La hora más dura de Armando Pérez

El presidente de la Comisión Normalizadora fue objeto de denuncias por los clubes del ascenso, Tribunal de Disciplina y los clubes, por extralimitarse en funciones. Piden asamblea a fin de mes y elecciones en noviembre. ¿Macri le soltó la mano?

Por Federico Jelic

armando-perezSi lo que vivía Armando Pérez al frente de AFA era una tormenta, ahora está travesando una tempestad o un huracán peor que el Mathew, que azotó las costas de Miami, o un alud en el Himalaya. Todos complotados en su contra. Todos: categorías de ascenso, equipos chicos de Primera División que pagaron el reparto desigual del dinero de la TV y hasta Tribunal de Disciplina. Hoy será clave el tema con respecto al avance de una Asamblea Anual Ordinaria y destituyente, y a su vez para saber el rol que cumplirá el presidente de los argentinos Mauricio Macri, si le suelta la mano o no a la Comisión Normalizadora que él mismo designó con la venia de FIFA. Se vienen dos semanas de terror, de miserias y con un solo perjudicado: el fútbol argentino.

Artillería pesada
Hay versiones de todo tipo, pero una sola realidad: a Pérez lo quieren voltear y cualquier excusa es válida. Y si no hay, lo mismo se insiste con el llamado a elecciones. La comisión regularizadora en AFA apenas lleva tres meses y nunca tuvo paz. Y son aquellos precisamente que participaron y armaron el empate 38 a 38 en las bochornosas elecciones pasadas, con 75 asambleístas, los que promueven esta especie de “impeachment” contra la intervención del ente madre mundial. Un descaro total, sobre todo por parte del vice de Nueva Chicago Daniel Ferreiro, hombre fuerte de la mesa de la B Nacional, y Claudio “Chiqui” Tapia, titular de Barracas Central, peso pesado del ascenso metropolitano y, además, concuñado de Hugo Moyano y “Grondonista residual”. Todos los vicios. Son quienes lideran la “revolución”.
El presidente de Belgrano tuvo todas en contra. La gota que rebalsó el vaso fue la designación de Claudio Úbeda al frente del seleccionado Sub 20. No se trató de un tema económico, como venían reclamando los clubes denominados chicos. Se presentaron 44 carpetas con proyectos idóneos, pero el elegido fue el técnico de la reserva de Racing Club, que ni siquiera habría presentado la suya. Algunos dicen que eso colmó la paciencia de Macri.
Muchos frentes abiertos. Como también su falta de pronunciamiento sobre el sexto cupo de la Copa Libertadores 2017, que le corresponde legalmente a Atlético Tucumán, aunque Independiente no sabe qué otra puerta más tocar para forzar un partido desempate. El silencio del empresario de los cosméticos es directamente, en este caso, en defensa propia. Ya no puede sumar más golpes. Sobre todo, después de algunas promesas incumplidas con el ascenso y los clubes de Primera.

Sancionado por el Tribunal de Disciplina
Fue una locura. Miembros del ascenso reunidos con el Tribunal de Disciplina armaron un dictamen que fue enviado a FIFA, buscando elecciones el mes próximo. Bien improvisado. Todo vale para el golpe de Estado. Y en siete puntos, denuncian razones por las que el comité normalizador debería ser apartado de sus funciones. A grandes rasgos, son los siguientes
1-Falta de certezas de inicio de torneo (demorado dos semanas) debido a la inexistencia de pautas de distribución de los dineros de “Fútbol para Todos”. ¿Qué van a pedir en diciembre cuando quede sin efecto el contrato de la televisación abierta pública y gratuita?
2- Denuncia sobre la política de despidos implementada por el Comité Regularizador, desvinculación de empleados con larga trayectoria dentro de la AFA. Vale decir, algunos anquilosados y otros con “vicios”.
3-Incorporación de nuevos empleados de confianza de Pérez, como Víctor Taboada (gerente de Tsu Cosméticos) y Santo Biasatti como director de medios. O sea poner su gente y no dejar los que estábamos.
4-Incumplimiento de los objetivos para los cuales el Comité de Regularización fue creado. No se ha iniciado la revisión de los estatutos de AFA para adaptarlos a los modelos de FIFA, ni se inició el proceso eleccionario a fin de instaurar nuevas autoridades en esta Asociación. Van tres meses, che.
5- Expresiones de los miembros del Comité Regularizador, presentándose como los representantes del gobierno argentino. Califican la actuación de ese organismo como un órgano interventor gubernamental. (¿Sabrán que se interviene porque AFA por sí sola no pudo hacer elecciones transparentes y terminaron empatados?)
6- Manifiestan que el Comité ha ordenado el traslado de la sede histórica de la Asociación en la calle Viamonte e impide a los dirigentes de los clubes ingresar a las dependencias donde se han instalado en la actualidad (Predio de Ezeiza de la AFA). Es decir, nadie puede entrar como si fuera su casa a hacer lo que le plazca.
7- Denuncian la transferencia intempestiva de todos los derechos de televisación a la empresa Torneos y Competencias S.A., la cual, según señalan, no es otra que aquella que comandaba el Sr. Alejandro Burzaco, quien se encuentra con prisión domiciliaria por la investigación de corrupción y pago de coimas en el fútbol efectuado por el Gobierno de Estados Unidos. Ahí sí, eso es cierto pero viene de Macri, utilizando como vehículo al comité normalizador.
8- Lo acusan de que, con estas medidas, el Comité se está extralimitando de sus funciones y generando compromisos que impedirán la libertad de actuación de las futuras autoridades de esta asociación. Vale decir, una refundación en donde todos los que estaban antes, no podrán actuar con facilidad. Ahí se entiende todo lo anterior.



Internas del comité, AFA no es Belgrano
Pérez también tiene su responsabilidad para que esta situación llegue a este punto. Le faltó cintura política. AFA no es lo mismo que Belgrano. Al sumar a Víctor Taboada como principal hombre de confianza en la toma de determinaciones, quedó sin actuaciones el contador de la Normalización, Pablo Toviggino. El tesorero santiagueño nunca tuvo en sus manos algunos documentos claves y él mismo se habría remitido a la jueza Servini de Cubría, interventora judicial, por algunas fondos sin destinatario claro. Hay divisiones entre los cuatro miembros designados, y todos acusan al titular de Belgrano como dueño de un accionar individualista. Para colmo, la abogada y asesora legal del núcleo, Carolina Constanzino, se encuentra en China renegociando el contrato del delantero Ezequiel Lavezzi, actividad incompatible con el cargo que le fue otorgado en AFA.
En ese sentido, solo el secretario de asuntos legales Javier Medin, a quien Macri conoce de su paso en Boca Juniors, quedaría al frente de AFA hasta diciembre, de confirmarse el boicot a Pérez. Pero claro, por ahora, solo rumores, pero si el río suena…
Llama la atención la gran cantidad de operadores pro elecciones sobre todo dentro de la prensa. En especial Alejandro Fantino. Estaba claro que por su identificación y trabajo con el Canal América, iba a apoyar al titular del monopolio Daniel Vila como futuro presidente en AFA y estuvo a cargo, dicho sea de paso, en todo el proselitismo. Recurrentes eran sus editoriales contra Julio Grondona, y ahora lo son contra Armando Pérez. Su influencia no es poca, y por eso es que varios medios se hicieron eco, anunciando ya la pronta salida de la Junta Normalizadora.
La cuestión es que Pérez está entre las cuerdas, al menos desde lo mediático. Hasta que Macri no se pronuncie al respecto y desde FIFA no salga un apoyo expreso a este proceso, cualquier especulación destituyente puede tomarse como válida. Y el fútbol argentino, como único damnificado.



Dejar respuesta