Familia Saillén busca su pase del sindicalismo a la política

Mauricio y Franco Saillén intentarán ampliar su zona de influencia. Apuestan al crecimiento territorial en la ciudad a través de la presencia en los centros vecinales.

surrbacEn los comicios provinciales de 2015 quedó bastante claro que la cúpula del SURRBAC estaba interesada a diversificar sus intereses. De la política sindical y la representación de los recolectores de residuos de Córdoba; el maratónico año electoral que pasó mostró a Mauricio Saillén como un “armador”.
Intentó organizar al movimiento obrero para apoyar la continuidad del proyecto político del Frente para la Victoria y, como fruto de la apuesta, su hijo Franco logró una banca en la Legislatura. Ahora, la jugada es más moderada pero devela el proyecto a futuro del dirigente gremial: las elecciones en los centros vecinales de la ciudad y su fortalecimiento para que su espacio compita por cargos electivos.
Se da por descontado que el trabajo territorial es el más pesado, pero que muestra sus frutos en el largo plazo. El radicalismo cuando llegó a la Municipalidad de Córdoba, después de más de una década de permanecer ajenos a las políticas del Palacio 6 de Julio, se propuso reorganizar los centros vecinales, convocando a elecciones en cada sede.
Desde el SURRBAC blanquearon sus pretensiones con motivo de la renovación de autoridades del Centro Vecinal de Villa El Libertador, un bastión electoral clave para una elección municipal, por ejemplo. Por medio de las redes sociales, desde el sindicato celebraron con bombos y platillos haber colocado a cinco miembros –de seis- en la Junta Electoral para los comicios en ese barrio del sur de Córdoba.
Realizan una aclaración a los fines de evitar sospechas: afirman que los integrantes del organismo fueron sorteados, pero el SURRBAC logró imponerse porque patrocinó al 70 por ciento de los asambleístas que se anotaron para participar, luego de acreditar su residencia en el barrio, según informó el periódico barrial La Décima.
Deberán ganar la elección con votos para colocarse los laureles el 18 de diciembre. La aseveración parece elemental, pero suficiente para que el gremio de los recolectores tenga una motivación adicional para encarar la puja con optimismo.
Lograr un triunfo en el barrio más populoso de la Capital –según el último censo, 27 mil personas habitan en la zona- dará un anclaje fuerte al sindicalista que muestra interés en pegar el salto a las arenas de la política. Se sumaría a las tres Marías de Saillén, los centros vecinales de Sacchi, Santa Isabel Primera Sección y Mirizzi.
El vecinalismo será la herramienta. No es casual que el hijo legislador de Saillén tenga una fuerte presencia en los barrios de Córdoba, a través de la organización de actividades propias. También, se vale de otros organismos y teje relaciones con otros sectores de asistencia social o de la vida universitaria, como las agrupaciones que lograron eyectar a la Franja Morada de la Federación Universitaria de Córdoba.
Saillén (h) junto a las Vecinales Unidas organizarán este viernes un debate al que concurrirán referentes políticos y sociales como el diputado del PRO Javier Pretto; el sacerdote de barrio Müller, Mariano Oberlin; el vocal de la agencia Córdoba Deportes, Juan Viola; el director de Alumbrado Público municipal, Matías Schiarolli; y el director de Seguridad Ciudadana de la Provincia, Alfredo Magallanes.

Listas en pugna

Según consigna el periódico citado, la lista del SURRBAC será encabezada por el recolector Aldo Ortega. La UCR competiría con la la hija del subdirector del CPC 6, Julio Abel Páez.
Otra agrupación vecinal interesada es la impulsada por el ex candidato a intendente y concejal de ADN, Tomás Méndez. La última boleta uniría a espacios de izquierda como Polo Obrero y Barrios de Pie; con agrupaciones kirchneristas como La Cámpora y Movimiento Evita.



Dejar respuesta