Córdoba y Santa Fe, únicos distritos que no se derrumbaron

Datos de una consultora privada analizan la actividad en todas las provincias argentinas. Las excepciones lo son en base a la performance del año pasado.

tambosLos únicos distritos que evitaron una caída interanual en el segundo semestre del año fueron Córdoba y Santa Fe. El resto de las provincias registran una baja fuerte en sus actividades. Los datos de la consultora Federico Muñoz & Asociados indican que la expansión de las dos integrantes de la región centro entre el tercer y cuarto trimestre del año pasado fue levemente mayor que la contracción del primer semestre de este período.
El Indicador Síntetico de Actividad de las Provincias (Isap) es un sistema de índices de actualización trimestral que permite evaluar y comparar de manera homogénea la evolución económica de las 24 provincias; resulta de la síntesis de ocho indicadores parciales o sectoriales: nivel de empleo, salario promedio, recaudación del IVA, ventas de supermercados, despachos de combustibles, despachos de cemento, transferencias del Tesoro Nacional y el patentamientos.
El ISAP nacional muestra ser un proxy bastante confiable del PBI. En septiembre cuando se difundió el dato oficial del PBI del segundo trimestre, el Indec admitió una caída del 2,1 por ciento trimestral en la serie desestacionalizada, desmintiendo al EMAE y validando de alguna manera la estimación de julio de Muñoz & Asociados.
Para la consultora la buena noticia es que la estimación preliminar del ISAP Nacional correspondiente al tercer trimestre da cuenta de la virtual estabilización del nivel de actividad; en otros términos, la economía habría dejado de caer y se prepara para dar inicio a la reactivación; probablemente, tan pronto como en el cuarto trimestre.
Este año estaría dejando un arrastre estadístico negativo; esto es, el nivel de actividad desestacionalizado del cuarto trimestre seguramente resultará inferior al nivel promedio de todo el 2016. Esto –para la consultora- conspira contra la posibilidad de que en el año entrante se verifique una tasa de crecimiento muy elevada.
De acuerdo a los cálculos de Muñoz & Asociados, para que en 2017 el PBI crezca 3,5 por ciento, se tendría que presenciar una secuencia de variaciones trimestrales desestacionalizadas de 1,5 por ciento (esto es, un ritmo de crecimiento anualizado de algo más del seis por ciento); una meta realmente exigente.
En la última medición ninguna provincia del país quedó a salvo en esta fase de retracción de la economía nacional. Los ISAP de casi todas las provincias registraban tres trimestres consecutivos de retroceso del nivel de actividad. Las excepciones son Córdoba, Santa Fe y Tierra del Fuego que presentaron dos trimestres seguidos de variaciones negativas y San Juan, que acumula cuatro trimestres de retracción.
Esta dinámica implica que la totalidad de las provincias argentinas cayeron en un proceso recesivo (entendido como el encadenamiento de al menos dos trimestres consecutivos de variaciones negativas en la serie desestacionalizada del nivel de actividad).
No extraña entonces que los ISAP de la casi totalidad de las provincias presentaran en el segundo trimestre variaciones interanuales negativas (es decir, retrocesos frente al nivel de actividad del segundo de 2015).
En algunos casos puntales, las caídas fueron realmente severas. Esa es, por ejemplo, la situación de Santa Cruz, que sufre de manera muy sensible el final del trato preferencial que gozara durante las sucesivas gestiones Kirchner; su ISAP registró una caída de casi nueve por ciento frente al nivel del segundo trimestre de 2015.
Catamarca y La Rioja también mostraron contracciones superiores al seis por ciento interanual. La estimación preliminar del ISAP Nacional del tercer trimestre mostraba la estabilización del nivel de actividad nacional. Por ende, en la próxima actualización del ISAP, probablemente presenciemos un panorama más heterogéneo en la dinámica del nivel de actividad provincial: unos cuantos distritos debieran seguir inmersos en el proceso recesivo, pero algunos acaso ensayen un leve repunte del nivel de actividad.