Típico: Mestre tendrá más fondos; Suoem quiere su parte

El gremio está determinado a discutir salarios. En el Ejecutivo municipal entienden que la pauta lograda es suficiente. La incongruencia de las posturas tendrá consecuencias para los vecinos: iniciaron las asambleas en CPC y otras reparticiones. Hoy habrá reunión de delegados.

ilustra-daniele-y-mestre-vaquerosEn conversaciones off the record con funcionarios municipales se descubre una constante: la fuente comenta que hay fondos frescos para una obra o mejora determinada, pero enseguida pide que la información se mantenga en reserva hasta que el proyecto vea la luz.
Piden discreción para evitar que la cúpula del Suoem tome nota y comience a enarbolar una bandera de reclamos para exigir una tajada de los recursos para sus afiliados, los mejores pagos del sector público.
El intendente Ramón Mestre estuvo acompañado por la buena vibra cuando la Provincia reconoció el reclamo de los dirigentes municipales de Cambiemos por la retroactividad de los fondos coparticipables extra, fruto de un acuerdo con el Gobierno nacional. En la puja, partieron diferencias económicas. Los intendentes tendrán fondos frescos para cerrar el ejercicio con tranquilidad y cumplir los compromisos salariales con sus agentes (aguinaldos y vacaciones).
El gobernador Juan Schiaretti evitó un conflicto judicial. El presidente Mauricio Macri observó con beneplácito como sus socios lograban un acuerdo en virtud de la “magia” del diálogo. Pero esto supuso una presión adicional para Mestre, de índole interna.
Decíamos, el mandamás del municipio y sus socios políticos lograron torcer la posición tomada en el “Panal” en cuanto a la fecha de reintegro del 15 por ciento de la coparticipación. Sin embargo, la liquidez que tendrán las arcas municipales fruto del endeudamiento externo y el reintegro referido es música para los oídos de Rubén Daniele, quien planteó a los negociadores su voluntad de fijar la pauta salarial para el resto del año.
El pedido fue formal. Pasivo, si se busca un adjetivo que sorprenda en el contexto. Ocurrió en el marco de la polémica por el fondo de fin de año que cerró la CGT unificada con el poder central. Daniele le recordó al Intendente, quien se refirió al tema sin descartarlo ni afirmarlo, que el gremio jamás aceptó una modalidad de compensación no remunerativa.
Aprovechó para blanquear que el acuerdo cerrado en agosto venció. Del 30,9 por ciento obtenido a la fecha, faltan varios puntos para la pretensión final del histórico sindicalista, quien espera alrededor de 39-40 puntos, como obtuvo su par municipal, el titular del Surrbac Mauricio Saillen.
El contrapunto quedó suspendido por el viaje de Mestre a la santificación del Cura Brochero en el Vaticano. Los funcionarios que quedaron a cargo del municipio afirmaban que no habría respuestas a las inquietudes salariales del Suoem hasta que el radical volviera.
Durante la peregrinación masiva de dirigentes políticos cordobeses a la ceremonia encabezada por el papa Francisco en la Plaza de San Pedro, se desconocía qué sucedería con la pelea desarrollada en el marco de la mesa Provincia-municipios por la coparticipación. Un recordatorio: antes de partir, Mestre dio señales a Daniele que, si recibía más recursos, habría más chances de reabrir la paritaria.
Así fue. Y Daniele es memorioso.
En el Ejecutivo municipal hacen números y se aferran a las aseveraciones de la plana mayor de Cambiemos que jura que la inflación está bajando. Schiaretti hace lo mismo y aguanta las embestidas de los gremios estatales por más haberes.
Parece que esta vez, Mestre desea que cada peso que ingresa al municipio se luzca en obras. Lo necesita.
Daniele manifiesta un comportamiento típico: antes del arreglo de Mestre y otros intendentes con la Provincia, el caudillo gremial mantenía una actitud moderada. Conocedor de los números, sabe que la recaudación municipal atraviesa momentos críticos producto de la crisis económica.
Suoem abre fuego
Con el “extra” que recibirá el radical, el escenario cambia. Daniele está dispuesto a levantar el perfil para reabrir la mesa de negociación. Apelará a una táctica clásica: asambleas de mediana duración, pero en áreas sensibles. En la jornada de ayer, la retención de servicios comenzó en todos los CPC con el argumento genérico “incumplimiento de acta compromiso”.
El estado de conflictividad podría extenderse. El Suoem tendrá hoy una reunión especial del cuerpo de delegados para fijar posición ante la reticencia del Ejecutivo de reactualizar los salarios en lo inmediato. Se presume que el resultado de la cumbre no será positivo para Mestre, pero en especial para los contribuyentes.



Dejar respuesta