SEP reaviva tensión con Fortuna (ahora por enfermería)

En medio del clima de ebullición gremial, el Sindicato de Empleados Públicos volvió a cargar contra el Gobierno por modificaciones en el área de Salud.

pihen-fortunaEl sector hospitalario es una brasa caliente para la Provincia. Salud está siempre en el foco de los reclamos gremiales y es una de las áreas que mayores dolores de cabeza le ha traído al Panal a lo largo del año. Ayer el SEP volvió a cargar contra el ministro de Salud, Francisco Fortuna, al rechazar la medida que salió de esa cartera para modificar el régimen de Jefaturas de Enfermería.
Según reza el comunicado del SEP, la decisión de la Provincia consiste en aumentar la cantidad de pacientes por enfermeros, lo que va en contra de lo que recomiendan las normas internacionales para estos casos.
“Esta medida consolida la falta de recursos humanos en el sector, recarga la tarea de los trabajadores y además contribuye a bajar la calidad del servicio de salud”, argumentó el secretario general del gremio, José Pihen.
De acuerdo con esta modificación, en el turno noche se asignarán 14 pacientes por enfermero, cuando las normas internacionales indican -según lo que se explican desde el Sindicato- que no deben ser más de seis pacientes por enfermera. En los horarios diurnos cada trabajador tendrá a su cargo 12 personas, mientras que las recomendaciones señalan un ideal de 6. Y en las terapias se aumentará al doble cantidad recomendada: de dos a cuatro pacientes.
El sector hospitalario arrastras una serie de reclamos que exceden la demanda de recursos humanos. Desde principios de año ATE, UTS y otros sindicatos plantean la necesidad de una recomposición salarial diferenciada para el área, además de mayores insumos. El SEP también se plegó a estas demandas, aunque su poder de persuasión en los hospitales es compartido.

Bono de fin de año
Luego de una importante huelga la semana pasada, la CGT Regional Córdoba y la coordinadora de gremio estatales optaron por tomar un poco de tiempo para meditar el resultado de las negociaciones entre la Casa Rosada, los empresarios y el flamante triunvirato de la confederación de trabajadores.
“Aun no hemos tenido contacto con la Provincia”, señaló Pihen ante la consulta de que El Panal ya estudia otorgar un bono de fin de año para los estatales. Sobre la posibilidad de un plus que esté en sintonía con el piso de 2.000 pesos que propuso la Nación, el secretario general indicó que no descartan nada y que están esperando que se los convoque.
No obstante, Pihen insistió en aclarar en que el documento que emitió la mesa de diálogo nacional no garantiza esa suma para todos los trabajadores, sino que se trata de una declaración de intención.
La Provincia ya está evaluando los números. Sin embargo, no quiere ser la primera de las administraciones grandes en anunciar este tipo de medidas, que dejan al descubierto la evolución de la inflación.
El Panal mide los tiempos políticos y económicos. La Provincia de Santa Fe ya se encuentra en tratativas con los gremios estatales, mientras que en Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal, señaló que no está en sus planes otorgar un bono.

Espectro estatal
La temperatura en el arco sindical se mantiene. Recién el lunes por la tarde la CGT Regional Córdoba ser reunirá para ver la evolución de la situación y qué medidas tomar. Mientras tanto los sindicatos mantienen su ritmo de reclamos.
La UEPC comenzó esta semana con las asambleas por escuelas. En la Capital los docentes intentarán plantear un nuevo paro en la asamblea departamental del próximo jueves. El viernes, el plenario provincial dará su veredicto. Los descuentos son un factor a tener en cuenta para ver cómo evoluciona la decisión de los educadores que ya realizaron 6 paros en lo que va del año.
Por su parte, el SEP mantendrá hoy una reunión de delegados del sector de salud y el jueves realizará un plenario provincial.
Los trabajadores de Luz y Fuerza mantienen un encendido reclamo por la paritaria no salarial: Demandan mayores insumos y la incorporación de más personal. Mantienen dos horas de asamblea diarias. Por último, el viernes la Asociación Bancaria de todo el país realizará un paro en demanda de la reapertura de paritarias.