Tras la paz Schiaretti-Mestre, UCR retoma críticas al gobierno

El Comité Central acusó al gobierno de mentir y de tratar de quebrar a la oposición

Por Alejandro Moreno
[email protected]

alberto-zapiolaRamón Mestre celebró públicamente el acuerdo al que llegaron los intendentes de Cambiemos, fundamentalmente los radicales, con el gobierno de Juan Schiaretti por los fondos que reclamaban, pero en la UCR tratan de que la celebración del consenso no les termine por aguar la pólvora con que dispararán críticas al peronismo en el retiro de Villa Giardino, dentro de dos fines de semana.
En Villa Giardino, el viernes 4 y sábado 5 de noviembre, la UCR volverá a hacer unos de los tradicionales congresos partidarios, para el cual, a diferencia de otras veces, se llegará con un libreto bastante preciso: se tratará de cuestionar al gobierno de Schiaretti y de no decir ni una palabra de la comezón que provoca la alianza con el PRO.
La estrategia es consolidar un discurso claramente opositor y no abrir la grieta que ya existe por la coalición Cambiemos, entre los que la gozan, los que la soportan, y los que la rechazan. De eso, mejor hablar en otro momento. En ese sentido, la nueva conducción del Comité Central, a cargo del mestrista Alberto Zapiola, tiene claro que cualquier división dará pastos a las fieras que especulan con una traición del PRO para terminar aliándose a Unión por Córdoba en 2017 (y, luego, en 2019), sepultando las ambiciones radicales de recuperar el gobierno provincial.
Por ello, el acuerdo de la Mesa Provincia-Municipios, el jueves pasado, bien puede ser festejado a micrófono abierto por Mestre (de otra manera caería en una descortesía con quien acaba de cerrar el pacto), pero no debe bajar el poder de fuego de la artillería radical.
“Este es un reconocimiento político-institucional histórico a la autonomía municipal”, dijo Mestre el jueves, agitando una de las banderas tradicionales del radicalismo cordobés. Es un hecho importante para Cambiemos haber logrado el reconocimiento de derechos que al principio fueron negados”, agregó.
Pero desde el Comité presidido por Zapiola partieron las críticas al gobierno peronista.

En la UCR recordaron, en primer lugar, que “hace quince días Schiaretti afirmó no deberle a los municipios”, y que luego “acordó devolver 710 millones de pesos”. La propuesta original del gobierno, enfatizaron, había sido de 230 millones de pesos para tratar de “quebrar a la oposición”,

En la UCR recordaron, en primer lugar, que “hace quince días Schiaretti afirmó no deberle a los municipios”, y que luego “acordó devolver 710 millones de pesos”. La propuesta original del gobierno, enfatizaron, había sido de 230 millones de pesos para tratar de “quebrar a la oposición”, en referencia a que los intendentes del PRO y algunos de la UCR querían aceptar.
Además, advirtieron que “seguiremos reclamando las sumas no reconocidas”; esta última es una señal para muchos intendentes de la UCR que no querían firmar porque el reclamo original sumaba unos dos mil millones.
El Comité Central sostuvo también que “el reconocimiento de la deuda con los municipios por la retención de fondos coparticipables demuestra que el gobierno provincial no decía la verdad”.
Asimismo, consideró que “exhibe el desmadre de las finanzas provinciales después de diecisieta años de gobierno de Unión por Córdoba”.
“El gobernador –continúa- debería ocuparse más de sus indisimulables e innegables diferencias con De la Sota, que de buscar dividir a Cambiemos”. “Mientras Schiaretti se muestra apoyando al Presidente, su antecesor se esfuerza por criticarlo cada vez que puede”, puntualizó. Y se preguntó: “¿cuál es la verdadera Unión por Córdoba?”.



Política pinocha
Por su parte, el legislador provincial Miguel Nicolás le agregó más leña al fuego. El acuerdo “evidenció otra gran mentira de Unión por Córdoba, que sostenía que no debía nada”. “Esta política pinocha es una mala costumbre a la que nos quieren acostumbrar aquellos que gobiernan hace diecisiete años; afirman cuestiones sabiendo que faltan a la verdad”, dijo. “La mentira, se sabe, tiene patas cortas, siempre deja pistas y es fácil rastrearla. El pueblo soberano se encargará de recordárselo al gobierno de Unión por Córdoba”, pronosticó.



Dejar respuesta