En Córdoba, Aprender 2016 tuvo aval de UNC y gremio docente

A pesar de los intentos de boicot, se llevó a cabo ayer la Evaluación Nacional. Dirigentes sindicales y autoridades universitarias respaldaron la prueba.

ilustra-los-estudiantes-en-la-balanzaSe llevó a cabo ayer en todo el país la Evaluación Nacional Aprender 2016, un operativo mediante el cual estudiantes de escuelas primarias y secundarias de todo el territorio nacional realizaron una prueba de conocimientos, con el objetivo de diagnosticar el estado del sistema educativo.
A pesar de los numerosos llamados a boicotear Aprender 2016, que surgieron desde sectores gremiales, políticos y estudiantiles, el operativo concluyo con éxito, contando con casos aislados de inconvenientes puntuales.
En Córdoba, la Evaluación Nacional cosecho dos avales de trascendencia: el de Juan Monserrat, secretario general de UEPC, y el de Hugo Juri, rector de la UNC.

La prueba de la polémica

La Evaluación Nacional Aprender 2016 alcanzó en todo el país a 1.400.000 estudiantes, de más de 31.000 escuelas públicas y privadas de los 24 distritos provinciales. Los mismos son todos aquellos que cursan actualmente el sexto grado de la primaria y el último año de la secundaria, así como una muestra representativa de los que cursan el tercer grado de la primaria y el tercer año de la secundaria.
En Córdoba, estuvieron comprendidos más de 97.000 estudiantes: casi 60.000 de primaria y más de 35.000 de secundaria, alcanzando en total casi 5.000 aulas de toda la provincia.
De acuerdo a las autoridades nacionales, el objetivo del operativo es “relevar información oportuna y de calidad sobre los logros alcanzados y los desafíos pendientes del sistema educativo”. Asimismo, aseguraron que “Los resultados permitirán brindar orientaciones que contribuyan a la mejora continua de los aprendizajes y a una mayor equidad, y planificar políticas que optimicen la calidad educativa”
Sin embargo, la misma fue rechazada en duros términos por referentes de las centrales sindicales nacionales de docentes, por referentes de distintas agrupaciones kirchneristas y por organizaciones de estudiantes secundarios.
La mayoría de las críticas coincidieron en que el método estandarizado (una misma evaluación para todos los estudiantes sin ningún tipo de consideración del contexto) arrojará resultados no representativos de las problemáticas particulares que pueden existir en cada establecimiento escolar o del contexto socioeconómico en el que está inserta una población estudiantil en particular.
Sin embargo, el propio ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, se expresó al respecto, asegurando que “la evaluación no nos va a decir cuáles son los problemas, no va resolver nada, es como la radiografía, por sí sola no va a curar el hueso, pero por lo menos queremos hacer un plan con información verídica y veraz, que hoy no la hay”.
La Evaluación Nacional Aprender 2016 reemplazó en esta oportunidad al Operativo Nacional de Evaluación, instancia contemplada en la legislación nacional educativa pero que no se llevó a cabo con una frecuencia anual por los últimos gobiernos.

Avales cordobeses



A pesar de las críticas nacionales, en Córdoba asomaron comentarios de apoyo para Aprender 2016.
El titular de la UNC aseveró en declaraciones a la prensa que “es necesario evaluar” como una manera de diseñar mejores políticas educativas, puesto que “no hay que esperar diferentes resultados cuando se hacen las mismas cosas” de acuerdo a su visión.
“No sirve hacer política con esta evaluación”, aseguró Juri, para luego agregar que “las mejoras en educación no son responsabilidad de un gobierno, sino que los resultados corresponden a un determinado momento.
De manera similar se expresó Monserrat. El titular del gremio de docentes cordobeses, de extracción kirchnerista, expresó que “es necesario para poder corregir, tomar decisiones, evaluar cómo están los aprendizajes de los alumnos y fundamentalmente cuáles son las cosas que hay que hacer para mejorarlo”.
Sin embargo, haciendo gala de su perfil opositor al gobierno que encabeza Mauricio Macri, aseveró que este procedimiento de evaluación en particular podría estar viciado, debido a la filtración de algunas preguntas que se produjo en las redes sociales horas antes de que comenzase el mismo.
Las situaciones de boicot efectivo por parte de los docentes o estudiantes en la provincia de Córdoba fueron de un número insignificante para la dimensión del proceso, aseveraron autoridades de la cartera educativa.



Dejar respuesta