplácito del gobierno Nacional, no le perdonan un paso en falso. La cuestión es que por detrás de la escena, se mueve en silencio un empresario con vasta trayectoria en los medios, principalmente como productor televisivo, haciendo de las suyas casi desde el anonimato. Resulta que mientras fue designado por Mauricio Macri como director de “Fútbol para Todos”, Fernando Marín también habría metido la “cuchara” en la toma de decisiones con relación a la tan esperada refundación del fútbol argentino. Alcanza con repasar los nombres de los nuevos DT seleccionados en las categorías menores en Ezeiza, para entender que los apellidos tuvieron un paso por Avellaneda, más precisamente en Racing Club, entidad que gerenció por seis años y condujo después como presidente. Nada es casualidad. Eso sí, a los platos rotos los paga Pérez…

Racing y Blanquiceleste
A mediados del ’99 Racing Club “dejó de existir” como dijo la síndica Ripoll, producto de una deuda millonaria y la inevitable cesación de pagos. Entonces AFA en conjunto con la Justicia, armaron un traje a la medida de “La Academia” en función de que pueda seguir subsistiendo. Fue creada la ley 25284, que prevé el Salvataje de entidades deportivas, siendo el club de Avellaneda el primer antecedente de un gerenciamiento en el país. Ocurrió a mitad de 2001, y quien presidía la empresa era nada menos que un tal Fernando Marín, a cargo de “Blanquiceleste SA”. Para colmo, tuvo consigo la suerte del principiante porque a fines de 2001, logró quebrar la racha de 35 años sin salir campeón. Ese nefasto fin de año con cinco presidentes de Argentina en una semana, con toque de queda y el desastre del 21 de diciembre, tuvo a su Racing dando la vuelta olímpica, mientras que Fernando De La Rúa huía en helicóptero de Casa Rosada. Todo fue gracias al gol de Emanuel Loeschbor en cancha de Vélez. De esa forma, la gestión iniciaba con el pie derecho y con la inmunidad de las críticas sobre todas las cosas.
Al final, Racing levantó la quiebra, licuó el pasivo y volvió a su condición natural de entidad sin fines de lucro. Pero el último tramo del proceso fue un poco turbulento, porque por momentos fue la misma quiebra y el fideicomiso quien le prestaba dinero a Blanquiceleste SA en función de cubrir sus obligaciones. Se fue en 2006 tras venderle el paquete accionario a Fernando De Tomasso. Pero nunca se fue del todo y siguió manejando asuntos en el club desde afuera.

De la Davis al Chavo del 8
Si de algo es idóneo Marín es en la producción de eventos. Por ejemplo, todos aquellos que siguen disfrutando los repetitivos pero eficaces chistes de “El Chavo del 8” deben agradecerle eternamente a su gestión, allá por los ’70. Durante los ‘80, fue director de Radio “El Mundo” y FM “Horizonte”. También fue el responsable de grandes éxitos como “Videoshow”, “Mesa de noticias” y “Calabromas”, e incursionó en la producción teatral. Y si de fútbol hablamos, fue pionero de programas de entrevistas, con Fernando Niembro en los albores de los ‘70, con pasos de antología de Diego Maradona y su lengua voraz como invitado y atractivo principal. Además, por 25 años, fue encargado de organizar los encuentros de Copa Davis en Argentina, en tiempos en los que el tenis era un mercado incipiente.
Resulta que Macri pensó en él para reemplazar a Pablo Paladino en “Fútbol para Todos”, que solo duró unos meses ya que a fin de año caduca el contrato entre AFA y el Estado. Y desde lo bajo ya algunos manifiestan que mantuvo reuniones trascendentales en Nueva York, con la mesa chica de los Turner, candidato principal a adquirir del derechos de TV del fútbol argentino. De lo público a lo bien privado, de un extremo a otro, así es el recorrido del fútbol argentino.
El presupuesto anual del programa es de $1.800 millones y Macri confió en Marín la misión de buscar pauta privada. Actualmente “Fútbol Para Todos” trasmite los partidos de la Primera, de la B Nacional, la Selección Argentina y las instancias definitivas de la Copa Libertadores y Sudamericana en la que participan equipos argentinos. Marín en ese terreno se pudo mover como pez en el agua: mientras teje y descose, todos los insultos van para Pérez, que ya tuvo que pagar las consecuencias políticas de huelgas de la B Nacional y de los clubes chicos de Primera por el poco equitativo reparto del dinero de la TV. Y el productor nuevo, indemne…



Todos pasaron por Racing…
Paso a paso: lo que causó indignación en esferas del gobierno fue la designación de Claudio Úbeda como DT de la Selección Sub 20, cuando no había presentado proyecto alguno. Receptaron 44 carpetas con programas y objetivos de muchos entrenadores de chapa como Francisco Ferraro, José Chamot, Gabriel Batistuta, y al final, ninguno fue elegido mediante ese concurso. En la gestión de Marín en Racing, Úbeda fue jugador y capitán de ese título del 2001. Después empezó a hacer carrera como técnico también en “La Academia”. Por ahí va cerrando la cosa.
¿Algo Más? Miguel Micó es el nuevo encargado de conducir el Sub 17. Micó fue interino en 2007 de Racing Club además de coordinar las divisiones inferiores, durante el proceso de Marín. Alcoyana, alcoyana.
Y para cerrar, la inminente incorporación del “Ratón” Roberto Fabián Ayala como secretario técnico de la Selección Argentina se anuncia en estos días. Puesto por el cual la “Brujita” Juan Sebastián Verón viene pugnando hace rato. ¿Saben en qué club tuvo su retiro como profesional en 2010 y después pasó a ser manager deportivo? Si, adivinó…

Desde las sombras…
Está claro que Marín es hombre de confianza de Macri y que por su experiencia como productor y gerenciador, hoy puede darle soluciones en varios sentidos dentro de una AFA que se cae a pedazos. De todas formas, su influencia es total también en el Comité Regularizador. Los derechos de TV y el fin de “Fútbol para Todos”, Úbeda, Micó y ahora Ayala dejan en claro que a pesar de no figurar, tiene injerencias como un miembro más en la calle Viamonte. Y con el rol que todos quieren tener: poca exposición, nulas críticas, perfil bajo y total participación. Mientras tanto, Pérez recibe todas las balas, cuando el nexo entre Estado y el fútbol estatal es de su responsabilidad también.



Dejar respuesta