Dispersión de reclamos gremiales

La UEPC elevará hoy a la CGT Regional Córdoba una nueva propuesta de paro. Los sindicatos están más concentrados en resolver sus demandas puntuales.

El acuerdo entre la Casa Rosada, el triunvirato de la CGT y los empresarios frenó la ola de reclamos en el arco gremial. La negociación por el bono de fin de año –con piso sugerido por la Nación de 2.000 pesos- no será coordinada por la confederación, sino que dependerá de la habilidad y la presión de cada uno de los gremios sobre la patronal. En las Provincias pasa exactamente lo mismo.
La pulseada individualizada le resta peso a uno de los baluartes a los que siempre apela el sindicalismo: la unidad. Hoy, como en una canción infantil, “cada cual atiende su juego”.
Esta diversificación impacta sobre la CGT Regional Córdoba, que en su última marcha evidenció su potencial al mostrar un interesante grado de coordinación entre los gremios del sector público y el privado. Aunque ciertamente son los estatales los que aportan la cuota mayoritaria de la movilización.
Ahora los gremios privados dependerán de lo que resuelvan las cúpulas nacionales y posiblemente dosifiquen su aporte en Córdoba.
Entre los estatales también se evidencia este fenómeno de dispersión. El denominador común que amalgamaba a la coordinadora de gremios estatales, ya no tiene la misma capacidad de adhesión, por más que siga vigente como un reclamo estructural.

Caja de jubilaciones
La incógnita por la Caja de Jubilaciones ya quedó despejada. El miércoles el gobernador Juan Schiaretti firmó con el presidente Mauricio Macri el convenio para saldar los desacoples financieros que se produjo en el sistema previsional durante la pelea entre la Provincia y la administración kirchnerista.
El acuerdo dio una certeza para los gremialistas: la ley 10.333, que recalcula los haberes jubilatorios, no se modificará. Esa fue de las principales cláusulas que puso la Nación para habilitar las instancias de diálogo entre los funcionarios de Anses y del Ministerio de Finanzas.
Pero para evitar cualquier confusión, en una entrevista concedida a La Voz del Interior, el gobernador dejó en claro ayer que no se modificará el régimen previsional. Nunca un Gobierno provincial dio marcha atrás con una reforma de este calibre y menos ahora que le garantiza liquidez y una buena relación con la Casa Rosada.
Los temores gremiales de que el acuerdo encierre una armonización encubierta parecen diluirse. El texto, según explicó un alto gremialista que pudo observar detenidamente el convenio, no trae una nueva desregulación. El malestar por expectativa ya no sería un factor que incida en las decisiones sindicales.

Bono y movilización
Con la discusión salarial individualizada y con la Caja ya como un factor centrípeto diluido, los gremios estatales se enfocan en sus reclamos netamente propios. Aunque en algunos casos compartidos, como el bono de fin de año en el caso del SEP y UEPC.
Ambos gremios reclaman por la reapertura de la paritaria, pero saben que esa variable es imposible de concretar. Un plus salarial extraordinario es la única alternativa que baraja la Provincia y aún no hay ninguna cifra concreta.
A diferencia de otras ocasiones, cuando estatales y docentes articularon de manera conjunta su reclamo, esta vez las demandas corren por canales separados.
Los docentes ya decretaron su séptima medida de fuerza y un plan de acción hasta ese día. Esperan incluir en la negociación los días de paro descontados durante el último semestre del año. De hecho, la Justicia dio lugar al recurso de amparo presentado para que no se apliquen las detracciones en función del incumplimiento de acta paritaria, según señala el gremio.
Por su parte, el SEP toma otro camino. El plenario de la semana pasada decretó un calendario de medidas que incluyen una movilización a Salud el viernes 4 (uno de los sectores más complicados para el Panal) y una manifestación en el ministerio de Finanzas jueves 10 de noviembre.
Luz y Fuerza, por su parte, lleva adelante negociaciones propias para la incorporación de más personal e insumos. El punto salarial, en todo caso, queda reservado a la discusión con el directorio. La Bancaria mira muy atentamente a los señalamientos nacionales que hace Sergio Palazzo y el Suoem está pendiente de su puja con la Municipalidad.
Hoy la CGT Regional Córdoba realizará un nuevo plenario. Allí los docentes llevarán la propuesta de un nuevo paro para el 18 de noviembre. La convocatoria de octubre, que concretaba una batería de reclamos comunes, es una vara muy alta para repetirla un mes después. De haber una nueva medida conjunta, será respetando la libertad de cada gremio.



Dejar respuesta