Fiesta federal de Macri y Schiaretti dejó $5.000 millones a Córdoba

La Nación girará $2.000 millones antes de fin de año para cubrir el déficit de la Caja. El saldo será utilizado para cancelar deuda de la Provincia con el poder central.



ilustra-cuarteteandoPrevisible: la firma del acuerdo por el déficit de la Caja de Jubilaciones de la Provincia entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Schiaretti se realizó con un acto político que nacionalizó la estrecha relación que une al líder de Cambiemos con el mandatario peronista más influyente del interior.
Hicieron gala de la bonanza institucional sin dejar de recordar el pasado reciente, cuando el kirchnerismo presionaba económicamente a las provincias “díscolas”. Momento formal que fue cediendo terreno para los chascarrillos de compadres. Macri reconoció su preferencia por la segunda capital política del país. Entre bromas, la verdad asoma.
“Querido presidente, con este acuerdo demuestra que sigue teniendo el corazón puesto en Córdoba”, expresó Schiaretti tras la rúbrica que puso fin a un litigio judicial y reportará a Córdoba cinco mil millones de pesos. Macri no se acobardó con los halagos: “Qué bueno que estés Gringo con tu equipo, porque acá, en Olivos, somos mayoría los cordobeses”.
Con el verbo en plural quedó claro que no se refería con exclusividad a los ministros nacionales oriundos de la provincia.
El federalismo fue la guirnalda ornamental del evento político celebrado en Olivos ayer al mediodía. “Tenemos la alegría de trabajar juntos. Tenemos que entender que la Argentina tiene que alcanzar el anhelo y el desafío de ser un país federal”, resaltó Macri, quien pidió abandonar el “un modelo de gobernar en base a la discrecionalidad y la acumulación de poder”.
Schiaretti destacó la gestión exprés para resolver un conflicto de vieja data. “Debo agradecerle al Presidente que en poco más de 10 meses hayamos resuelto la discriminación que la Provincia sufrió durante más de 10 años, en la anterior gestión nacional”, indicó.
“Nosotros siempre defendemos los intereses de Córdoba y también procuramos el diálogo. Por eso, este reconocimiento usted Presidente y su equipo significa que con el diálogo y el consenso entre el Gobierno nacional, las provincias y municipios, vamos a conseguir que nuestra Argentina supere sus dificultades y entre en el camino del crecimiento con justicia social”, agregó el mandatario cordobés.
Por supuesto que no hubo menciones a los fuegos cruzados entre intendentes cordobeses y la gestión provincial por la coparticipación del 15 por ciento de los fondos que reintegró la Nación al “Panal”, en virtud de acuerdo.
La disputa llevó al límite el enfrentamiento entre Schiaretti y Mestre que, luego de un intento de rebeldía de la tropa de Cambiemos y un llamado de Macri, las partes en conflicto asumieron que en la pugna no habría vencedores sino vencidos. Todos perderían capital económico, pero sobre todo político.
Peor aún, mandarían a terapia intensiva al relato trabajosamente construido sobre los beneficios del diálogo; discurso al que suscribieron Macri, Schiaretti y Mestre por igual.
Lo cierto es que hubo una compensación que pasó desapercibida. Schiaretti anunció que reducirá el aporte patronal que realizan los municipios de la Provincia. Una parte, recordó Schiaretti ya fue anticipada para los municipios del interior y ahora, a partir de octubre tocará el turno a la Municipalidad de Córdoba. Cabe recordar que Mestre había denunciado al peronista por “discriminación”.

Detalles del pacto
El acuerdo definitivo entre la Provincia y el Gobierno nacional contempla el reconocimiento de una deuda de $5.000 millones, de los cuales $2.000 millones se abonarán en efectivo y $3.000 millones serán pagados por compensación de deuda permitirá cancelar el pasivo originado por los créditos para Sierras Chicas y reducir el monto del crédito por desendeudamiento.
La parte en efectivo se compone de una transferencia inmediata ($1.500 millones) y el resto ($500 millones) cuando la Caja adecue sus registros contables a los fines de diferenciar ingresos y gastos armonizados de los que no lo son.
Por su parte, la Provincia puso fin al juicio que tenía con Nación ante la Suprema Corte porque la gestión de Cristina Kirchner había desconocido un acuerdo de financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones.



Dejar respuesta