Anuncios nacionales anticiparían descompresión de tensión gremial

El movimiento obrero cordobés crítico con dureza las situación económica nacional e insistió con la reapertura de la discusión paritaria ante El Panal.

Telam Córdoba 19/10/2016 Masiva marcha de los gremios estatales, en reclamo de reapertura de paritarias, por la derogación de la ley provincial de ajuste previsional, y por el aumento del bono de 1000 pesos para quienes cobran la jubilación mínima y la Asignación Universal por Hijo. Colapso el escenario donde estaban los dirigentes 19/10/2016 foto Irma MontielEl mismo día que el grueso de arco gremial cordobés salió a la calle a manifestar su preocupación por la situación económica y reclamarle duramente a la Casa Rosada y al Panal una respuesta, desde Buenos Aires, la plana mayor del Gobierno nacional anunció una batería de medidas para el sector que anticipan, al menos en los papeles, un alivio para las demandas de los sindicatos. Aunque todavía hay que ver su desenlace.
En el mediodía de ayer, las dos CGT cordobesas y la coordinadora de gremios estatales realizaron una importante concentración en boulevard San Juan y Vélez Sarsfield. Luego de un incidente con el escenario –cedió la estructura pero nadie resultó con heridas de gravedad- el secretario general de la UEPC, Juan Monserrat, el titular del Suoem, Rubén Daniele, el líder del SEP, José Pihen, dispararon dardos muy críticos contra el gobierno nacional y el provincial.
El reclamo principal de las centrales obreras es la reapertura de la discusión paritaria. Una demanda que a estas alturas amanece complicada. Máxime cuando la Nación ya dio el visto bueno para que comience la negociación para un plus salarial de fin de año.
Ayer el jefe de gabinete de la Nación, Marcos Peña, luego de la mesa de diálogo con el triunvirato de la CGT Nacional y el sector empresarial, anunció en compañía de los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y de Trabajo, Jorge Triaca un aumento extraordinario como para el sector privado con un piso generalizado. “Se abrirá una negociación por sector para el pago de un bono extraordinario para fin de año, de suma no remunerativa y como referencia base un monto de 2 mil pesos por trabajador”, afirmó el funcionario nacional.
Esta luz verde para emprender una discusión con los trabajadores es extensiva a los gobiernos provinciales y municipales. La señal de la Nación le permite ahora al Panal contemplar los reclamos de los sectores estatales –fundamentalmente SEP y UEPC- sin temor a minar las relaciones con la Casa Rosada. La ingeniería de acuerdos que mantienen la Provincia y la Nación tiene múltiples variables y cualquier tipo desfasaje puede alterar el resto de la estructura. Traspasar los límites acordados del déficit fiscal era una de las variables más caras. Resta esperar la respuesta del Centro cívico.
El acuerdo entre la Nación, los empresarios y las cúpulas sindicales nacionales plantea un escenario gremial más descomprimido. Sin embargo el movimiento obrero cordobés se manifestó ayer en duros términos contra el gobierno nacional por la situación económica, la inflación, la precarización laboral y los despidos y suspensiones en el sector.

Documento
El documento que emitieron las dos CGT tiene pasajes sumamente críticos a las administraciones nacionales y provinciales y a las gestiones municipales por “ejercer políticas antisindicales”. En primer lugar plantearon “una permanente agresión al poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores formales con un aumento incontenible de los precios de los artículos de primera necesidad y de los impuestos y servicios y con una cerrada negativa al pedido de reapertura de paritarias para discutir cómo compensar esa pérdida de valor adquisitivo”.
También señalaron con preocupación las formas precarias de contratación, tanto en el sector privadas como en el estatal y la ola de despidos y suspensiones que sufren los trabajadores. En otro de sus párrafos el texto reza: “La subsistencia de más del 40% de los trabajadores en condiciones de informalidad que conforman la inmensa mayoría de ese ignominioso 33% de pobres e indigentes de que dan cuenta las cifras oficiales y que son una verdadera vergüenza nacional”,
Por último el documento apunta al impacto del Impuesto a las Ganancias en los bolsillos de los trabajadores y la situación de los jubilados, tanto provinciales como nacionales.

Luz y Fuerza
Por su parte los tres gremios de Luz y Fuerza provinciales (Capital, Regional y Río Cuarto), anunciarán hoy un nuevo plan de lucha para reclamar por mejores condiciones de trabajo. En el auditorio de Deán Fúnes los tres secretarios, Gabriel Suárez, Eduardo Brandolín y Julio Chávez darán a conocer la primera etapa la de la huelga que incluirá asambleas de dos horas por turno. Los sindicatos plantean la necesidad de más de personal y equipamiento.



Dejar respuesta